Centro-matic – La Lata de Bombillas (Zaragoza)

Hay conciertos que van más allá de una mera actuación en directo, llegando a marcar el aliento. Son aquellos en los que los aplausos continúan cuando la banda ya se ha retirado y el nudo asentado en tu estómago prevalece varios minutos después de que la nota definitiva haya sonado.

La última fecha estatal de la extensa gira que los norteamericanos Centro-matic han realizado por nuestro país adelantando las canciones del que será su nuevo álbum el próximo año, fue una de esas veladas. Porque el alma de Will Johnson cantó como nunca al amparo de las íntimas dimensiones de una sala que vivió la noche más especial de la temporada, evidenciando que los excelentes discos de la banda no pueden si quiera acercarse a la emotividad e intensidad que acongoja desde el escenario.

Cuando Johnson se aleja del micrófono su voz suena con más potencia e implicación de la que cualquier tecnología pueda aportar, mientras que la calidad, complicidad y elegancia de los músicos incluidos en la nómina de Centro-matic es tan evidente como diferente. Y quizás ajeno a la profundidad alcanzada por su obra, el compositor agradecía los sinceros aplausos como si los presentes no fuésemos los auténticos privilegiados ante tales instantes.

La americana impoluta del combo elevó la áspera nostalgia a dimensiones desconocidas, logrando que durante setenta minutos no existiese nada más que el sentimiento reflejado en los brillantes ojos del tejano.

Gracias por existir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.