Entrevista: Automatics

“Los festivales son un espejismo, en un país que no consume música ¿Cómo es posible tanto festival?”

Automatics fueron todo un referente en los noventa y unos de los precursores del “indie” patrio en el más estricto sentido de la palabra. Encumbrados por prensa y público como los abanderados de entonces del Noise Pop y Shoegaze español, tuvieron sus momentos de gloria al tocar en el FIB delante de miles de personas o actuar en el Adrenalin Village de Londres, en el que fueron comparados con Oasis. Se separaron en el 2001, doce años más tarde se reunieron para una serie de conciertos. Lo que parecía una simple reunión ha acabado desembocando en un regreso con continuidad y lo que posiblemente sea su mejor disco: Big Ear (Clifford Records). Miran al pasado sin nostalgia y al futuro con ilusión y nuevas canciones. Este sábado 3 de diciembre tocan en Madrid en la primera edición del Madrid es Ruido Fest, que organiza la promotora Indypendientes y en el que comparten cartel (entre otras bandas) con otros grandes del Shoegaze y el Noise, The Telescopes. Nos pusimos al habla con Manuel Aranzana, uno de los fundadores de la banda y pilar fundamental de la misma.

En primer lugar gracias por tu tiempo. Os quería dar mi más sincera enhorabuena por vuestro Big Ear que, con el permiso de Space Rock Melodies, es ya mi disco favorito de Automatics. Cuéntanos un poco de donde salen las canciones del disco. Si son nuevas o formaban parte de ese disco que dejasteis sin grabar en 2001 cuando os separasteis.

Son todas nuevas, es cierto que en un principio nos planteamos escoger algún tema de la maqueta preproducción de nuestro cuarto Lp que se quedó en puertas, revisando una a una nos dimos cuenta que eran canciones que correspondían a una época y unas circunstancias muy distintas a las actuales, nos pusimos a componer de nuevo y dejamos en el cajón ese Lp que además propicio nuestra separación, solo quedan como testigo las canciones del Ep “Wilson, love me”

En 2013 decidís reuniros para una serie de conciertos que eran solo eso, conciertos pero no una reunión con continuidad. Estuve en el de la sala El Sol, que creo que fue el primero. Con entradas agotas, público y banda entregada. Fue de llorar de alegría. ¿Fue ese recibimiento y esa buena forma de la banda la que os llevó a seguir adelante?

Sí, nos reunimos solo para eso, sin pensar en una continuidad, seguimos porque teníamos la sensación de que no debimos separarnos en su momento, había muchas ganas de volver, aunque siendo sincero al final realmente solo Poncho y yo estábamos por la labor, sentíamos que nuestras canciones y nuestras guitarras marcaron el sonido de Automatics, accedimos a grabar un nuevo Lp, al final vimos que ese compromiso no era compartido por los demás, el resto ya lo conocéis.

Supongo que la salida del cantante de siempre de la banda tiene que ser un duro golpe a nivel artístico y personal. ¿Cómo lograsteis encarar la salida de José y qué ha aportado la entrada de Raúl?

Como te he comentado anteriormente era cuestión de compromiso, entendíamos que José no quisiese implicarse más en Automatics y dedicarse al 100% en su proyecto personal, nosotros componíamos para Automatics y necesitábamos un nuevo cantante para poner voz a nuestra música, tuvimos mucha suerte en encontrar a Raúl que se ha adaptado perfectamente, hace unas estupendas melodías y aporta frescura. Aun así ya intuíamos que sería muy complicado poner al frente a otro cantante y que parte de los fans incondicionales del grupo no lo aprobarían, afortunadamente concierto tras concierto Raúl ha ido convenciendo a sus detractores. No somos el único grupo que cambia de cantante.

Me da la sensación de que estáis teniendo más aceptación de la que tuvisteis en vuestra época. No sé cómo lo veréis vosotros. Me refiero a la agenda de conciertos sobre todo. La crítica os ponía por las nubes entonces, pero creo que a nivel de ventas de discos y conciertos eso luego no se veía traducido a la realidad. ¿Cómo lo veis?

Bueno, no creo que sea como tú dices, para empezar no formamos parte del nuevo “Indie patrio”, somos unos desconocidos para las nuevas generaciones , los conciertos siguen siendo una lotería, exactamente igual que en los noventa, en cuanto a las ventas pues todos sabemos cómo está el mercado, yo firmaría por vender lo que vendía Automatics en los 90, pero en líneas generales no nos podemos quejar, en el sentido de que al fin y al cabo somos un grupo que ha vuelto después de muchos años inactivos.

Igual no me explicado. Lo que digo es que salíais en Radio 3, la crítica decía maravillas pero luego… mira, te cuento algo que me pasó al principio de seguiros, siendo un chaval os vi en aquel mítico FIB del año 95. Fue un concierto de volarme la cabeza y con mucha aceptación entre el público del festival. Semanas después fui volví a veros, tocabais en un sitio pequeño. El caso es que no había ni “cristo”. Lo que me llevó a pensar que lo de los festivales era un poco “espejismo”. Realmente costaba mucho trabajo mover a la gente a los conciertos. Han pasado muchos años y (desde mi punto de vista) la cosa en ese sentido no ha cambiado mucho. Los festivales se llenan. Pero el día a día de los conciertos en salas siguen siendo difíciles. ¿Cómo ves la situación actual comparada con la de hace 20 años?

Totalmente de acuerdo, son un espejismo, en un país que no consume música; ¿Cómo es posible tanto festival? casi diría que la cosa está peor, antes formamos parte de un movimiento que a pesar de las críticas que ha tenido movilizaba algo de público en salas y provocó el nacimiento de festivales que hoy siguen en activo, al final quedarán los más importantes, en imposible que sobrevivan tantísimos festivales, por desgracia ya estamos comprobando como van cayendo algunos.

Una cosa que siempre os he querido preguntar y que os habrán preguntado mil veces. ¿Por qué se separan Automatics en 2001 después de haber llevado una trayectoria envidiable?

La respuesta es muy simple, por lo mismo que se separan miles de grupos, no es fácil la convivencia de 4 o 5 tíos durante 10 años, llega un momento que necesitas parar y darle prioridad a otras cosas de la vida, diez años es mucho tiempo, llega un momento en que todo parece un bucle, la excusa más frecuente es que necesitamos hacer otra música, pero la realidad es que cuando ves que no te comes nada con otros proyectos vuelves a pensar en lo que dejaste y lo echas de menos, por eso algunos grupos vuelven, y al tiempo se vuelven a separar (risas).

Con la salida de Big Ear habéis dejado claro que no queréis vivir de los “réditos” de hace años y que estáis a tope de creatividad. Pero también hay gente que supongo ira a veros pensado en escuchar viejas canciones. En ese sentido ¿Cómo encaráis los setlists de los conciertos actuales?

Claro, grabar un nuevo disco tenía como objetivo la continuidad de nuestra carrera, seguir tocando con el mismo repertorio no tendría sentido. En el setlist actual combinamos los temas antiguos más conocidos, temas de Big Ear y como vamos a entrar en breve de nuevo en estudio para grabar lo que será el quinto Lp de Automatics tocaremos tres temas del próximo disco.

Cuando empezasteis yo creo que teníais unos referentes musicales y estéticos muy claros. Ahora compartís ser cabezas de cartel con unos míticos del “Shoegaze”, en el festival Madrid es Ruido, que son: Telescopes. ¿Con el paso de los años os habéis llegado a sentir integrados o identificados con alguna etiqueta musical o con alguna escena?

Siempre hemos estado muy cercanos a toda la música que tiene como base el ruido y el Pop, por lo tanto siempre que se habla de nosotros las primeras referencias que aparecen es el Noise Pop, Shogaze, Dream Pop, Space Rock …

Imagina que yo soy un tipo que os ha perdido la pista hace años, que no sé qué han entrado componentes nuevos en la banda y que ahora de repente, me entero de que tocáis y voy a veros. ¿Qué me encontraría en un concierto de Automatics?

Si simplemente vas a disfrutar del sonido y las canciones de Automatics encontraras a Automatics, la base rítmica de Automatics siempre ha sido cambiante (bajo, batería), los guitarristas y compositores somos los mismos, lo único que puede chocar es un nuevo cantante que además lo hace genial, ahora también hemos recuperado a nuestro antiguo batería (Tete).

Para terminar: En esta nueva etapa habéis cambiado de sello discográfico después de toda una vida con Elefant. Supongo que el contacto con Clifford Records llegó con el recopilatorio 1991-2001. ¿Qué os ha llevado a trabajar con Clifford en lugar de con Elefant?

Elefant actualmente sigue una línea diferente en la cual no encajamos, aun así mantenemos una estupenda relación y siguen ayudándonos en lo que pueden, Clifford desde el primer momento nos ha apoyado y es nuestro sello, publicó el recopilatorio bajo licencia Elefant y confió en el grupo cuando le planteamos la salida de nuevo material, en cualquier caso estamos muy agradecidos a los dos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.