Entrevista: Mando Diao

“Mando Diao siempre ha sido el contraste: la energía y las baladas”

De aquí a unos años, el escepticismo y la desconfianza suelen aparecer ante cada nueva entrega de Mando Diao. Sin embargo, los suecos acaban de firmar su disco más sólido y equilibrado en años, y lo han logrado tirando de una palpable capa de sonido negroide que incluye, ante todo, mucho soul.

Contactamos con el bajista Carl-Johan Fogelklou –único miembro perpetuo del grupo junto al vocalista Björn Dixgård– para conocer más detalles de Good Times (2017). Y adelantamos que el optimismo implícito en el título no es algo casual…

Creo que “Good Times” (2017) mantiene el estilo habitual del grupo, pero a la vez está teñido con una palpable capa de sonido negroide: hay algo de funky, algo de blues y, sobre todo, mucho soul ¿De dónde han venido estas preferencias?

Nos gustan muchos tipos diferentes de música, y nos inspiran cosas diferentes en diferentes momentos. El soul siempre ha sido una influencia: “Lady” del disco ” Bring ‘Em In” sería un buen ejemplo de eso. De hecho, cuando éramos niños nuestros padres nos introdujeron en mucha música diferente.

El disco alterna algunos momentos introspectivos y casi desnudos (“Break Us”, “Hit Me With a Bottle”, “Without Love”) y también éxitos instantáneos y pegadizos (“All Things”, “Good Times”, “Shake”, “Money”, “Watch Me Now”, “Dancing All the Way To Hell”) ¿Cómo se conjugan unas y otras en canciones en un mismo disco para que el resultado funcione? ¿Qué efecto pretendíais conseguir alternando estos dos tipos de canciones?

Tuvimos un montón de ideas para las canciones, y tuvimos que seleccionar unas cuantas para el disco. No fue fácil… Desechar temas es como matar a tus propios amores. Mando Diao siempre ha sido el contraste: la energía y las baladas. Ambos son importantes. En este disco queríamos estar en tu misma cara sonando acertados, y a veces las cosas simples son la manera más obvia de hacer las cosas. Es mejor que meter mucha producción. En cualquier caso, fue muy gratificante hacer ambas cosas.

El caso es que prácticamente los doce temas de “Good Times” (2017) son acertados y aportan al conjunto ¿Dirías que éste es un disco especialmente equilibrado?

¡Creo que lo es, sí! Desde el principio hasta el final es genial. Es terrible que el concepto de “álbum” se pierda. Además teníamos muchas ideas en el orden: lo que sería la cara A y la cara B del vinilo, con la propia dinámica del disco, el diseño… todo está pensado como un conjunto de principio a fin, y a eso contribuye también cada canción.

La interpretación de Björn Dixgård resulta tremendamente convincente, y creo que es unos de los motivadores del éxito del asunto…

Björn es “la voz”. Es un gran tío, un gran intérprete y un gran cantante ¡Es increíble!

¿Qué dirías que hay de inédito en “Good Times” (2017) con respecto a anteriores discos del grupo?

En “Good Times” hay una energía, una dinámica… que es nueva. Estamos en un momento realmente bueno como banda, y el proceso de grabación fue realmente democrático. Tenemos mucho talento en la banda que vamos a aprovechar ¡Eso es nuevo y creo que se puede apreciar en el disco!

¿Tienes la sensación de que con este disco comienza una nueva etapa para Mando Diao? Una especie de resurgir del grupo o quizá vuestra entrada en una fase de madurez creativa… ¿Es el título toda una declaración de intenciones?

Nosotros esperamos que cada paso sea una nueva etapa. Hacemos lo que sentimos y nunca miramos hacia atrás ¡Después de las turbulencias de los últimos años resulta refrescante y sienta muy bien estar de vuelta!

En vuestros comienzos –y con discos como “Bring ‘Em In” (2003) y “Hurricane Bar” (2005)– eráis una banda más guitarrera, mientras que en los últimos discos ha ido ganando mayor protagonismo la tecnología (y con la consecuencia de unas canciones más enfocadas hacia la pista de baile) ¿Cómo percibes tú esa evolución y esas, digamos, dos facetas del grupo?

Bueno, yo diría que el órgano era una gran parte de “Bring ‘Em In”. Está claro que las guitarras eran importantes, pero con toda seguridad que los teclados estaban muy involucrados y de maneras muy diferentes. En cualquier caso, nos encanta bailar y eso es lo que le damos al público a través de un espectáculo enérgico. Cogemos las cosas que nos encantan de la música disco, funk, soul, dance y las llevamos a nuestro terreno.

Precisamente hay quien dice que sobre todo sois un grupo para el directo, y más concretamente para los festivales veraniegos ¿Es Mando Diao un grupo más enfocado a los conciertos que al estudio? ¿Preferís estar trabajando en el estudio o sudando sobre un escenario?

Bueno, son dos mundos diferentes. Nos gustan ambos. Escribir y grabar es una cosa: es como criar a un niño. Lo ves desarrollarse y crecer. Y es gratificante. Pero tocar en directo es el estreno, la fiesta, el juego… ¡Nos encanta y es muy divertido!

Cada vez contáis con un público más masivo (y más allá del circuito de la música independiente) ¿Os preocupáis por ese aspecto? ¿Os gusta llegar cada vez a una audiencia más genérica y trabajáis esa ambición?

No somos exclusivos. No queremos gente a la que le gustemos porque somos esto o aquello. Escúchanos como lo que somos. La música independiente siempre está cambiando. Ahora es muy diferente de lo que, por ejemplo, era en 2003 cuando estuvimos en Japón con The Libertines. Pero seguimos haciendo lo que queremos. Seguimos nuestro camino ¿Somos así y eso es lo que la escena indie considera que es correcto? No sé, ellos hacen lo que quieren y no sólo siguen las tendencias. Y nosotros somos lo que somos.

En ese sentido, el tema “Dance With Somebody” os abrió muchas puertas, y a día de hoy sigue siendo vuestro mayor éxito ¿Cómo percibes ahora la canción? ¿Da un poco de miedo pensar que el resto de vuestra obra pueda llegar a quedar a la sombra de ese único tema?

¡Es una gran canción y estamos orgullosos de tocarla! ¡Por supuesto que no queremos ser sólo ‘la banda de ‘Dance With Somebody’…y creo que todas nuestras canciones son geniales! Creo que la canción consiguió que un montón de gente a escuchase el resto de nuestra música ¡y eso es bueno!

Precisamente… ¿Se cansa uno alguna vez de tocar sus grandes éxitos en directo?

No lo creo. La reacción del público es increíble en “Down In The Past”, “Ode To Ochracy” o “Sweet Ride” ¡Eso es lo que lo hace divertido!

¿Cómo son los actuales conciertos de Mando Diao?

Nuestros conciertos son repasos a toda nuestra carrera. Tocamos tanto para la gente que nos ha seguido durante mucho tiempo como para los que quizá sólo conocen uno de nuestros discos… puede que sólo el primero. Nos encanta tocar de todo y hacemos conciertos muy enérgicos para que la gente se divierta.

¿Cómo fue la marcha de Gustaf Norén -uno de los principales compositores del grupo-? ¿Habéis superado esa partida?

Como decía antes, esta vez el proceso en el estudio fue muy democrático. Todo el mundo puede participar en la escritura y hay un montón de tanet en la banda que no habíamos utilizado antes ¡¡Pienso que fue muy emocionante y creativo, además de una lanzadera de cosas buenas!!

¿Peligró en algún momento la continuidad de la banda? ¿Habéis pensado en abandonar en algún momento?

Cuando Gustaf lo dejó fue un shock, pero tuvimos que continuar, ya sabes… Esto nos encanta.

Muchas gracias de nuevo y enhorabuena por el nuevo álbum.

¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.