Entrevista: Maga

“Los grupos a veces funcionan como viejos amantes”

Seis años después de Satie Contra Godzilla (2011), y tras la gira triunfal con la que celebraron el decimoquinto aniversario de su debut –Álbum Blanco (2002)–, Maga regresan con Salto Horizontal (2017). El retorno de los sevillanos es un disco luminoso y optimista, que alberga la palpable evolución artística del trío al tiempo de respetar su esencia como grupo.

Contactamos con el grupo, inmerso ya en la gira presentación de su nueva obra, y es el bajista Javier Vega quién nos comenta varios aspectos acerca de este esperado (y a la postre acertado) trabajo. No en vano, la obra en cuestión viene firmada por de una de las bandas más incuestionablemente peculiares y reconocibles de toda la escena estatal.

La primera pregunta es muy evidente, pero también obligada ¿Por qué era este justo el momento de sacar un nuevo disco de Maga? ¿Por qué ahora y no en otro momento?

Hace dos años, de una manera informal y sincera, nos dimos cuenta de que ya no teníamos nada que decir. Hace un año de forma casual e inocente nos cortejamos. No sabíamos que iba a ser el momento justo, pero parece que lo fue. Los grupos a veces funcionan como viejos amantes.

Me pasa una cosa un poco curiosa con “Salto Horizontal”. Por un lado creo que mantiene toda la esencia de Maga, pero al mismo tiempo se percibe una clarísima evolución y suena ciertamente diferente a cualquier otro disco que hayáis publicado ¿Por qué creéis que sucede?

Esa “cosa un poco curiosa” es lo que nos ha acompañado en todo el proceso de composición, producción y grabación de este disco. Nuestro productor, Ángel Lujan, nos hizo rescatar la parte de Maga que los años habían desdibujado. Nunca hemos renegado de nuestro pasado, pero es verdad que nunca como ahora lo habíamos reivindicado.

¿Qué diferencias hay, en vuestra opinión, entre este disco y todos los demás de Maga?

Es el disco más trabajado de nuestra carrera: hemos sido muy críticos con nuestras propias canciones y muchas se han quedado fuera. En cada nuevo disco de Maga hemos buscado lenguajes musicales diferentes para no repetirnos, con el riesgo que eso supone de cara los seguidores del grupo que pueden no ver reflejados sus gustos en todos los discos de Maga. Seria aburridísimo sacar seis discos iguales.

Diría que este un disco mucho más positivo y luminoso que otros trabajos de Maga ¿Estáis de acuerdo? ¿Qué ha motivado esta circunstancia?

Completamente. Es sin duda fruto del estado anímico de cada uno de nosotros con respecto a esta nueva oportunidad que nos hemos dado de componer y grabar un nuevo disco de Maga.

Esta nueva circunstancia es la que ha hecho posible que fluyera de manera natural la composición de las nuevas canciones, y que la conexión entre nosotros fuera total para terminar el disco sintiendo que es el mejor que hemos grabado hasta hoy.

Supongo que en eso también influyen las sensaciones optimistas dejadas por un cierre como “La Noria” ¿Teníais claro que esa debía ser la canción que pusiese fin al álbum, y lograr así ese efecto?

Hasta el ultimo momento no tenemos claro nada. Pero al final todo encaja. La primera y la ultima canción del disco, “Domingo” y “La Noria”, son ciertamente optimistas en ese sentido… aunque no necesariamente alegres.

Me queda la sensación, de que seguís escribiendo (quizá más que nunca) acerca de lo que os rodea ¿Es así? ¿De dónde ha venido principalmente la inspiración para componer “Salto Horizontal”?

Si, claro, y cada vez más. Es decir, antes buscábamos metáforas cercanas al realismo mágico y juegos de palabras donde la interpretación quedaba más abierta. Ahora intentamos, sin desvirtuar nuestro estilo críptico, escribir sobre nuestra realidad más cercana, tanto de los paisajes que nos acompañan en nuestras vidas como de los sentimientos más cotidianos.

¿Cuál era la prioridad para las nuevas canciones? Quiero decir… ¿Qué tenía que tener obligatoriamente una canción para que pasase a formar parte de “Salto Horizontal” y no quedase fuera tal y como comentabas antes que ha pasado con muchos temas?

Pues algo tan sencillo como que nos emocionaran a cada uno de nosotros y a nuestro productor, que nos resultaran familiares y novedosas, que no nos cansáramos de oírlas y de vernos reflejados en sus letras. Sencillo pero muy difícil de conseguir.

¿Cómo, dónde y con quién se grabó el disco?

Lo grabamos en Madrid, en los Estudios Reno durante los meses de agosto y septiembre de 2016, aunque el proceso de preproducción y de maquetación de las canciones empezó meses antes con Ángel Luján, productor artístico del disco. En cuanto a la grabación, ha sido una vuelta a la manera de grabar de los primeros discos del grupo: no se han tocado las canciones en directo, sino que se ha ido grabando cada instrumento según lo fuese necesitando cada canción.

¿Qué colaboraciones hay en “Salto Horizontal” y cómo se gestaron?

Hemos contado con, para nosotros, dos de las voces más bonitas del panorama musical actual: Zahara y Anni B Sweet. Hace años que nos conocemos y, a raíz de la colaboración de ambas en el disco y la gira del 15 aniversario del “Disco Blanco”, tenemos una relación de amistad y admiración que ha dado como resultado estas colaboraciones de lujo. Añaden más luminosidad a canciones como “Por las tardes en el frio de las tiendas” o “Juego”. Además el gran Jordi Montero nos regaló preciosos arreglos de viola en “Esmeralda” y “De Plata”.

Precisamente el año pasado de reeditó el “Disco Blanco”, vuestro mítico debut, coincidiendo con ese 15 aniversario. Con el paso del tiempo ha quedado como una obra clave y atemporal dentro de la música independiente de este país ¿Qué tal sienta eso? ¿Qué sentís ahora cuando escucháis ese disco?

Pues la verdad es que lo hemos redescubierto este año al celebrar su 15 aniversario. Llevamos desde el principio tocando en directo algunas de sus canciones, pero había otras que no escuchábamos desde entonces. Desde luego fue una buena carta de presentación, un buen disco de debut. En él está el ADN completo de Maga.

¿Cómo fue la grabación de aquel disco? ¿Recordáis las sensaciones y expectativas que teníais entonces, justo antes de que se publicase?

Lo grabamos en diciembre de 2001 en El puerto de Santa María, en el antiguo estudio de Paco loco. Por allí se pasaron a grabar con nosotros tanto César Díaz, actual miembro del grupo, como Jordi Gil, productor del “Disco Negro”, el “Disco Rojo” y “A la hora del Sol”. No recuerdo especialmente qué expectativas teníamos. Llevábamos muchos años tocando y grabando discos sin demasiada repercusión, pero estábamos muy orgullosos de nuestras canciones. Tras las largas sobremesas con Paco nos poníamos en el porche de la casa a terminar las letras antes de meter las voces. Nos acostabamos todas las noches escuchando “How Long I Feel That Summer In My Heart” de Gorky´s Zygotic Mynci.

¿Cómo fue esa gira con la que celebrasteis los 15 años de la publicación del “Disco Blanco”? Yo os vi en el Sonorama y las canciones fluían con una fuerza e impacto emocional increíble…

La gira coincidió con la fase final de composición del nuevo disco. No queríamos que ésta nos desconcentrara de lo que realmente nos traíamos entre manos, pero no sólo no nos desconcentró sino que fue una importante inyección de ilusión ver las ganas de Maga que tenían tanto el público como los compañeros de otros grupos. También nos sirvió para engrasarnos como banda después del parón y volver a tocar juntos. Fue una gira muy corta pero inolvidable.

Volviendo al presente y ya para acabar ¿Cómo están funcionando los actuales conciertos del grupo? ¿Cómo encajan las nuevas canciones con el repertorio clásico del grupo?

El primer fin de semana de la gira no ha podido ir mejor: gran afluencia de público con un sold-out en Granada y muy buenas críticas. El nuevo disco es complejo para llevarlo al directo, así que seguimos trabajando a diario en el local de ensayo para que en cada concierto el repertorio vaya a más. En el actual repertorio además de las diez canciones del disco tocamos otras de todos los discos anteriores. Al darles el mismo tratamiento a la hora de trabajar el sonido creemos que suena todo muy coherente, sin grandes saltos entre las canciones nuevas y las más antiguas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.