Austra – Teatro Barceló (Madrid) 06/04/17

Como musa del colectivo LGBT, Katie Stelmanis podría haber aprovechado su micrófono para emitir un alegato a favor de los gays y las lesbianas. También podría haber mostrado su opinión en lo que concierne a la política o podría haber lanzado un mensaje en contra de la violencia de género, especialmente teniendo en cuenta que su actuación se encontraba anoche englobada en el festival Voces Femeninas, SON Estrella Galicia. Pero no. La cantante de Austra se limitó a cantar y a generar una atmósfera muy positiva en el Teatro Barceló de Madrid.

“No llevo borracha desde las siete y media para esto”, expresaba una de la asistentes al ver cómo la que salía al escenario primero no era la carismática Stelmanis sino la telonera Pixx. Sin embargo, la británica no solo supo hacer que el tiempo volase sino que incluso logró que desde el público acabasen lamentando el momento en el que la cantante anunciaba que cantaría su última canción antes de dar paso a la artista principal.

Pasadas las nueve, la líder de Austra pisó la tarima con un vestido camisón rojo y botas negras dispuesta a complacer a todos sin pasar por alto la presentación de su nuevo disco. De Future Politics gustaron especialmente “Utopia”, “I Love You More Than You Love Yourself” y “I’m a Monster”, tema con el que llegó el momento más goth de la noche. El chorro de voz de Stelmanis llegaba a todas las esquinas de la sala e incluso se permitió tocar “Forgive Me” retirada al teclado de un lateral del escenario, pero los arranques electrónicos eran los momentos más celebrados por los asistentes.

De esta manera, “Beat and the Pulse” rompió el cascarón del anochecer y ensordeció el Teatro Barceló. Con el músculo tenso y las ganas de bailar completamente descontroladas, Austra empalmó con “Lose It” y el teclista Ryan Wonsiak, que parecía sacado de un anuncio ochentero de ropa para hacer footing, encendió al público saltando, danzando y chasqueando los dedos conmucho estilo.

Stelmanis ofreció su mano a sus fans literalmente en una comunión de buen rollo altamente contagiosa antes de oscurecer el escenario con “The Villiain”, un tema que electrizó a la propia cantante y a los suyos, especialmente en un cierre en el que la batería Maya Postepski se machacó con el techno drum.

A la vuelta del descanso, los bises ofrecieron un último fiestón con “Painful Like”, demostrando que el público sigue todavía más enganchado a los dos primeros discos de Austra. A pesar de que “Hurt Me Now” fue un tema de fin de fiesta que dejó fríos a la mayoría, con una coloquial despedida en perfecto castellano, Stelmanis se despedía de sus amigos de Madrid, que iban dejando la sala con una gran sonrisa y deseando marcar en su diario la casilla de ‘por fin he visto a Austra en directo’.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.