Entrevista: Fuel Fandango

Un breve encuentro con una banda como Fuel Fandango siempre es mucho. Un tiempo bien empleado hablando con gente entregada a su pasión, que no es otra que la nuestra solo que practicándola mucho mejor, y en la base un dúo que afronta su tercera obra conjunta con la ilusión imprescindible para que la cosa funcione, independientemente de que más o menos fans se unan a la causa. Ale Acosta, el antiguo alma mater de Mojo Project y el hombre de las programaciones, teclados y guitarras, continúa muy bien acompañado por Cristina Manjón (Nita, para que nos entendamos) y su voz omnipotente, capaz de pasar del quejío flamenco más profundo a la sobriedad soul clásica sin arrugar ni un centímetro de su indumentaria, otro de los motivos por los que se hace imprescindible verlos en directo. “Aurora” es la nueva excusa para esperarlos al bajarse de uno de los muchos escenarios que han pisado este verano, y los que les queden.

Habéis sido, y ya era hora, uno de los nombres más potentes en los diferentes carteles de los festivales veraniegos. Es un suma y sigue viendo el tirón que está teniendo este espléndido “Aurora”, ¿cuál es vuestra impresión al respecto?

Nita: En algunos ya hemos repetido y la verdad es que es muy guay, el público suele ser muy joven y viene muy entregado. En sitios como el Arenal Sound, por ejemplo, están todo el día en la piscina o en la playa y yo creo que hay un ambiente como muy veraniego y muy divertido. La única pega en sitios así es que hace una humedad increíble y en el escenario eso más los focos te da un calor que creo que hemos pasado pocas veces hasta ahora.

Hombre, viniendo de una ciudad como Córdoba, ya deberías estar un poco acostumbrada a las altas temperaturas.

Nita: Sí, pero en Córdoba no doy un concierto a las ocho de la tarde (risas).

Otra de las quejas habituales, o hándicaps desde el punto de vista del espectador, tiene que ver con el sonido en este tipo de eventos. Aunque algunos han mejorado, parece que sigue siendo una asignatura pendiente.

Ale: La verdad es que no recuerdo que haya habido grandes diferencias de un sitio a otro o de una edición a otra cuando hemos repetido.

Nita: Yo creo que de un festival a otro puede haber más potencia de sonido, de hecho estaba pensando ahora incluso en el tema de camerinos, que cada vez está más currado y hay veces que todo está muy bien dispuesto.

Presentar un disco de las características de “Aurora” bajo prácticamente el mismo concepto sonoro que los anteriores supone que haya un sector de público que recurra al típico “más de lo mismo” para no acercarse con tanta ilusión a estas canciones. ¿Cuáles son las diferencias respecto a los otros álbumes?

Ale: Realmente con este disco creemos que nos hemos lanzado un poco al barro, a hacer lo que queríamos hacer, que era mezclar la electrónica con el flamenco. Creo que es el disco con más carga flamenca con diferencia.

Nita: Es el disco con más letra en español, también. Evidentemente, más de lo mismo es, cuando se trata de la misma banda. Es un concepto que intentamos crear pero yo no creo que se parezca un disco al otro.

Ale: Yo creo que no, y aparte este es con el que más contentos estamos en la parte de haber conseguido esa fusión de todas las cosas que nos gustan.

Eso se nota sobre todo en el tema estandarte, “Salvaje”, que además en directo va acompañado de un zapateado flamenco muy sugerente.

Nita: Bueno, yo soy una aficionada. He estado dando clases con una bailaora pero yo todo lo que hago lo hago porque me gusta bailar, pero soy una simple aficionada. Bueno, es un guiñito que hago ahí al taconeo del flamenco porque soy muy fan del baile flamenco. Ojalá fuera bailaora pero no es el caso, yo soy cantante pero es verdad que me gusta mucho esa parte del flamenco y hemos querido hacer un guiño.

No podemos identificarlo como algo autóctono exclusivamente, porque vuestros shows son muy solicitados fuera de nuestro país. Habéis tocado bastante fuera de España en los dos últimos años, ¿no?

Ale: Sí, tocamos mucho. Este verano hemos estado en Inglaterra en el WOMAD y en Alemania, y nos quedan conciertos todavía.

¿Es cierto que los conciertos en esos países por ejemplo son igual de intensos o más que aquí?

Ale: Las últimas actuaciones en estos dos países la verdad es que han sido bestiales. Tanto la respuesta del público como los festivales donde hemos ido, han sido muy chulos y algunos muy peculiares. Fuera viene a ser un poco al final la misma reacción que aquí.

Nita: Yo creo que fuera el flamenco como que impacta más, aquí muchas veces pienso yo que no se valoran las cosas, muchas veces los españoles somos un poco reacios a lo nuestro y cuando lo llevas fuera ves que la gente tiene una respuesta como muy abierta, sin prejuicios, pero nosotros no nos podemos quejar del público español ni muchísimo menos. Yo estoy encantada de ver cómo cantan las canciones, me quedo flipada.

Aun así, el mercado latinoamericano parece que se os sigue resistiendo. ¿Cómo véis un posible asalto a aquellas latitudes?

Nita: Pues hijo, todavía no nos han llamado, es que yo no sé ya lo que hay que hacer (risas). Nosotros vamos a Asia, a África o a sitios más exóticos.

Ale: Sí, o al resto de Europa, pero la verdad es que a Latinoamérica todavía no hemos ido y recibimos muchos mensajes así de gente de por allí, pero aún no ha salido una propuesta en firme chula para poder ir.

Quizá se necesite una buena promotora allí o algún inversor realmente interesado en lo que hacéis.

Ale: Claro, una productora que ofrezca varias fechas, porque hemos tenido propuestas sueltas pero si vas es para hacer un desembarco y que el viaje sea fructífero.

Es un mercado mucho más abierto que el nuestro, triste es decirlo.

Nita: Allí se mueve muchísima música, hay muchísima cultura de rock también y de muchas otras cosas.

¿Y en Asia? ¿Habéis tocado en Japón, por ejemplo?

Nita: No, hemos tocado en China, pero también estamos esperando que salga algo en Japón. En China hemos estado ya un par de veces.

Por cierto, Nita, ¿quedó olvidada ya la afección de garganta que os obligó a cancelar un tramo de la gira?

Nita: Sí, pero este verano no estaba todavía del todo bien, aunque me dejaban cantar por lo menos. Por lo visto es un problema que le pasa a mucha gente, lo que pasa es que a mí nunca me había pasado y fue un poco como un shock, pero luego ya lo veo como algo normal, como si Nadal se lesiona el brazo, pues nosotros nos lesionamos las cuerdas vocales. Es un músculo y yo aprieto mucho cuando canto, hago mucha fuerza en la voz y estoy trabajando mucho para que no me pase otra vez pero hay veces que la gira, las condiciones de la misma, las pocas horas de sueño, el no comer a veces o el tocar de madrugada son cosas que hacen que el cuerpo te pida un descanso, somos humanos. Yo, mientras me dejen los médicos cantar, voy a seguir apretando.

Os queda aún cuerda para rato, valga la redundancia, mientras presentáis “Aurora” en directo.

Ale: Arrancamos a mediados de verano y ahora empezamos en las salas, faltan varias ciudades por confirmar y queda “Aurora” para rato, sí. Realmente estamos todavía presentándolo y lo que falte.

Lo bueno de este disco, aparte de otras muchas cosas, es que consolida un proyecto que se ensancha y estalla realmente en directo, porque la banda es brutal. Ahí está la batería de Carlos Sosa, una verdadera bomba.

Ale: Sí, y ahora con el nuevo fichaje Pablo Pérez al bajo estamos flipando. Con todo, la verdad, las luces, el sonido…

Nita: Todo el equipo es genial, y sobre todo que son buenas personas, que creo que eso no siempre se tiene, estar arropado de buena gente con la que viajar, se pasan muchas horas y eso es muy importante para nosotros. Estamos encantados con el equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.