Bullet + 77 – El Sol (Madrid)

O de cómo los barceloneses 77 se comieron a los suecos Bullet hasta dejar la actuación de estos últimos a la altura de una mera anécdota, y, ojo, que no estoy diciendo que esto sea una competición o quiera fomentar el espíritu “trepa” entre dos bandas unidas por mucho más que el Rock & Roll (ya han salido de gira juntos en varias ocasiones y la gira española de Last Tour International era un tour a medias, en dos conciertos los teloneros eran 77 y en otros dos eran los suecos los que abrían para los catalanes) pero es que después de ver a la maquinaria de 77 a uno se le hace raro ver a otra banda de similares características sobre el mismo escenario.
77 son el Caballo de Atila del R & R por escenario que pasan no vuelven a crecer los decibelios, no al menos como cuando están ellos. Un nutrido grupo de fans del cuarteto de Barcelona se habían dado cita en la madrileña sala El Sol para verlos en la primera visita madrileña después de aquel concierto mítico (según cuentan las crónicas) de finales del 2011.

Cuando la Gibson SG del pequeño de los hermanos Valeta sonó entre bastidores (lleva la guitarra conectada al amplificador mediante sistema inalámbrico) ya se sabía que 77 estaban preparados, y así fue;  como unas bestias encerradas a la espera de ver la luz del sol, salieron a escena como una exhalación. Es inevitable hacer comparaciones con los primeros AC/DC a la primera de cambio, tanto en lo musical, en lo estético e incluso en la manera de moverse del guitarrista con el torso al aire (LG Valeta), pero no hay que obviar otras influencias en su propuesta, como es Rock de los Setenta, actualizado a los tiempos contemporáneos imprimido en el sello propio de velocidad infinita que llega a recordar, también, al bueno de Lemmy; fíjense en ese bajo Rickenbacker y la forma de tocarlo (pocas veces visto ese estilo en escenarios patrios).

El set estuvo compuesto por temas de sus dos únicos discos hasta la fecha, así; pudimos disfrutar de canciones como: “21th Century Rock”,  “Promise Land”, “Melting in a Spoon” o su particular Opera Rock “Promise Land”. No se ven todos los días a tipos como estos sobre el escenario, les aconsejo que si pasan por su ciudad no se pierdan un autentico concierto de Rock & Roll que si, a priori, no inventan nada nuevo, pueden reconfortar su alma y hacerles volver a creer en eso llamado pasión por los decibelios.

Bullet son una banda sueca con cinco álbumes a sus espaldas (a pesar de su juventud) que juegan con toda la parafernalia del Metal para lo bueno y para lo malo; es difícil saber cuándo se lo toman en serio o se están auto parodiando, no hay más que ver las poses y las muñequeras que gasta su vocalista Hell Offer.

No nos engañemos, la mayoría del público del pasado miércoles había ido a ver a 77, y así quedo demostrado cuando el aforo de la sala El Sol menguo en unas cuantas decenas al aparecer los suecos sobre el escenario. Con todo y con eso, los nórdicos lograron concentrar a algunos head bangers en primera fila, capitaneados por algunas féminas que no pararon de mover melena durante todo el set que comenzó con: “Into The Night”, tema perteneciente a su penúltimo álbum Highway Pirates.

Bullet repasaron parte de su discografía, pasando solo de refilón sobre su último álbum Full Pull del que nada más sonaron la que da título al disco, “Rush Hour” y “Rolling Home”, ya para el final dejaron otro de sus hits y señas de identidad; “Bite the Bullet”, palabras que respectivamente llevan guitarristas y bajista en el reverso de sus instrumentos.
Lo dicho, concierto más que decente el de los suecos, pero algo deslucido  al lado del set de 77, la banda catalana llamada a triunfar dentro del circuito del Metal europeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.