Entrevista: Fuckaine

“Pasar del rock al synth pop fue una cuestión más práctica que otra cosa”

Aseguran que Paco Loco se “cagó” un poco en ellos cuando le llevaron los primeros esbozos de lo que acabaría convirtiéndose en Pizza Valentine. Los chicos de Fuckaine dan un giro de 90 grados a su música (180 sería exagerado) y, más por necesidad que por otra cosa, dicen adiós a las bases rock para optar por un acelerado synth pop cargado de referencias.

Sobre cómo ha recibido crítica y público este cambio, las nuevas incorporaciones, pizzas favoritas y la Expo 92, hablamos con Fran (voces) en una larga charla telefónica.

El salto de sonido de un disco a otro es más que evidente. Las guitarras casi han desaparecido para dejar todo el protagonismo a los ‘sintes’ y sampleos. ¿Cómo se ha acogido el cambio? ¿Qué os llega?

Fran: Yo creo que a la gente le está convenciendo más este disco, pero ya no porque haya más o menos guitarras, sino porque creo que es un disco para el que hemos tenido un poco más de tiempo, hemos tenido más ayuda, lo hemos hecho con producción externa…, y eso se nota. Está un poco más cuidado, y se ve que tenemos un poco más de experiencia.

¿Cuál ha sido el proceso de composición, de “armar el esqueleto” de “Pizza Valentine”?

Fran: La mayoría de las canciones nacen de ideas que teníamos en el ordenador, y acabamos desarrollando las que más nos gustaban o las que nos parecían más fáciles. En esta ocasión, hemos seguido un proceso más similar al de la música electrónica, en el que el desarrollo no ha sido una cosa de grupo, en el local, prácticamente hasta el momento de la grabación en estudio.

¿Cómo germina la idea de optar por el synth pop en este disco?

Fran: Fue una cuestión más práctica que otra cosa, ya que no hemos tenido tiempo para estar trabajando en el local porque, entre otras cosas, hemos cambiado de formación. Teclista y batería son diferentes… Prácticamente, entre el último disco y este, no hemos parado de tocar y, mientras tanto, había que enseñar las canciones a los nuevos integrantes. No podíamos compatibilizar el componer esas canciones en el local y preparar los conciertos, así que tuvimos que plantearnos hacer las cosas de otra manera.

“Pizza Valentine” parece un homenaje al pasado en general: diseño de la portada, temática de algunas canciones, repaso a las décadas de los 70, 80 y 90… ¿Sois un grupo nostálgico?

Fran: No creo que haya sido a conciencia, pero es cierto que estuvimos viendo películas del rollo “Regreso al futuro” cuando empezamos a hacer el disco en casa. Y sobre “Expo 92”, aunque fue una broma, realmente me dio nostalgia de cuando estuve allí. Me puse muy pesado con la Expo 92 (ríe). Y, por otra parte, la verdad es que también me apetecía coger los “clichés” de toda esa época y plasmarlos en algunas canciones.

La versión del “Ode To Repetition” del adelanto suena diferente a como finalmente lo hace en el disco. ¿A qué atiende este cambio?

Fran: Pues a que teníamos pensando lanzar el tema en una fecha concreta. Una vez hecho el vídeo, tuvimos que ponerle la música. Lo que ocurre es que la versión que teníamos era la que habíamos hecho en casa; no estaba mezclado en el estudio ni nada. Luego, cuando terminamos de mezclar todo el disco en el estudio, volvimos a remezclar “Ode to Repetition” para que quedase un poco más “competente” (ríe).

Habéis grabado gran parte del disco en casa, pero también hay otra que habéis hecho en los estudios de Paco Loco. ¿Qué tal la experiencia? ¿Mola tanto trabajar allí como parece?

Fran: Paco Loco mola un montón. La verdad es que teníamos una ideas sobre el tiempo que teníamos y lo que queríamos hacer, pero finalmente no fue posible. Solo pudimos grabar las voces y mezclar cuatro temas, el resto lo seguimos haciendo en nuestro estudio. Decidimos hablar con Paco porque mi estudio estaba “petado”; teníamos unos timings concretos y no había tiempo. Entonces pensamos en Paco, porque nos encanta. Trabajar con él es una maravilla. Yo lo recomiendo siempre a todo el mundo. Aunque no seas músico, móntate un grupo solo para poder ir a grabar allí, porque la experiencia, no solo a nivel musical, sino también a nivel personal, es muy especial.

Me llama la atención esta “colaboración” porque vuestro estilo se aleja un poco (bastante) del de las bandas que suelen trabajar con Paco. ¿Qué os dijo cuando le llevasteis el primer material?

Fran: Pues se cago un poco en nosotros (ríe). Le llevamos algo que, además de grabar las voces, solo necesitaba mezclar. Es cierto que él no hace nada este rollo, en absoluto. Esto surgió a raíz de que escuchara nuestro primer disco, que no tiene nada que ver con “Pizza Valentine”, es mucho más guitarrero. Y claro, cuando le llevamos esto, pues dijo: “Joder, por qué no seguís haciendo rock” (ríe).

Con tanto “cacharrito”, supongo que llevar el disco al directo es un poco jari, ¿no? De hecho, has optado por, directamente, no tocar ningún instrumento en el escenario…

Fran: Claro, para mí ahora no es complicado, es mucho más fácil (ríe). No tengo que hacer nada salvo cantar, pero para el resto de músicos… Por un lado, los temas son más fáciles en el sentido de que trabajamos todos sobre algo que ya está hecho. Es más una mentalidad de electrónica, no de ejecución… Nadie tiene que tocar muy bien algo. Los elementos que entran en juego son más técnicos: el cómo suena algo. Pero es cierto que la mezcla en directo es mucho mas compleja, porque tener ocho millones de sonidos es mucho más difícil que solo tener un bajo y una guitarra.

En general, ahora yo me lo paso muy bien sobre el escenario, y creo que el resto de la banda también… Bueno, Tábata sí que lo pasa un poco mal, para qué te voy a engañar (ríe). Ahora toca el bajo con teclados… Dos instrumentos, por ahora, y ella es bajista… Pero bueno, es darle tiempo al ensayo y a que se acostumbre, aunque lo hace de puta madre.

Como comentabas al principio de la entrevista, tenéis dos nuevas incorporaciones a la banda ¿Cómo llegan Pablo y Jesús a Fuckaine?

Fran: Jesús entró hace tiempo y Pablo, el último. Con ambos me siento muy bien. La verdad es que hacemos un equipo bastante compacto. Cada uno hemos asumido una parte importante del grupo. No solo hablo de lo musical, sino también de la gestión y ese tipo de cosas… Me da mucho ánimo trabajar con gente que esté tan a tope con el proyecto.

Y ya para terminar, ¿en cuántas entrevistas os han intentado hacer la gracieta o hilar con las pizzas y el pepperoni?

Fran En todas (ríe). Nos han preguntado por la pizza y por la Expo en prácticamente todas las entrevistas, pero bueno, es lógico. No tendría sentido que nos preguntaran por otra cosa. La pizza es el mejor refuerzo cuando estás de resaca… y si es de hamburguesa, ¡mejor! Y la Expo, ya sabes, mola.

Escucha Pizza Valentine:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.