Crónica del jueves del Bilbao BBK Live 2017

Calificar nuestra escena festivalera como cainita, es tan exagerado como no extrañarse cuando, sorprendentemente, algunos festivales mueven sus fechas para concurrir con otros. Detrás de estos traslados siempre existen razones prácticas,
(¿aprovechar la bajada del IVA?), pero también uno o incluso varios perjudicados: el público interesado en asistir a ambos eventos, y a veces, alguno de los festivales.

En efecto, las consecuencias de las coincidencias son siempre impredecibles. En 2008, aquel Summercase de la invencible Sinnamon que funcionaba a velocidad de Ferrari, decidió que su tercera edición pegaba más el fin de semana del FIB, haciéndonos la pascua a los que, derrochando juventud queríamos asistir a todo. Los Morán, en su último año al frente de Benicassim, contraatacaron con Morrissey en Madrid, y aquello fue el principio de la caída del imperio Sinnamon, que desapareció al año siguiente.

En 2012, con el Primavera Sound y el FIB a puñetazo limpio, el BBK Live coincidió con Benicassim. Con Radiohead y The Cure (también en el PS) en Bilbao, el FIB salvó los muebles como pudo, pero en pocos meses solicitaba el concurso voluntario de acreedores, y al año siguiente Melvin Benn compraba el festival a Vince Power.

Bilbao BBK Live 2017

Este año, el protagonista del órdago ha sido el recién nacido Mad Cool, que con Madrid como ubicación y Live Nation como principales poderes, ha ocupado el fin de semana habitual del BBK Live (y del Cruïlla). Foo Fighters, Green Day, Kings of Leon, o Wilco, todos ellos con pasado o ADN bilbaíno, han sido su principal apuesta. Como diría Miqui Puig, casualidades.

En cualquier caso, por lo visto tras su primera jornada el BBK Live va a pasar esta prueba con nota, y además, sin lluvia, ya que al parecer, el agua es fan de David Grohl. Aunque aún no se han publicado cifras oficiales, ayer el recinto rozó el lleno total con Depeche Mode, en una noche donde también brillaron Austra y The Avalanches.

Público Depeche Mode, Bilbao BBK Live 2017

Este año, y después de dos años de pruebas en el BIME, el festival utiliza de forma exclusiva el pago electrónico, y, sorpresa, por primera vez en un festival de referencia y tras los sonoros fracasos de Primavera Sound y MadCool, el sistema funciona. También es destacable que todos los vasos son reutilizables, lo que mejorará la huella ecológica del evento y ha cambiado drásticamente el aspecto del recinto. Por fin se ve la hierba del suelo, antes siempre tupida de plástico.

Hablando ya de música, llegamos al recinto, blindado por la policía, con el tiempo justo de ver a Cage the Elephant terminar una actuación ultravitaminada a ritmo de garage. Matt Shultz, desatado, y aclamadísimo por un público eminentemente joven, presentó currículum para la liga en la juegan Twoo Door Cinema Club y demás favoritos de la masa.

Austra

La organización acertó de pleno al situar a Austra en la carpa. Su propuesta de techno feminista y comprometido, quizás era la más arriesgada del festival. Así que mucho mejor el escenario más delicado posible para disfrutar del intimismo y la elegancia de “I’m a Monster” o “Gaia”. “Future Politics” y “Utopia”, industriales y bailables, sonaron como dos truenos dirigidos a los pies y a la conciencia del público. Si Bjork y PJ Harvey tuvieran una hija juntas, se llamaría Katie Stelmanis.

The 1975

The 1975 hicieron un show dirigido en exclusiva a sus fans. Son un grupo musicalmente bastante ambiguo y en Bilbao, se decantaron por su perfil más cercano a las boy bands. Con un Matthew Healy tremendamente afectado, el concierto fue el delirio para sus seguidores, y un ladrillo para todos los demás.

Depeche Mode, Bilbao BBK Live 2017

De las dos docenas de grupos míticos de los ochenta y los noventa (por influencia, repercusión y nivel artístico), que siguen activos en la actualidad, la mayoría vive de su pasado sin pudor o publica novedades por cubrir el expediente. Unos pocos aún se atreven a seguir componiendo con valentía, pero los resultados suelen ser desiguales. Depeche Mode es uno de estos pocos grupos institucionales que puede presumir de actividad creativa, desigual, pero constante. Por eso es comprensible que sus giras (aunque la fecha la asuma un festival como el BBK), las protagonice su último trabajo (Spirit, Columbia/Mute, 2017). Para quien ha ido a ver casi exclusivamente a Dave Gahan y compañía, es una oportunidad para ver que sus ídolos siguen en forma, y que canciones como “Going backwards” (que abrió el concierto tras una intro con el “Revolution” de los Beatles), “Where’s de Revolution” o “Cover Me”, se defienden con dignidad. Para el resto, un tedio creciente hasta que empiezan a sonar estribillos coreables, extraídos sobre todo del Songs of Faith and Devotion (1983, Mute), o el Violator (1990, Mute).

Depeche Mode, Bilbao BBK Live 2017

Así, cuando el concierto pasaba ya su ecuador alternando novedades y antiguos pasajes oscuros como “Everything Counts” y “Stripped”, se hizo la luz con “Enjoy the Silence”, y el desinterés general que empezaba a predominar, se tornó en celebración. Martin Gore con “Home” abrió el bis, que pronto se convirtió en una fiesta masiva con “Walking on my shoes”, “I Feel You” y “Personal Jesus”. Para llegar al cielo, o el infierno, siempre es mejor tener paciencia.

The Avalanches, Bilbao BBK Live 2017

De nuevo en la carpa, The Avalanches hicieron honor a su nombre ofreciendo un huracán a ritmo de rap y hip hop. Pletóricos de energía y actitud, los australianos sacaron petróleo de unas canciones que a veces pueden resultar complicadas. Damon Albarn debería ir a verles y coger un buen montón de apuntes para la próxima gira de Gorillaz.

Como final de la noche, Justice, la marca blanca de Daft Punk, que sobrelleva su decadencia golpe de bombo y elegancia.

Más fotos, aquí.

Crónica del viernes.

Crónica del sábado.

10 comentarios sobre “Crónica del jueves del Bilbao BBK Live 2017

  • el 7 Julio, 2017 a las 3:47 pm
    Permalink

    Sobre Depeche Mode “tedio creciente” “desinterés general”? Está claro que las percepciones de un mismo evento pueden ser diametralmente opuestas. Si puedo preguntar si el que escribe está crónica ha estado en algún otro concierto de Depeche antes… Un saludo

    Respuesta
    • el 7 Julio, 2017 a las 7:23 pm
      Permalink

      Hola: He estado en dos más.

    • el 9 Julio, 2017 a las 6:10 pm
      Permalink

      100% de acuerdo Sonia.

      Somebody
      Where’s the Revolution
      Everything Counts
      Stripped

      Es q este momento del concierto es muy tediosa.
      Lo q daría por Somebody y Stripped por Dios!

  • el 7 Julio, 2017 a las 5:51 pm
    Permalink

    Muy de acuerdo con lo de DM. Hubo algún que otro momento de bajón… al final remontaron muy bien

    Respuesta
    • el 8 Julio, 2017 a las 12:46 am
      Permalink

      Bajón? eres fan? han respetado el setlist de lo q lleva tocando en la gira durante meses. Han quitado 5 canciones, 2 de ellas del último disco.
      Bajón..
      no serás el típico festivalero q va a ver o escuchar da igual los 4 temas famosos de tal grupo y la otra hora y media incordiando, hablando y a gritos pidiendo q toquen tal tema xq solo conoces ese tema..??
      En fin…

  • el 9 Julio, 2017 a las 9:15 am
    Permalink

    A ver tío. Llevo viendo a Depeche Mode en directo en cada gira desde la de Violator. Incluso les he visto fuera de España varias veces. ¿quién eres tú para prejuzgar cuando yo opino que efectivamente hubo un bajón considerable a mitad del concierto? Son uno de los grupos más grandes de mi vida, pero sus últimas 3 giras parecen la misma. Calcadas. cambiando 2-3 canciones del último disco de turno en cada una. El bajón es evidente y ya no tienen la capacidad de sorpresa ni el arrojo de antaño. Seguiré yendo a verles y volveré a verles en diciembre. Ahora que te he demostrado que tengo el carnet de fan que me exiges para poder opinar, repite conmigo: B-A-J-Ó-N

    Respuesta
    • el 9 Julio, 2017 a las 6:03 pm
      Permalink

      Pues especifica con lo de bajón, no es lo mismo bajón mitad concierto de Bilbao en este caso, que bajón en las últimas tres giras, q yo ahí lo comparto 100%. O uno u otro. Ahora me dices q antaño no sé qué..y q han pegado un bajón considerable en estos 8 años. Con qué bajón nos quedamos?

      Creía q eras el típico festivalero. Yo soy fan y voy a sus conciertos no festivales.

      No soy nadie para prejuzgar y no he ido al festival xq no me gustan los festivales, pero permíteme q dude del bajón cuando están tocando el mismo setlist y pocos bajones o ninguno hay en sus directos por mucho q se repitan. Mis colegas dicen q han estado bien, no sé cada uno…y lo he visto online. No sé.
      También seguiré yendo a verles.
      Pues les ves desde una gira más q yo, mi primer concierto fue en la gira Songs..también tengo unas cuantas batallitas y en el extranjero. En Praga les vi hace un mes. Y el bajón q te refieres de la mitad del concierto, pues imagínate a mí si hubiesen tocado Poison.. q esta toca mitad concierto en sus directos…me duermo. El bajón q dices fue entre Cover Me y Everything..?
      Hay canciones q no me gustan o apenas me gustan y me muevo menos.
      Claro q han pegado bajón el grupo en sus setlist y albumes también, en festivales siempre quitan entre otras, unas cuantas del disco q están promocionando, xq la mayoría q la mayoría en los festivales son solo “seguidores´´ de poca monta y típicos q van a verlos para bailar las 3 canciones famosas. Esto manda. Y es q si de este disco solo tocan 5 en esta gira (creo q es la primera vez q tocan tan pocas de un album q promocionan) imagínate en los festivales, no tocan nada del último.
      Y si te fijas, los grupos con nombre no dan el 100% en los festivales. Suponmgo q es ahí de tu sensación. Ha sido así de toda la vida. Por eso no voy entre otras cosas.
      Puede haber bajón en sus setlist pero se supone q lo dan 100% o casi sobre el escenario.
      Si por mí fuera quitaría unos cuantos temas entre ellos Personal Jesus y I Feel You y pondría los q realmente les mola y sorprende a los fans, q en eso soy muy crítico. Pero la comercialidad manda, aun siendo leyendas y teniendo ya una carrera larga y exitosa, deberían hacer cosas donde les salga de ahí, pero ganan pasta en los directos y hay q pensar desgraciadamente en muchas personas para q asistan a sus directos. Puede sonar algo contradictorio.

      Repito BAJÓN en el grupo, en general, no en el directo. Yo sí q especifico.
      Saludos.

  • el 9 Julio, 2017 a las 6:07 pm
    Permalink

    Está claro, hasta q no lleguemos a Enjoy the Silence todo es aburrido verdad Iñaki?
    Somebody
    Where’s the Revolution
    Everything Counts
    Stripped

    Esta parte es muy tediosa

    Respuesta
  • el 9 Julio, 2017 a las 7:31 pm
    Permalink

    Definitivamente este tío crítico del festival que habla de bajones no tiene idea. Me dice
    Todo su falta de conocimiento de una banda emblemática en la historia de la música
    lo importante de obras maestras como Stripped de una época clásica de DM . Por el amor de Dios como pide quitar una súper canción oscura y profunda que da sentido a la esencia de DM , grabada en los Hansa Estudios en Berlín en el 86 y Así completar un disco que permaneció en los primeros lugares de los charts mundiales en los 80’s . Definitivamente el tío crítico que siga festejando grupos de garage . Seguramente es el típico que va a ver grandes grupos para escuchar únicamente sus hits . NO HERMANO UNA BANDA DE ESE TAMAÑO NO SE JUAZGA DE ESA MANERA. Estudia más antes de dar una reseña . Abrazo y por favor tómalo como crítica constructiva .

    Respuesta
  • el 11 Julio, 2017 a las 8:19 pm
    Permalink

    Justice en decadencia? Es lo último que me ha faltado leer… Puedo estar de acuerdo que puedan estar bajo la sombra de Daft Punk, pero quién no lo estaría, y más compartiendo sello discográfico, pero de ahí a decir que están en decadencia hay un buen trecho, primero por el cd de Woman, es impecable, y segundo, creo que junto a Die Antwoord, han sido los mejores shows de todo el festival, una puesta en escena impecable, un juego de luces en movimiento espectaculares, algo nunca visto, unos temas preparados hasta el más mínimo detalle para hacer saltar a todo el mundo, un show pensado al milímetro, en resumen, creo que son justamente todo lo contrario a la decadencia, es elegancia electrónica, es aire renovado, que desde el tour ‘Alive’ de Daft Punk, pocas cosas semejantes se han podido vivir en un escenario con música electrónica, nos han tenido acostumbrados a un DJ de cara al público con el típico ‘Put your hands up’, con unos focos de colores y poco más, ya era hora de ofrecer shows de verdad como los de Justice.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.