Entrevista: All La Glory

“Es alentador saber que incluso de momentos difíciles se puede sacar algo positivo. “

Los sevillanos All La Glory se han colado como un cohete en muchas listas de fin de año con su segundo álbum, Everybody’s breaking everybody’s heart, una continuación que se ha hecho esperar algunos años. En este tiempo han evolucionado desde la música de raíces norteamericanas hacia una especie de power pop o college rock más potente y oscuro. También han tenido la oportunidad de desarrollar su directo acompañando a Chencho Fernández en sus conciertos, lo cual les ha dado una cohesión y robustez que se refleja en su nuevo álbum. Hablamos con Juano Azagra, guitarrista y vocalista de la banda, sobre el pasado, presente y futuro de All La Glory.

Empecemos hablando sobre los inicios de All La Glory. Creo que todos los componentes iniciales de la banda estabais en otros grupos, sobre todo en Bombones. ¿Cómo surge la idea de juntaros para este proyecto?

El primer disco se gestó durante una emocionante estancia en Granada, mientras Bombones nos separábamos. Compuse gran parte de las canciones detrás de la barra de La Válvula, el club donde solía poner copas. Al volver a Sevilla seguía contando con Goyo (Bombones) a la batería pero me hacía falta un bajista. Casualmente me encontré con Miguel Rivera (Maga) y le pedí que escuchara las demos. La única condición que me puso para grabar el disco fue hacerlo con su viejo Hofner, heredado de su padre. Fue una época muy luminosa ya que todo era nuevo para mí, amén de que trabajar con Miguel era muy divertido y educativo al mismo tiempo. Fraguamos una gran amistad que sigue acompañándonos siempre.

Tengo entendido que habéis sido banda de acompañamiento de Chencho Fernández en sus directos. Me imagino que, en paralelo, ibais grabando el álbum. ¿Algo de esa faceta de banda de soporte se ha colado en la grabación? ¿Sirven esos directos para consolidar una banda, aunque se toquen temas ajenos?

Por supuesto. Es algo que beneficia a ambas partes. En nuestro caso éramos una banda consolidada y Chencho precisaba eso justamente. Puedes ver un ejemplo de ello gracias a Dylan y The Band. Aunque compartimos influencias, no creo que el concepto musical de Chencho tenga mucho que ver con el de All La Glory pero sí es innegable que la carretera hace carrera de uno como músico. Acompañarlo ha sido un acierto y un disfrute.

Vuestro primer disco fue una especie de homenaje al rock americano clásico de finales de los 60 y principios de los 70, con ecos a The Band y un punto de folk campestre. Parece que las raíces de la música que haces están bien plantadas en territorio americano.

Eso parece. Mi identidad como músico se nutre de muchos estilos e influencias pero casi siempre lo que grabo tiene un regusto más americano que anglosajón. El primer disco está claramente influenciado por el sonido americana, estaba muy metido en ese rollo cuando lo compuse. Supongo que el punto de folk campestre del que hablas es debido a que me identifico más con el country que con el blues en cuanto a música de raíces se refiere.

Diversas circunstancias han hecho que esta continuación se haya demorado cuatro años, aunque creo que entrasteis a grabar en 2014. Por lo que he leído parece que han sido años convulsos, con cambios en la formación incluidos. ¿Cómo ha sido el proceso de grabación y, sobre todo, de creación de la canciones de “Everybody’s breaking everybody’s heart”?

El grupo atravesó varias crisis personales que paralizaron la grabación e incluso hubo momentos en los cuales parecía que el disco nunca vería la luz. Fue necesario que pasara el tiempo y allanar el terreno para darnos cuenta de que teníamos buen material entre manos y que sería una pena abandonar el proyecto. Es alentador saber que incluso de momentos difíciles se puede sacar algo positivo.

Este álbum contiene canciones más directas, potentes, con un punto de oscuridad y a la vez de desenfado. No sé si también de desencanto, porque parece que la inocencia del primer disco se pierde un poco, quizás reflejo del propio desencanto de finales de los 60.

Eso es debido a la crisis de la que hablaba antes. El primer disco se gestó y grabó en estado de gracia, pero es en “Everybody’s breaking everybody’s heart” donde el grupo ha sacado el material a pecho descubierto. Hemos evolucionado como banda hacia un sonido más potente y oscuro porque así nos sentíamos cuando lo estábamos creando. Creo que es mejor trabajo, se acerca más a un discurso propio sin caer en el típico ejercicio de estilo.

Abrazas un pop más deudor de la nueva ola pero igualmente con regusto americano, en este caso a aquel Nuevo Rock de los 80 con guitarras jangle y estribillos potentes. ¿Son gente como Long Ryders, The Dream Syndicate o los primeros REM realmente una influencia en tu música?

Claramente. Me encanta el trabajo de todas las bandas que citas. Esa inmediatez y frescura, las guitarras afiladas, los estribillos luminosos…me seduce mucho. También el rock australiano de The Church, Hoodoo Gurus…

También hay momentos cercanos al power pop, al menos a ese pop potente de guitarras que hacían en los 90 banda como Gigolo Aunts, quizás Velvet Crush, ese tipo de grupos. O los primeros Fountains of Wayne. No sé si están también entre las bandas que han contribuido a que surja un determinado sonido en tu cabeza, al menos para este disco.

Por supuesto. Pasé toda mi adolescencia escuchando a The Posies, Teenage Fanclub o Nada Surf. Bombones empezó como banda de power pop haciendo versiones de algunos de los grupos que citas. Recuerdo tocar “Hold me up” de Velvet Crush y “Radiation Vibe” de FOW. Me encanta el sabor agridulce de guitarras sucias y líneas melódicas dulzonas.

El añadido de una voz femenina, junto a un sonido elegante y cuidado, me recuerda un poco, sobre todo en los medios tiempos, a una banda como The Cardigans y su excelente disco de 2003, Long Gone Before Daylight, un grupo que no tiene mucho que ver con los referentes citados. Es la magia de la música, ¿no? El hecho de que nos pueda evocar cosas tan diferentes a cada uno.

Bueno, es que ese es un discazo. Pilar tiene una voz increíble que casa muy bien con la mía y si dices que te recuerda a “Long Gone Before Daylight” me haces muy feliz. Recuerdo que durante la mezcla queríamos que la voz de Pilar recibiera el tratamiento de los Fleetwood Mac del Rumours, rollo Stevie Nicks.

No sé si eres consciente de que con temas como “Reasons to get lost”, “Pretty eyes” o “Looking for a thrill” pones el listón muy alto, altísimo, de cara a futuras referencias. Cuesta creer que no sean canciones perdidas de algún one-hit wonder como algunas de las que aparecían en aquellos recopilatorios tipo Shake Some Action.

Creo que el listón está alto, pero confío en que gracias a que la banda está firme y consolidada podamos llegar a sorprender no dentro de mucho con un trabajo a la altura de “Everybody’s breaking everybody’s heart”. Contamos con la ayuda de un gran sello (Happy Place) que nos apoya incondicionalmente y una agencia de management (Loveplugged) que está haciendo una labor estupenda con el grupo. Nos sentimos una gran familia en un momento propicio para seguir dando que hablar en estudio y en directo a largo plazo.

En mi opinión la producción del disco es excelente, todo suena en su sitio, no hay arreglos de más y se adapta perfectamente a lo que parece necesitar cada canción. Creo que lo produjiste tú mismo, ¿cierto?

El disco está producido entre Jordi Gil (Sputnik) y yo. No soy muy bueno en los aspectos técnicos pero siempre he tenido bastante claro el camino artístico, cosas como la interpretación, el sonido y los arreglos. Creo que la producción te proporciona recursos para que cada canción tenga una personalidad propia sin perder el hilo conductor que brinda coherencia al disco.

¿Qué planes tenéis para estos próximos meses? Supongo que presentar el disco en directo. ¿Hay fechas confirmadas?

De momento queremos defender nuestro trabajo en directo, son canciones muy disfrutables, hay una energía en nuestros concierto muy especial. Tenemos muchas fechas en el calendario e iremos desvelándolas poco a poco. Si estás por Sevilla en estas fechas tenemos cerrado un concierto en Sala X este 23 de diciembre, con motivo de la celebración navideña anual organizada por nuestro sello.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.