Ben Folds – So There (New west records / [PIAS])

La verdad que Ben Folds Five fue una de esas bandas atípicas noventeras a las que no se les hizo justicia. Los pocos que caímos cautivados ante su rock alternativo carente de guitarras y llevado, por el contrario, con brío y solvencia por un piano, descubrimos el encanto de discos tan inteligentes y recomendables como Whatever And Ever Amen (1997), una suerte de piano-power-pop adictivo y ágil. El trío terminó por disolverse en su día –obviando el regreso puntual hace tres años- y esto supuso, sin embargo, el ascenso fulminante de la carrera en solitario de su líder, el propio Ben Folds. Esta vez, el autor detrás de discos tan bien cocinados como su debut Rockin´ The Suburbs (2001), quizá su mayor cima hasta el momento, se hace acompañar del colectivo orquestal de New York yMusic para confeccionar un trabajo de pop-rock de cámara, ni más, ni menos.

Alejado -en parte- de la pomposidad que pudiera acuciar al proyecto, y sin desdeñar la sutilidad compositiva que siempre ha caracterizado la obra de Ben Folds, So There (2015) surge como un híbrido entre su espíritu popular y su ambición compositiva clásica, la cual le llevó a la creación de un concierto para piano y orquesta, incluido aquí tras la colección de ocho canciones más acorde con lo que nos tiene acostumbrado el norteamericano. En la primera parte del viaje junto a yMusic, lo más destacado me parece un par de temas tan bonitos como “Long way to go” y “I´m not the man”, que recuerdan incluso al Rufus Wainwright más pizpireto.

Para la elaboración del concierto anteriormente citado, Ben Folds contó con la Nashville Symphony. El disco está compuesto por tres movimientos y entroncado tras el grueso de temas; la principal causa de que, a esas alturas, exista una cierta sensación de empacho que impide apreciar en su justa medida el que probablemente sea su paso más codicioso y académico hasta ahora.

Eschúchalo en Spotify.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.