Angel Olsen – My Woman (Jagjaguwar/Popstock!)

El cuarto disco de estudio de Angel Olsen supone un concluyente golpe de autoridad de su autora, con el que confirma definitivamente todas esas sensaciones positivas insinuadas (con fuerza) en trabajos previos. En el presente álbum la norteamericana demuestra un equilibrado y valiosísimo manejo entre la consistencia y la sensibilidad, dando a luz una obra incontestable gestada precisamente a partir de esa ponderación.

La vocalista también aprovecha en beneficio propio el actual tirón de popularidad de compañeras de liga como Shilpa Ray, Sharon Van Etten, la australiana Courtney Bartnett, Laura Gibson o, por supuesto, la atemporal PJ Harvey. Olsen se une así a esa lista que enumera féminas con personalidad y carácter arrollador, cuyos sentimientos resultan revertidos hacia canciones enérgicas pero dotadas con alma profunda. Aunque los ramalazos de country-folk continúan visibles, lo cierto es que la artista se vuelca ahora más indisimuladamente hacia el pop y el rock, para ganar así pegada, recorrido y en ocasiones también un músculo favorecedor con las propias composiciones.

My Woman (2016) es puro nervio a pesar de incluir pasajes de evidente delicadeza, y no rebaja el nivel en ninguna de sus diez paradas, incluyendo entre su selección joyas como “Never Be Mine”, “Sister”, “Shut Up Kiss Me”, “Give It Up” o “Pops”. Dos años y medio después de destacar con el también notable Burn Your Fire For No Witness (2014), Angel Olsen se confirma como pieza destacada dentro de su campo de acción, en base a una ardorosa credibilidad y temas atemporales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.