Conor Oberst – Salutations (Nonesuch)

El bueno de Conor Oberst sigue dando salida a su incontinencia creativa, desenvuelta en forma de diferentes proyectos y lanzamientos. Ahí quedan, entre otros, los imprescindibles Bright Eyes que le dieron fama, ese proyecto de punk/hardcore llamado Desaparecidos, y sus (cada vez más frecuentes) lanzamientos en solitario. Precisamente hace sólo medio año que Oberst publicó el melancólico Ruminations (2016), para regresar en la presente temporada con lo que bien podría ser una revisión del mismo y una continuación lógica a partes iguales.

Porque Salutations (2017) recupera diez temas ya aparecidos en el anterior trabajo del de Nebraska, pero convenientemente regrabados con banda completa, además de incluir un total de siete canciones nuevas. Un álbum, en cualquier caso, de marcado perfil clásico, que se maneja con meritoria soltura a medio camino entre el folk y el pop logrando así un aspecto apetecible y de alcance global. Una obra que aúna influencias americanas tradicionales e intocables como las de James Taylor, Chuck Prophet, The Jayhawks, Neil Young, Paul Simon, Tom Petty y, por supuesto, Bob Dylan.

Para dar forma al asunto, el vocalista se ha rodeado de una banda de lujo que incluye entre sus filas a Felice Brothers, Jim James de My Morning Jacket, M. Ward, el batería Jim Keltner, o Blake Mills. Un séquito bien curtido en el género y con el que el protagonista perfila aún más su propio estilo… ése cada vez más reconocible. Una formación etérea pero ciertamente hábil a la hora de lograr que el álbum trascurra a buen ritmo y, aunque resulte inevitable cierta saturación a lo largo de un total de diecisiete cortes, lo cierto es que el elepé resulta una obra disfrutable. Sobre todo porque el especial talento del autor aflora con agradecida frecuencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.