Berri Txarrak – Denbora da polígrafo bakarra (Only in Dreams)

Haria (11) supuso un espaldarazo definitivo en la discografía de Berri Txarrak. Un disco directo a la yugular, enérgico, sin fisuras, que les aupó dentro y fuera de nuestras fronteras- incluso -como uno de los referentes más vibrantes del rock alternativo y el post-hardcore.

Esa posición, diríamos, privilegiada podría haber hecho que los navarros se acomodaran de cara a su nuevo lanzamiento discográfico. Pues bien, nada más lejos de la realidad: Denbora da polígrafo bakarra, es un tour de force de más de setenta minutos compuesto por tres Ep´s conjuntos grabados por tres productores distintos tocando palos bien distintos; una demostración de heterogeneidad inteligente.

Tras las suficientes escuchas pertinentes, uno llega a la conclusión de que lejos de la dispersión que podría amenazar a la obra, la cohesión es el elemento distintivo que permite vertebrar un discurso coherente, honesto y tremendamente sentido a pesar de las diferencias estilísticas.

Su primer Ep, Sutxakurrak, producido por Ross Robinson, sirve como puente con su anterior obra, también producida por él, destacando sobre todo la fiereza casi thrash de “Alegia”, recordando a los Foo Fighters más desbocados.

Su segundo envite, con los mandos bajo la batuta de Ricky Falkner, nos los presenta más sensibles y atrevidos, alejados de su arsenal más frontal, sin que el resultado se resienta en absoluto como demuestra un tema tan redondo como “Lemak, aingurak”.

Para terminar, el último tercio de su propuesta es su guiño particular al punk rock más directo y adrenalítico de la mano de Bill Stevenson, batería en Descendents y Black Flag con canciones tan solventes como “Hitzen oinarri ahula”.

En resumen, Berri Txarrak con su nuevo lanzamiento demuestran inquietud y valentía, dos de los cualidades más indispensables para mantener vivo el pulso de cualquier banda que se precie.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.