Entrevista: A. Martí

“Bob Dylan es un artista gigante del que conviene despegarse lo más posible por que no hay comparación con el en la que uno pueda verse favorecido”

A. Martí es uno de tantos jóvenes españoles que, o bien tuvieron que emigrar por la crisis, o bien se fueron por elección propia y ven complicado volver manteniendo sus condiciones laborales. Pero A. Martí también es músico, y en Noruega, donde reside desde 2008, le ha ocurrido algo casi mágico. Con solo un par de canciones publicadas ha llamado la atención de los medios noruegos. También la nuestra, y por eso publicamos uno de sus vídeos en una reciente PlayList Emergente. La curiosidad nos ha picado, y hemos querido saber más de A. Martí, su estancia en Noruega y sus proyectos musicales.

¿Cómo llegaste a Noruega, y cuánto tiempo llevas allí?

Tras vivir como estudiante en Dinamarca, Japón y España, llego a Noruega a principios del 2008 para trabajar en un estudio de arquitectura de la ciudad de Stavanger. La idea era estar allí unos seis meses pero la crisis global económica, y la de la construcción en particular en mi tierra (soy arquitecto y valenciano), hace casi imposible volver. Se puede decir que me fui a Noruega por elección, pero me quedé para poder tener la posibilidad de vencer la frustración que sentía y desarrollar mi profesión. En realidad me ha sucedido lo que le ha pasado a toda mi generación: nos hemos tenido que ir fuera para poder ejercer nuestra profesión. Soy un inmigrante con todo lo que ello conlleva. Además, aquí en Noruega, los inviernos son muy largos y no hay muchos días de sol al año. Quizá haya sido eso lo que me ha permitido dedicarme a escribir paralelamente a mi profesión.

Solo has publicado dos canciones, y sin embargo ya te han dedicado alguna portada en revistas de Noruega. ¿Cómo ha sido?

Si, está siendo una reacción muy interesante la de los medios noruegos. No sé como explicarlo, sin embargo sí que parece que mi música está encontrando el modo de filtrarse a través de ellos. Hay un par de artículos que van a salir pronto y alguna otra cosa para la televisión aquí en Noruega. Mi segundo single, “The Moon of Stavanger” está teniendo una acogida muy potente teniendo en cuenta que soy un artista independiente sin sello discográfico… aunque algo está pasando en esa dirección y pronto podré contarte un poco más. El artículo en www.Byas.no, una revista Noruega, fue una sorpresa muy grata. Los medios permiten que la música llegue a mucha gente de forma directa y objetiva.

Cuéntanos lo que decían de ti, porque no sabemos noruego pero sí que entendimos que mencionaban varias veces a Bob Dylan y eso son palabras mayores.

Bob Dylan es un artista gigante del que conviene despegarse lo más posible por que no hay comparación con el en la que uno pueda verse favorecido. Tiene un nivel tan alto que a veces me abruma. Su obra es una referencia constante para mi a todos los niveles.

En el artículo hago mención a una situación que cambió mi vida por completo. Por mi cumpleaños mi novia me regala el álbum de Dylan Highway 61 Revisited. Ya lo había escuchado con anterioridad, pero esta vez su contenido me golpea desde muchos lugares diferentes, entiendo su formato álbum de modo distinto y cobra sentido para mí como una obra de arte en si misma. Esto me sucede, como casi todo en mi vida, un poco tarde. Me hubiera gustado entender esto un poco antes. Casi inmediatamente tengo la necesidad de escribir canciones, de pasar tiempo con la parte estrictamente literaria del proceso. Así empezó todo para mi. La idea de unir cine, música y literatura en un mismo formato ha sido una consecuencia natural de este modo de trabajar.

El próximo otoño verá la luz tu primer álbum, True Countries. Parece ser que consistirá en algo más que música. Cuéntanos, hasta donde puedas,  más detalles sobre el proyecto.

El álbum True Countries ha sido concebido como un  proyecto global de literatura, música y cine, donde cada canción tiene su propio vídeo musical. La idea es tratar a cada canción con respeto. En la fusión de las imágenes, con las letras y la música se produce algo muy interesante que, si se hace bien, consigue alcanzar una dimensión artística con entidad propia. Mi hermana Blanca – @BBgarciamarti-, directora y guionista afincada en Madrid, ha dirigido todos los vídeos musicales y estoy muy cómodo trabajando con ella. Es uno de los pilares fundamentales sobre los que se apoya este proyecto. Ahora mismo estamos en mitad del proceso de creación con la producción de tres nuevos vídeos musicales, dos de animación y uno de imagen real.

He leído algo sobre Isaac Asimov y una especie de historia futurista con tu música como protagonista. ¿Es así?

El álbum se enmarca dentro de una novela de ciencia ficción que estoy escribiendo mientras estamos hablando. Todo empieza en un futuro remoto, en el ano 2317 y está contado desde allí. En los albores del siglo XXI la estupidez humana y las guerras llevaron a la Humanidad al borde de la extinción. Sin embargo, un grupo de matemáticos llamados los Temporales han encontrado el modo de viajar a través del tiempo y modificar el curso de la historia. Su intención es acelerar el proceso de extinción del concepto de país y evitar la destrucción del planeta. Para ello han calculado que introduciendo la idea de que los humanos somos en realidad los verdaderos países, es suficiente. Por eso dos matemáticos, E. Galois, y G. H. Hardy, viajan desde el 2317 a nuestro presente para conseguir que la idea de los verdaderos países, True Countries, cale en la sociedad y permita que nos unamos como especie y tratemos al mundo un poco mejor de lo que lo hacemos. En la otra Realidad A. Martí no publicó su trabajo y murió en el olvido a mediados del siglo XXI. En esta nueva si lo hago. La publicación del primer single fue el primer evento de esta nueva Realidad que ya no tiene marcha atrás.

La idea de viajar en el tiempo para cambiar la Realidad es una idea muy manida en la ciencia ficción, que empieza con H. G. Wells y ha sido continuada por muchos otros. Mi referencia principal sería Isaac Asimov, y sus dos novelas Fundación y El Fin de la Eternidad son una inspiración directa para este proyecto.

De la luminosidad y el calor del Mediterráneo, pasaste al frío y el anochecer a las 16h. ¿Cómo lo llevas? ¿Entra en tus planes a corto plazo regresar a España?

Ojalá anocheciera tan tarde. ¡Por aquí lo de anochecer a las 16:00 es un lujo! Yo lo llevo como puedo. El frío no es problema. Lo realmente duro de Stavanger es el viento que viene del Atlántico polar que lo barre todo y del que no hay manera de protegerse. La lluvia es horizontal y solo los turistas usan paraguas. Si a todo esto le añadimos la oscuridad que reina durante gran parte del otoño, todo el Invierno y parte de la primavera, tienes una mezcla a la que una persona mediterránea como yo jamás podrá adaptarse. Lo he intentado, pero es algo fisiológico.

Volver o regresar a España está en mis planes próximos. De momento este verano estaré por allí y espero disfrutar del calor total y las siestas largas. Y aunque no creo que sea fácil dejar Noruega, supongo que en algún momento querré hacerlo para reunirme con mi familia y amigos. España es un lugar perfecto para vivir.

Con solo dos canciones publicadas quizás sea pronto para hablar de ello, pero quisiera saber si la vida en un país lejano, con un clima tan diferente, se filtra de alguna manera en tu obra.

Totalmente. El modo de trabajar que tengo fluye directamente de los textos que he escrito. No hubiera sido posible decir lo que digo sin el contexto noruego. Además, ser un extranjero en cualquier lugar te convierte en ciudadano del mundo y te permite alcanzar una perspectiva que antes no tenias. El mundo es tan grande y tan maravilloso y los nacionalismos son tan pequeños…

En tu web hay también, además de música, muchas fotos. Sobre todo de miniaturas. Supongo que tendrá algo que ver con tu ocupación en Noruega, ¿o no?

El trabajo con maquetas es parte de mi día a día como arquitecto, pero también es una herramienta de expresión que permite mucha libertad y composición. La portada del disco tiene mucho que ver con lo que se indica en mi página web http://amartiworld.com/ , que funciona como una plataforma para el proyecto True Countries. El blog es el foro de este proyecto donde puedes encontrarlo explicado de manera más detallada. Además, sirve para que cualquiera pueda ponerse en contacto conmigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.