Camera Obscura + Dj Polar – Playa Club (A Coruña)

Único concierto de estos escoceses (de Glasgow) en Galicia. Y la ocasión era para no desaprovecharla.

El Playa Club se vestía con sus mejores galas (hay que resaltar el buen hacer de Héctor y Antonio que están haciendo que Galicia sea ya un referente en la música independiente estatal) para recibir a los hermanos pequeños (musicalmente hablando, claro está) de los grandes Belle And Sebastian.

El concierto estaba programado para las 00:00, pero Traceyanne Campbell y su grupo decidieron acrecentar las ganas y la ansiedad del personal saliendo al escenario una hora más tarde. Mientras tanto, en la sala nos amenizaban, como no, con una sesión completa e integra de Belle And Sebastian. Era como un precalentamiento a lo que iba a venir después.

La salida a escena fue aplaudida por un público totalmente entregado al grupo. La expectación era total, y esto ya se podía ver en la buena acogida por parte de la gente, ya que se rozó casi el lleno. Se presentaba en estas tierras por primera vez su magnífico disco Biggest Bluest Hi-Fi, editado por el sello Elefant (por ello, Lee Thomson (batería) llevaba una camiseta de Elefant para la ocasión).

Lo primero que sorprendió a Traceyanne fue la gran potencia de los focos del Playa Club, y por eso pedía que se los bajasen un poco de intensidad ya que dañaban a sus bonitos ojos claros. Otra anécdota de la noche fue la gran devoción profesada por John Henderson hacia la cerveza Estrella Galicia, de la cual cada vez que le pegaba un trago, hacía un gesto de “Ok” de aprobación. Por supuesto, esto lo agradeció más el público gallego.

En el concierto se pudo apreciar la bellísima y dulce voz de Traceyanne, tan bonita como tan grande es su timidez y su falta de castellano (intentaba hablar algo con el público, pero al final optó por dirigirse siempre en inglés, ..mejor no forzar). Además, Camera Obscura, nos cercioró que musicalmente son una banda que cuida al mínimo todos los detalles y donde sus siete músicos (dos guitarras, un bajo, un batería, teclados y una trompeta) se compenetran perfectamente, creando armonías tan melódicas que engloban al público en una esfera preciosista.

No faltaron grandes temas como “Eighties Fan”, “Happy New Year”, “The Sun On His Back” o “I Don´t Do Crowds”. Incluso en un momento del concierto se atrevieron con “Blue Moon”, el tema archifamoso que en su día interpretaron Dizzy Gillespie o Glen Miller. Un toque de clasicismo.

Era tal la conexión con el público, se notaba que el grupo estaba disfrutando de lo lindo también, que tuvieron que salir tres veces a tocar los tan esperados bisses. Los que allí nos reuníamos para disfrutar de estos escoceses no queríamos que se acabase aquella delicia.

Pero todo lo bueno llega a su fin, y así a las 02:30 terminaba la cita con la música en directo. Pero quedaba algo más.

En la sala comenzaba a sonar “Cosmic Bird” de Air (sintonía del programa radiofónico Viaje a los sueños polares) y se nos anunciaba que en La Boite (local anexo a la sala con una gran programación en cuanto a fiestas temáticas se refiere) tendríamos a partir de las 03:00 la actuación a los platos de Dj Polar, que no es otro que Luis Calvo del citado programa.

La sesión fue soberbia. Allí pudimos escuchar temas antológicos como “Do You Want To Me” de Human League, “Boys Don´t Cry” de The Cure, éxitos de New Order, etc…, hasta temas más actuales de Astrud, La Casa Azul, Fangoria, etc… Una sesión que dejó a los asistentes al concierto, y los que se iban añadiendo a la fiesta, con una satisfacción plena.

Dj Polar acertó de pleno con lo que quería la gente: canciones emblemáticas para poder cantarlas y poder bailar hasta el cierre. Nada de snobismos, ni de cosas raras. Una de las mejores sesiones a las que un servidor ha asistido (sin ser de música electrónica, claro está, …no confundamos estilos). Para que os deis cuenta de lo que pudo suponer os contaré otra anécdota de la noche: el grupo Camera Obscura al completo en La Boite disfrutando de lo lindo y bailando como posesos con cada tema que pinchaba Dj Polar.

Nunca debió haber terminado esta noche. No me pondré triste y pensaré en el buen rato que me hicieron pasar (y a todos los presentes, os lo puedo asegurar) Camera Obscura y Dj Polar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.