Bob Dylan – Fallen Angels (Sony)

Dylan continua dedicando discos enteros a versiones de Frank Sinatra, aunque no creo que haya que entenderlos como simples discos de covers. En Fallen Angels hay un motivo principal, no son canciones escogidas al azar sino que unidas para conformar un mosaico con el amor como eje. Así, podemos considerar este nuevo trabajo de Dylan como uno de sus más románticos pero también como un ejercicio en el que Sinatra es el color y Dylan el pintor.

En mi humilde opinión, a estas alturas de su trayectoria no hay que considerar a este hombre como autor de caprichos, sino de obras con fundamento. A lo mejor la idea inicial de Fallen Angels (y del anterior Shadows in the night) era la de un ejercicio, pero lo que ha acabado siendo es una serie de hasta ahora dos discos bien cimentada, en el que las ideas transcurren cual tren tomando las canciones de Sinatra como vías (excepto por “Skylark”, único tema no asociado a él). Por eso es muy importante prestar atención a los versos, porque aunque no sea Dylan quien los firme -la cantidad de escritores en el disco es alta, obviamente-, sabemos con certeza que no nos va a cantar cualquier cosa.

El sentimiento de Fallen Angels es jubiloso en buena medida, sólo “Melancholy mood” es taciturna, el resto es un monumento al amor (“All the way”, “Come rain or come shine”, “That old black magic”), a los cojonazos bien puestos (“All or nothing at all”) y a las ganas de vivir (“Young at heart”). Incluso cuando se rompen los corazones, resulta que hay cura (“Maybe you’ll be there”, “Nevertheless”, “It had to be you”). Aunque muy lento en su tempo, Fallen Angels es vitalista, Dylan sigue trabajando como cantante en lugar de cómo compositor y resulta delicioso verle domar a las fieras con sabiduría, cavando hasta que se toca roca en la canción. Y a partir de ahí a echar nueva arena en formato de banda de sonoridad clásica estadounidense. Porque a Dylan lo del rock siempre se le ha quedado corto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.