7 años sin Johnny Ramone. Recordamos al guitarrista de los Ramones y su relación con las seis cuerdas

Hace poco recordábamos en un especial a Joey Ramone, cuyo cumpleaños hubiera sido el 19 de mayo. Hoy lo hacemos con la otra parte imprescindible del cuarteto de Queens, Johnny Ramone. Tal día como hoy, 15 de septiembre, fallecía en su domicilio de Los Angeles a causa de un cáncer de próstata.

La historia de Johnny va indefectiblemente ligada a la de Joey, es por eso por lo que no nos vamos a explayar demasiado en estas líneas, ya lo hicimos anteriormente. Sí que vamos a ahondar en su técnica en cuanto a la guitarra, técnica que él mismo creó (sin saberlo) el “Downstroke”. Esto es; golpear las cuerdas de una sola rasgadura, hacia abajo, desde la sexta a la primera. Esta técnica, que en principio podría parecer fácil, es en realidad una técnica cansada y complicada de ejecutar durante un largo periodo de tiempo. Probad a hacerlo (los guitarristas) durante un rato sin parar y luego veréis el dolor de muñeca. Imaginaos ahora durante una hora y media sin parar. “One, two, three, four!

Johnny fue siempre un guitarrista sencillo pero efectivo y no pareció que avanzara mucho a nivel técnico, al menos en los directos, nunca fue guitarrista de punteos y la pose que lucia en el escenario fue marca de la casa Ramone durante toda su vida. Al principio fue odiado por guitarristas virtuosos y músicos de “manual”, le llegaron a tachar de “punk que machacaba las cuerdas”. Pero al final fue reconocido por propios y extraños al haber mantenido durante toda la vida un estilo único y propio y, aunque parezca mentira, difícil de imitar.

Johnny
también fue siempre fiel a una marca de guitarras, Mosrite. Una marca californiana que comenzó su andadura en los años cincuenta, fabricando guitarras de manera artesanal, que serian adoptadas por los grupos de Surf de la época. Su diseño, extremadamente delgado y dinámico, y el sonido (muy cálido)  les hacían ser guitarras muy apreciadas por los surfers. Mítico es el modelo Venture, creado para el grupo The Ventures, mas tarde reconvertida al modelo MARK I, que sería la favorita de Johnny.

Pero volvamos a Johnny, el Ramone consiguió su primera guitarra Mosrite, que perdió en 1977, por unos cincuenta dólares en una tienda de Nueva York. Hoy las guitarras Mosrite originales alcanzan precios de 2.000 y 3.000 dólares, aunque hay marcas como Eastwood que tienen licencia para fabricar algunos modelos a coste muy reducido, desde 400 a 600 dólares.

Johnny nunca fue amigo de usar muchos pedales de distorsión, el equipo que siempre utilizó en directo fue este: Amplificador Marshall JMP (Cabezal y caja), pedal afinador de BOSS  modelo TU-12 y un pedal de fabricación casera A/B Box. Como veis un sistema sencillo pero eficaz como su manera de tocar y sus composiciones. En el año 2003 fue incluido por la revista Rolling Stone en el puesto número 16 entre los 100 mejores guitarristas de la historia del Rock, una lista polémica entre los amantes de los guitarristas virtuosos, que no podían entender como Johnny Ramone o Kurt Cobain se podían situar por delante de guitarristas como Brian May.

Poneos cualquier canción de los Ramones a toda pastilla, ese es el mejor homenaje que podéis hacer al guitarrista más garrulo (con cariño) de toda la historia del Rock & Roll.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.