Captains – Captains (Jabalina)

Quién les iba a decir a Fee Reega (cantante alemana afincada en Asturias) y David Baldo (productor y músico español afincado en Madrid) hace solo dos años, antes de conocerse en la madrileña La Casa de Los Jacintos, que hoy en día iban a estar liderando juntos una de las propuestas más interesantes del indie rock nacional. Una formación, Captains, en la que aunar los influjos de sus distintos proyectos. Influencias que desde el post-punk al folk, pasando por el pop y la música electrónica, convergen armónicamente en el primer álbum de estudio de la misma. Un disco de título homónimo, publicado por Jabalina el pasado mes de marzo, cuyos textos —escritos en inglés, español y alemán por Fee Reega (exceptuando “Twisted”, original de David Baldo)— nos sumergen en un mundo onírico plagado de escenas surrealistas y personajes al límite. Un catálogo de temas cinéticos, de tinte autobiográfico y espíritu catártico, donde sensualidad y rebeldía van de la mano.

Rehusando la estética tradicionalista a favor de la experimentación y la vanguardia, Captains buscan en su primer álbum nuevos territorios sonoros donde tienen cabida tanto los sintetizadores de “I’m Your Ship” y las guitarras eléctricas de “Touch Me, I’m Driving” (el primer sencillo) como la viola de la asturiana Sara Muñiz, quien colabora en las canciones más íntimas del mismo (“How he disappears”, “Car Thief” y “Twisted”). Una instrumentista que con Jorge Explosion (guitarra slide en “Noisy” y bajo en “I’m Your Ship”) y Víctor Stone (batería en “Touch Me, I’m Driving”) conforman la nómina de artistas invitados.

Producido por el propio David Baldo, el disco cuenta también con marcas particulares de krautrock (“Gracias por Dejarme”), art rock (“Shoot”) y psicodelia (“Schwarzes Wasser”), así como con una fantástica sección rítmica (integrada por el baterista Oskar SD y el bajista Aaron Dall, los otros dos miembros del grupo). Dos músicos, con un papel fundamental en la atmosférica “Heavy Metal Works” y la bailable “Noisy”, que acaban de dar forma a esta nueva propuesta envuelta en un halo de misterio. Un cuarteto, sublevado contra los convencionalismos de la modernidad occidental y la alienación y la represión del ser humano, con la voz de Fee Reega como gran reclamo.

Convertida en una mezcla de Kim Gordon, Lana del Rey y Anna Calvi, Reega escribe compone e interpreta uno de los mejores discos de debut del año logrando con su personalidad artística arrolladora y nada amable que las canciones suenen tan transgresoras como elegantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.