Chvrches – Love is dead (Glassnote Records)

La moral de la historia es: me quedé a medias cuando debí haber ido hasta el final. Nunca más cometeré ese error. Nada de quedarse a medias, Walter” es el final del memorable monólogo de Breaking Bad con el que Mike Ehrmantraut, de forma inconsciente, cerraría la puerta a Walter White para darle la bienvenida a Heisenberg y sumar así la característica de “asesino calculador” al capo de un cartel. ¿Pero qué tiene que ver un ex policía gruñón y muy inteligente con una banda de synthpop escocesa?

Cuando Lauren Mayberry, frontman de Chvrches, expresaba sus intenciones con Love Is dead, lo hacía afirmando que si iban a buscar un sonido más pop, “debería ser agresivamente más pop. Nada de hacer las cosas a medias”; por esta razón, la banda escocesa incorporó a Greg Kurstin (Adele, Sía) como productor y se “re exploró”, generando un disco que pese a tener la marca de sus trabajos previos, da la sensación de que algo cambió. La inclusión de otras voces en algunos tracks da un toque de frescura a este nuevo material discográfico: Martin Doherty, multi instrumentalista, productor y miembro fundador de la banda, asume el rol de cantante en “God’s plan”, con Lauren haciendo los coros de un tema mucho más electrónico y lisérgico por momentos. Matt Beminger (The National) aporta su voz en el single “My enemy” para acompañar una canción que, escuchada como un mensaje de voz de Mayberry, podría percibirse como un tanto oscura; sin embargo, la mezcla de registros vocales tan disímiles con los sintetizadores de Ian Cook y el propio Doherty nos hacen sentir que lo estamos escuchando en vivo.

Por momentos, Chvrches logra convertirse en esa versión “más agresivamente pop” que tenían como bandera durante la concepción de este álbum, esa que el nuevo y muy decepcionante Fall Out Boy ha buscado (sin éxito) en su nuevo sonido. Un ejemplo de ello es el single “Miracle”, con el que los escoceses le demuestran a los DJs que se puede hacer buena música electrónica sin el riesgo de dañar tu pendrive en vivo.

Del mismo modo, es preciso hablar de la canción más arriesgada y, por fortuna, más destacada del disco: “Never say die”. Como bien explica Doherty, esta fue la más retadora del proceso de grabación, al tratarse de la más “cinematográfica, teatral y progresiva” que hayan hecho hasta el día de hoy. “Intentamos descomponer un tema enorme, complejo y muy producido, para separar cada una de sus capas y hacer que funcione como música” afirmó el músico. El resultado: Una canción que podría retratar las lágrimas de Mike, atónito mientras Eleven se enfrentaba al demogorgon en Stranger things, o Emma Watson, levantando sus brazos en la maleta de una pickup en movimiento en The Perks Of Being a Wallflower. El soundtrack de nuestras vidas.

En definitiva, Love Is Dead es una apuesta que salió bien, que servirá a Chvrches para atraer un nuevo público sin descuidar el ya existente. Un disco que a la primera pasada podría parecer simplón pero va enganchándote poco a poco, canción a canción.

Escucha: Chvrches – Love is dead

2 comentarios sobre “Chvrches – Love is dead (Glassnote Records)

  • el 14 Julio, 2018 a las 7:45 am
    Permalink

    Buen disco, pero el primero tenía más sustancia

    Respuesta
  • el 18 Julio, 2018 a las 5:59 pm
    Permalink

    A mí estos me suenan un poco como El Sueño de Morfeo o así…

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.