Cinco motivos para no perderse el DCode

Llega una nueva edición del DCode, el festival madrileño que a pesar de celebrar el próximo 10 de septiembre la que será su sexta edición, es ya todo un clásico de los festivales de final de verano en nuestro país.

El campus de la Universidad Complutense de Madrid volverá a ser testigo de un evento por el que pasarán entre otros, Bunbury, Love of lesbian, Eagles of Death Metal, Kodaline o Zara Larsson para volver a convertirse en una jornada para el recuerdo.

Vamos a darte cinco motivos para que en caso de estar dudando si acudir o no, no tengas la menor duda:

1. Dieciocho horas ininterrumpidas de música

DCode comenzó celebrándose durante dos jornadas, pero desde 2013 se concentra en un solo día, lo que no significa que estemos ante un festival de reducida duración, sino todo lo contrario. Desde las 11 de la mañana que se abre el recinto hasta las 6 de la mañana del día siguiente, podréis disfrutar de nada menos que de dieciocho horas ininterrumpidas de música.

Petit Pop abrirán el Escenario Complutense con sus temas pegadizos para todas las edades a partir de las 11:30 e Independance Djs pondrán la guinda haciéndonos bailar en el Escenario DCode 2 cerca de las 5.30. Todo un maratón en tres escenarios con todo tipo de propuestas para todos los gustos.

¿A qué hora toca tu artista favorito? Consúltalo en los horarios:

horarios_con2-1030

2. Descubrir a varios artistas emergentes

Si algo caracteriza siempre al cartel del DCode es la gran cantidad de estilos que aglutina, lo que hace complicado no disfrutar en cada momento gracias a uno u otro escenario. Si nos tuviéramos que quedar con los artistas que aún suenan como emergentes pero podrían ser grandes bandas en un futuro próximo:

El peculiar soul de los londinenses Jungle, sin duda una adictiva apuesta que posiblemente ponga patas arriba el recinto Complutense gracias a canciones como esta “Busy Earnin’”:

Los irlandeses Kodaline, que a pesar de contar tan solo con dos discos en su haber ya apuntan maneras bajo la estela del mejor pop anglosajón en la línea de los Travis o Elbow más melódicos

Y la joven banda británica Clean Cut Kid, todo un descubrimiento que estamos seguros pronto darán mucho que hablar:

3. Las actuaciones de Bunbury, Eagles Of Death Metal y Jimmy Eat World

Son dos de las actuaciones más esperadas del DCode 2016. Por un lado Bunbury, que fuera líder de los recordados Héroes del Silencio y desde hace 20 años mantiene una cada vez más convincente carrera en solitario que le ha convertido por méritos propios en uno de los artistas más universales de nuestra escena. Sus últimos discos merecen mucho la pena, pero de todo el mundo son conocidas sus virtudes escénicas, que convierten cada uno de sus shows en una grata experiencia.

Por otro lado Eagles Of Death Metal, que regresan a nuestro país tras el terrible trance de ser protagonistas involuntarios de los atentados de París del pasado mes de noviembre en la sala Bataclan. Una ocasión perfecta para demostrar nuestro cariño a Jesse Hughes Josh Homme y dejarles bien claro que su música está por encima de odiosos fanatismos.

Y finalmente los norteamericanos Jimmy Eat World, que vienen a nuestro país a presentar las canciones no solo de su última referencia, Damage (2013), sino de sus otros siete álbumes incluyendo Integrity, que estará disponible en octubre.

Sin lugar a dudas será uno de los grandes momentos de la presente edición gracias a sus canciones pegadizas y a ese pop-rock contagioso marca de la casa.

4. Disfrutar de grandes bandas nacionales

El cartel de DCode incluye a una buena representación de lo mejor de nuestra escena y hay para todos los gustos. Desde las bandas más prometedoras, como los shoegazers Noise Nebula y el folk de Bambikina, a realidades asentadas como Belako y su potente directo, los arrolladores Triángulo de Amor Bizarro y los siempre efectivos León Benavente.

Sin olvidar a los internacionales Delorean, que vienen con disco nuevo bajo el brazo o a los muy queridos Love Of Lesbian, que vuelven a Madrid tras arrasar hace unos meses y tras pisar un buen número de festivales patrios.

5. Los artistas que nos harán bailar

Raro es el festival que no termina por convertirse en una fiesta por sus propuestas bailables y aquí tendremos un buen número de oportunidades para lanzarnos sin complejos a mover los pies. Desde la propuesta de la sueca Zara Larsson quien ha colaborado con el mismísimo David Guetta al productor Mark Ronson, que con ese bombazo llamado Uptown Special (2015) puso patas arriba las discotecas de medio mundo.

Junto a ellos los eficaces 2ManyDj’s, cuyas sesiones hemos podido disfrutar en más de un festival y podemos asegurar que son de lo más adictivo. ¿Una prueba?

Más información y abonos en la web del DCODE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.