David Bowie – No Plan EP (Columbia/ Sony)

Hace un año, la muerte de David Bowie, camaleón, artista, alien, dejó una herida difícil de cerrar en todo aquel que hubiera aficionado a sus oídos a sus joyas musicales. Ahora, y coincidiendo con el que sería el día de su cumpleaños, el hada del glam nos ha dejado bajo la almohada un puñado de composiciones que aunque existieran ya dentro del musical Lazarus, no pueden sino actuar como un bálsamo para esa herida que aún escuece. Su temática engloba la historia de Thomas Newton, el alienígena de The man who fell to Earth que encarnara Bowie en dicha cinta setentera. Las cuatro piezas conforman la historia incompleta plasmada en Lazarus, aunque es imposible no dejar volar la imaginación y la nostalgia, atar cabos e imaginarnos, en su lugar, a un David Bowie entrando en una nueva dimensión, hablándonos a través de la música como un testamento agridulce.

“Lazarus”, que ya formaba parte de Blackstar, abría con el lúgubre “look up here, I’m in heaven, I’ve got scars that can’t be seen”. Una confesión desgarradora que ahora fluye a una continuación en “No plan”. En el también nuevo vídeo, un cohete despega hasta perderse en el espacio en una televisión antigua sobre la que luego se plasma el rostro joven de Bowie. Como echar sal en la herida. Referencia (también en el nombre de la tienda, Newton) al hombre espacial de la película y el musical, pero también a ese soñar colectivo que se ha engendrado en el corazón de muchos a los que Bowie ha dejado huérfanos: Bowie volviendo periódicamente del Más Allá en forma de melodía para decirnos que está bien, que está por ahí. Que no es Marte, quizá, pero que podría estar peor.

Completan el cuadro “Killing a little time”, desesperada, pura rabia y delirio de rock oscuro y jazz, una maravilla con un instrumental que golpea como una patada en el estómago y que insufla, por qué no, cierto coraje al escuchar la voz desafiante de Bowie. Sobrevuela también el espíritu de The Next Day con “When I met you”, un rock más desenfadado en comparación al tono oscuro que ha ido acompañando desde Blackstar, como una pieza más alejada del dolor y la rotura que abraza el tono general.

Son menos de 20 minutos de material y no llega a ser del todo nuevo. Sin embargo, es lo suficientemente curativo para recordar que la sombra del Duque Blanco se ha difuminado, pero no su enorme legado. Son 20 minutos que llegan como otro regalo que ha vuelto a concedernos, incluso después de haber dejado el mundo físico. Y por un momento, parece que Bowie vuelve a estar vivo.

Un comentario sobre “David Bowie – No Plan EP (Columbia/ Sony)

  • el 11 Enero, 2017 a las 2:34 pm
    Permalink

    “Killing a little time” es fabulosa, no entiendo porque no se incluyó en el album. Eterno Bowie, jamas te olvidaremos

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.