Entrevistamos a Papaya

Papaya pertenecen a ese tipo de grupos que se salen del redil, y destacan así vistosamente dentro de las (aburridas) preferencias de buena parte de escena independiente patria. Con Corazón Abierto (Jabalina, 18), su segundo larga duración, la banda afincada en Madrid presume de batiburrillo valiente y variado en formas y estilos.

Un disco atractivo gracias a su exotismo, alma punk y querencia farandulera, que el grupo presentará en directo durante los meses de abril y mayo en Valencia (entrada gratuita), Madrid (Oferta 2×1 en entradas), Barcelona (Oferta 2×1 en entradas) y Cáceres (dentro del Womad). Contactamos con la vocalista Yanara Espinoza, alma máter del proyecto, para saber más acerca de este trabajo publicado por el sello Jabalina.

“Somos románticos y pasionales, así que simplemente lo dejamos fluir todo” 

Creo que “Corazón Abierto” (Jabalina, 18) es, ante todo,  una amalgama desprejuiciada de formas y estilos ¿De dónde han venido las diferentes tonalidades que os han inspirado a la hora de componer las nuevas canciones? ¿Qué ha motivado este álbum?

Principalmente en este álbum he querido hacer un guiño a toda esa música con la que me crie: cantantes melódicos y bandas de los años 70 en español tanto de aquí como de Sudamérica.

He vivido este tiempo en Madrid, un año lleno de sentimientos y vivencias tanto personales como ajenas muy variadas, y en todo eso he encontrado la inspiración en cuanto a las letras. Musicalmente dialogué mucho con Sebastián Litmanovich, contándole la idea de cada canción, y al tener tantos gustos en común y al ser él un máquina pues es fácil que eso se plasme más tarde en la producción. Miguel Aguas ha escuchado muchísima música y controla de todo, así que sin decirle nada él construye sus bajos y coros, con total libertad y creando la historia que quiero contar. La idea era hacer algo más de canción popular clásica, pero con nuestro toque de aire.

Aquí tiene cabida la canción melódica, el pop con regusto a los 60 y los 80, cumbia, e incluso ramalazos de country ¿Cómo se combina todo eso en el mismo disco para que tenga un sentido global? ¿Cuál es la fórmula de Papaya?

Pues simplemente no teniendo prejuicios ante los estilos musicales, y disfrutar y entregarse. Creo que todos los géneros tienen cosas buenas así que ¿por qué negarse a meterlas? Todos hemos escuchado mucha música en la cual coincidimos. Las virtudes de los papayos y su entrega musical a la hora de hacer mi idea hacen que salga esta telenovela.

En mi reseña para Muzikalia me refería al disco como “un trabajo de folclore con alma de punk” ¿Qué te parece esta definición? 

Pues que creo que has dado en el clavo conmigo y con el grupo.

Me gustaría preguntarte específicamente por la canción “¡Ay, Mujer!”…

Pues este tema se lo hice a mi madre después de que pasáramos un momento difícil en nuestras vidas. En el estribillo le canto a ella, en las estrofas hablo de parte de mi infancia en el pueblo donde vivíamos -La Oliva en Fuerteventura- y de mi padre. Hay muchas madres y mujeres que pasan momentos difíciles, y se la quiero dedicar a ellas para que saquen más fuerza.

El álbum resulta adictivo, con su aspecto exótico y algo farandulero, además de su absoluta falta de prejuicios y de miedos… ¿Lograr un álbum con esas cualidades era el objetivo mientras hacíais el disco?

Por supuesto. Este disco lo he hecho más a modo de obra al completo: pensándola, imaginándola, juntando las ideas que quería plasmar, y buscando a las personas adecuadas para que lo ejecutaran tanto en música (Miguel Aguas, Sebastian Litmanovich) como en diseño y fotografía (Almudena Oh, Jose Carlos Nievas). Y también están los músicos que colaboraron, como Charlie Mysterio, Sebastian Kramer y Cristian Muñoz (Texxcoco). Desde el momento que empecé a componer las letras, melodías y estructuras ya pensaba en cantantes melódicos para ir un poco más por esa línea de telenovela dramática más popular.

Pero ante todo, creo que Papaya tiene su principal activo en la poderosa figura que aportas como vocalista, líder y compositora ¿Cómo te ves a ti misma a la hora de liderar al proyecto?

Pues es un placer liderar a gente tan maja, aunque como en todos los grupos ha habido tensiones, ya que es algo natural en la convivencia de artistas, intensos y algo personajes. Ser líder me gusta, siento que tengo control sobre lo que quiero hacer y ellos me siguen muy bien, entregándose en todos los sentidos. Así que contenta. Hacer canciones es algo muy personal aunque se lleve a cabo con banda.

Creo que este lanzamiento alberga un sensible aumento de ambición y pretensiones con respecto al debut, puede que incluso una mayor dosis de auto-confianza ¿Lo percibes de igual manera? 

Supongo que los artistas van mutando con el tiempo y de forma natural, o al menos está bien que sea así. A la gente siempre le gustan más los primeros discos y tenía un poco de dudas acerca de que éste no estuviese a la altura, a pesar de que se ha hecho con más bagaje y de una manera más intensa. Y en un momento en el que estoy sintiendo muchas cosas respecto al mundo.

¿Qué diferencias principales dirías que hay entre este álbum y vuestro debut “No Me Quiero Enamorar” (Jabalina, 15)?

Sentimientos. En este he abierto el corazón y he sido menos críptica y quizás más pasional.

Atendiendo al título de ambos discos, se podría decir que el amor (o desamor) es uno de tus principales motivos a la hora de escribir canciones… ¿Es así?

Sí, los papayos y yo en verdad somos unos románticos y unos pasionales, así que simplemente lo dejamos fluir todo. Desde que el mundo es mundo el POP es así.

Papaya es un grupo ampliamente original ¿Es la propia búsqueda de una identidad personal un objetivo en sí mismo (y una prioridad) para ti?

En parte sí.

Esas peculiaridades hacen que destaquéis dentro de la actual escena ¿Tienes la sensación de que una amplia parte de las bandas españolas están alineadas y suenan demasiado parecidas?

Sí, a mucha gente le gusta que sea así y no es nada malo. Es más cómodo escuchar lo de siempre, eso es así, siempre funciona. Pero tampoco nosotros descubrimos nada, simplemente mezclamos y sacamos lo que somos o queremos sin miedo a lo que suene o deje de sonar en ese momento. Supongo que el hecho de que haya un panorama más o menos homogéneo es lo que nos beneficia a la hora de destacar. Me gusta arriesgar y queremos regalar papayeo a la gente ¡Empapayarlas!

En ese mismo sentido ¿Qué lugar concreto crees que ocupa Papaya dentro de esa escena? ¿Qué perspectivas tenéis con “Corazón Abierto” (Jabalina, 18)?

Queremos tocar mucho, regalar nuestras canciones a todas las personas posibles, conocer más sitios nuevos, y sobre todo, ser nosotros mismos. La autenticidad es algo que se debería poner de moda. Por variar…

Me encanta la revisión que habéis hecho del “Soy un Macarra” de Ilegales ¿Por qué decidisteis hacer una versión justo de esta canción? ¿Sabéis si a Jorge Ilegales le ha gustado?

 Porque mi profesor de filosofía me lo descubrió y me encantaba cantar con mi hermana pequeña lo de “Cara de conejo”. Ilegales es generacional y a la vez de los grupos de rock que más han marcado en España. Tuvimos que hacer una versión para el homenaje que se hacía a los Ilegales cuando nos dieron el premio Pop-Eye. Él la vio en directo y se descojonó, eso es buena señal, ya que nos podría haber dicho en la cara que era una puta mierda y haber seguido con un puñetazo. En el espejo. A Jorge le ha gustado, e Ilegales han retwiteado el tema.

 ¿Cómo definirías los conciertos de Papaya? ¿Hay ya gira prevista?

Esta nueva etapa pinta divertida. Rodar bastante nos ha servido para ser mejor grupo en todos los sentidos y tenemos muchas ganas de tocar las canciones nuevas, ya que ahora contamos con batería y estamos encantados. Espero que todo vaya cogiendo más contundencia e ir a festivales y salas varias a papayear. Tenemos próximas fechas en Valencia, Galicia, Madrid, Barcelona, WOMAD Cáceres… y ya no pararemos hasta agosto, ya que también iremos al WOMAD UK. Podéis ver todas las fechas con detalle en nuestra página de Facebook.

Un comentario sobre “Entrevistamos a Papaya

  • el 20 Abril, 2018 a las 10:06 am
    Permalink

    El primer disco me cautivó más a la primera, aún así a este le voy cogiendo el gusto. Un grupo muy interesante y peculiar

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.