Entrevistamos a Neuman

“El disco es reflejo absoluto de los momentos más luminosos y tristes de mi vida”

 Después de lograr una repercusión que sin duda merecían desde el principio de su carrera, Neuman siguen avanzando y dan otro paso al frente con ese disco mayúsculo que es Crashpad(Subterfuge, 17). La banda capitaneada por Paco Román -a quién remitimos la presente entrevista- pule especificidades a lo largo de diez nuevos temas, cargados todos ellos de la emoción y elegancia habituales en su proyecto. Neuman tienen ya confirmados conciertos del 2 de noviembre al 27 de enero en Cartagena, Sevilla, Granada, Murcia, Valencia, Barcelona, Castellón, Cáceres y Badajoz.

¿Con quién y dónde has grabado “Crashpad” (Sufterfuge, 17)? ¿Quiénes te acompañan en este momento en Neuman?

Lo he grabado en el estudio que me aventuré a crear, todo a raíz de pensar que este nuevo trabajo debía ser grabado en el ambiente y entorno que me rodea ahora. Técnicamente quería volver a coger las riendas de la grabación, producción y mezcla, así que volviéndome un poco mas majara si cabe, me embarqué en la descerebrada idea de hacerlo todo yo. Como al principio ¿recuerdas? Como en “The Family Plot” etc… Volver a los inicios. Me acompañan Dani Molina, un fantástico pianista y multi-instrumentista y José Sánchez, un gran batería… él fue el primero que conocí en Granada y que entró en Neuman, después se unió Dani y un equipo técnico muy guay. Todo funciona perfectamente, y unido a Subterfuge, creo que entre todos hacemos los mejores Neuman de siempre, sin desmerecer a algunos técnicos y músicos que me han acompañado en los últimos años.

En términos generales diría que “Crashpad” es un disco coherente y continuista -en el mejor de los sentidos- con respecto a las otras entregas recientes de Neuman ¿Estás de acuerdo?

Hay una forma de describir “Crashpad” que he leído en varias ocasiones, y que me ha hecho mucha ilusión por el trasfondo que conlleva: es el disco más diferente y más Neuman de todos. Eso dice muchas cosas positivas, no sólo sobre el disco, también sobre Neuman. Escuchando los bocetos que iba haciendo veía que era más luminoso y esto implicaba a la grabación que lo tenía que acompañar. Para eso era fundamental grabarlo como lo he hecho.

Me refiero a que, en el caso de Neuman, no percibo una auténtica necesidad de acometer cambios o giros bruscos. Y eso es una buena noticia porque significa que las cosas siguen funcionando: toda la fuerza emocional del grupo continúa vigente…

Era fundamental que la emoción (algo que ha definido a Neuman estos años) estuviera latente. Eso no fue difícil, pues es algo que sale sin esforzarme. Neuman es así, tenía que hacer otro disco y la verdad, el hecho de haberme emperrado en crear un estudio y hacerlo todo yo mismo, hizo que me enfrentara a “Crashpad” con un poco de agobio. Es más cómodo cuando delegas toda la parte técnica de un disco en alguien. En cualquier caso durante la grabación me han acompañado Marcos Muñiz, Dani y Josefa como técnicos, ya que era necesario cuando estaba grabando voces

Yo diría que en “Crashpad” os habéis dedicado a perfeccionar a conciencia vuestro sonido, ése claramente reconocible que funciona desde hace años como claro diferenciador dentro de la escena estatal ¿Es así?

Esa es la sensación que quizás pueda dar, pero te aseguro que las tomas de grabación se hicieron a la primera o segunda toma. Nunca me ha gustado repetir y repetir una toma hasta que sale algo perfecto, hace años aprendí que en la música (y menos en los discos) no existe la perfección. Quizás esa sensación se transmite cuando lo tienes muy claro y vas al sitio directamente. Lo que si llevó tiempo fue que, al grabarlo totalmente en cinta magnética y canción por canción, requería una preparación muy tediosa cada vez que se grababa un instrumento. Esto hizo que la grabación durara cuatro veces más, pero aun así el disco se grabó en dos meses y medio, mezcla incluida y parones de conciertos que teníamos cerrados incluidos también. Esto paralizaba la grabación.

¿Es el logro de esa “exclusividad” y esa “distinción” una prioridad dentro del grupo?

Esa exclusividad o personalidad en Neuman es consecuencia de estar centrado totalmente en tus canciones, a estar en tu mundo, en hacer de tu vida personal la musica. Todo va unido, todo va en paralelo. Si no piensas en otra cosa y dejas que la música y el arte te lleve, y tú vayas con él, no entras en ningún saco. Esto es algo de lo que te das cuenta cuando van pasando los años, los conciertos, los discos… Es algo de lo que realmente me siento muy orgulloso y que agradezco que destaques.

En cualquier caso, lo que el disco sí evidencia es algo de lo que siempre habéis podido presumir: aumentar la ambición a cada nuevo paso, con la inclusión de canciones muy trabajadas… ¿Dirías que ésa intención ha sido absolutamente necesaria para que Neuman siga adelante y haya alcanzado las cotas logradas hasta la fecha?

Lo que se ha logrado sin lugar a dudas es hacer el disco que tenía en la cabeza. Esa idea principal que nace tras grabar “If”. Es un disco muy visceral fruto de la improvisación y reflejo absoluto de los momentos más luminosos y tristes de mi vida. Lo que se ha logrado y se está logrando con “Crashpad” era impensable para un grupo como Neuman: ser el sexto disco mas vendido del país fue un regalo. Para mí, para todos los Neuman´s, para toda esa gente que me acompaña, y aquí me refiero a todas esas personas que lo han hecho posible, al público como tú, que desde aquel “Plastic Heaven” apoyaron y ayudaron a Neuman. Es un regalo que me vuelve hacer la música a la que tanto le debo.

“Hace años aprendí que en la música no existe la perfección”

Me gusta mucho como engalanas las canciones con detalles adicionales, pero también el especial cuidado que pones en evitar una sobresaturación que seguramente sería desastrosa y difuminaría la propia esencia de las mismas ¿Cómo decides hasta donde llegar a la hora de “adornar” un tema?

Gracias. Cuánto más sencillo mejor. Es algo que se extrapola a mi forma de ver todo el arte. Es fácil caer en la tentación, por ejemplo, cuando haces un cuadro o una foto, empezar a meterle filtros o adornar con pinceladas, puedes caer en el error (a mi forma de ver) de adornarlo demasiado pensando que queda mejor. Para mí es fundamental que una canción mantenga la emoción del primer momento, de ese instante preciso en el que la creaste. Esa es la esencia, y en eso me baso cuando grabo.

“Crashpad” incluye diez canciones (de nuevo) sentidas y elegantes, pero también dotadas de un aspecto épico y global que envuelve al conjunto y lo ensalza con determinación ¿Era vuestra intención conseguir ese efecto? ¿Cómo se consigue ese equilibrio entre lo emocionante y lo grandilocuente sin caer en esa banalidad tan frecuente en muchos grupos? Me refiero a manejáis una enorme sensibilidad, pero concretada en canciones muy sólidas capaces de llegar a un público bastante amplio…

 Aprendes con los años. Cada canción que haces es un paso más de aprendizaje en ese hilo conductor que eres tú, tus instrumentos y la forma de expresarte. Rodearte y haber aprendido de genios como Paco Loco o Ken Stringfellow es parte del camino. Neuman tiene esa épica, pero como bien dices no es grandilocuente. También es más de esa manera en este disco porque ha salido así. Este disco es el que más me he emocionado al grabar. Y en todos fue muy emociónate, pero en “Crashpad” fue distinto: hubo momentos muy duros que hicieron de este disco algo muy sufrido, pero a la vez eso ha hecho que para mí sea más valorado. Cuando las cosas cuestan (creo que me hago sufrir demasiado…jajaja) les das mas valor, y en la música esto se multiplica.

Otra peculiaridad de las canciones es que lucen familiares desde la primera escucha, gracias a su universalidad intrínseca, y al mismo tiempo ofrecen matices inéditos a cada nueva escucha ¿Dirías que el disco más “pop” (en el sentido de directo e inmediato) de Neuman?

Sí, es el que más singles tiene, y también el más arriesgado de todos. Es por eso precisamente: por la inmediatez que tienen algunas canciones y por lo desarrolladas en duración e ideas que son otras. Nosotros decíamos a veces, si es que “Deleted Files” son cuatro canciones en una… jajaja.

En la canción “Quiet” incluyes una estrofa en castellano dirigida a tu madre. Quizás me equivoque, pero diría que nunca antes te había oído cantar en castellano…

En “Plastic Heaven”, “The Family Plot” y el EP “I Love You” hay una canción en castellano, pero me alegra que no lo recuerdes. Eso significa que te sonó como si fuera en inglés, jajaja.

Después de escuchar el disco me queda la sensación de que detrás está un autor pleno en confianza e inspiración ¿Dirías que estás en tu mejor momento como compositor?

Es mi mejor momento personal, el mejor de mi vida. Aún hay cosas que arreglar, pero ya estoy en casa, en Granada -una ciudad que adoro y que me recibió muy cariñosamente- cerca de mi hijo Curro y de mi hija Ingrid que me dan la vida. Todo esto hace que te sientas confiado y tranquilo porque piensas que todo saldrá bien. Es mi mejor momento como compositor, y ahora puedo decir por primera vez que el mejor disco de Neuman está por llegar.

En este disco he percibido influencias clásicas pero también algunas nuevas, y quizás diría que la más palpable durante muchos momentos es la de The War On Drugs (por ejemplo en los doce minutos de “Deleted Files”) ¿Han sido un referente en este álbum?

No los conozco, pero como es un piropo los escucharé en un hueco. He de decirte y creo que ya lo sabrás, que no escucho música. Tan solo mis grupos de siempre.

Pues se me ocurren otros nombres como los de Paul McCartney, Radiohead, The Divine Comedy, Midlake o Jeff Buckley (en la propia “Quiet”)… ¿Qué o quiénes han influido determinantemente en el sonido de “Crashpad”?

¡Bueno! Eso sí que es un gran piropo, muchas gracias. Te soy sincero, me levanté a las 06:30, desayuné, me di una ducha y me puse con tu entrevista. Mientras estoy escribiendo la entrevista estoy escuchando a The New Year, un grupo de los de toda mi vida. Soy fan de ellos desde que eran Bedhead. Soy fan de Jeff Buckley y algunos más, pero no investigo mucho más. Me quedé en el Lo-Fi de los 90 y en clásicos como Elton John, Queen, Abba, Etc,… La razón de no escuchar apenas música es no perturbar mi cabeza con otra música que no sean mis melodías ¡Ah! Escucha el último de The New Year: es precioso, y quizás veas mis influencias, pero no artísticas, si no en la actitud y la manera de enfrentarse a la creación de un disco. Eso quizás sí me haya calado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.