Dr. Dog – The Psychedelic Swamp (Anti-/[PIAS])

Dr. Dog siempre han sido una banda desprejuiciada, algo excéntrica y con un punto ácido. La última ocurrencia del grupo de Filadelfia consiste en revisitar su debut, justo quince años después de su publicación original. Un invento ante el que, después de degustar el resultado final, sólo queda rendirse y soltar alabanzas sinceras.

La formación avisa del contenido de la referencia desde su mismo título, entregando una mixtura donde el pop psicodélico e imaginativo (en diferentes versiones) funciona como torrente ininterrumpido que cruza el disco con intensidad desde el principio hasta el final, siempre dispuesto a desviarse hacia otros estilos como folk o glam. El colectivo se nutre así de figuras del género como Pink Floyd, Jefferson Airplaine o The Beatles, pero puntualmente también asume para enriquecerse elementos más propios de Bob Dylan o incluso Queen.

El efecto es un elepé ambicioso, plagado de detalles que enaltecen el viaje y lo mantienen igualmente atractivo y vivo visita tras visita. El extraordinario nivel de las composiciones también puntúa al alza, después de anexar un total de trece cortes que maravillan por separado y juntos conforman una obra de aspecto conceptual. The Psychedelic Swamp (2016) es un álbum imaginativo, colorido, poderosamente sugestivo y jugoso, que alberga capas y capas de sonido perfectamente apiladas en beneficio del logro común.

La trayectoria del combo está plagada de muescas interesantes -ahí quedan Easy Beat (2005), Shame, Shame (2010) o B-Room (2013)- pero la presente relectura se impone como una de las más completas y destacadas en década y media de existencia. Es la consecuencia directa de una apuesta arriesgada, de la que consiguen salir victoriosos con orgullo, talento y convicción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.