Entrevista: New Day

“Sienta muy bien creativamente romper con el pasado y empezar de cero”

Pensamos en Dover y no podemos evitar esbozar una sonrisa de satisfacción. Muchos de los que vivimos la eclosión del rock independiente nacional allá por los noventa nos sentimos profundamente orgullosos de que un grupo madrileño surgido prácticamente de la nada y con todos los visos de ser un proyecto amateur conquistara las tan añoradas listas de ventas y de paso les diera una lección de humildad y resultados a tanta luminaria con más boato sonoro en la forma que en el fondo. Aquello terminó hace algún tiempo, tristemente, y ahora dos de sus partes, fundamentalmente una (Amparo Llanos, guitarrista y coautora junto a su hermana Cristina de la práctica totalidad de la discografía de la banda), decidieron abrir una nueva vía que se relaciona en parte con la anterior a la vez que parece evitarla conscientemente. De cómo se formó New Day, el proyecto del que nos habla la propia Amparo, y del porqué de las canciones y sus circunstancias, tenemos buena cuenta en sus respuestas.

Es curioso: Si tecleas “New Day” en google te derivan a páginas de perfil religioso o filosófico. Igual es una especie de metáfora de la nueva vida artística de unos músicos tan experimentados como vosotros.

Sí, de manera inconsciente se nos ocurrió un nombre que tenía mucho significado, sobre todo para mí porque sabía que estaba entrando en una nueva etapa de mi vida con grandes cambios. Además el nombre del grupo y del disco, Sunrise, son otro homenaje inconsciente a un disco de Hüsker Dü, New Day Rising, que escuché muchísimo en otro momento de mi vida muy importante para mí.

New Day es un proyecto que nace de las cenizas de Dover, toda una referencia para el rock nacional de las últimas décadas. La duda es si ya en la cabeza de Amparo Llanos bullía esta idea durante la etapa final de la banda o fue algo que surgió poco después.

La idea de empezar a hacer canciones que probablemente terminaría cantando yo, aunque en aquel momento no lo tenía muy claro, surgió durante la gira de verano del 2015, cuando ya sabíamos que nos íbamos a separar en cuanto terminásemos los conciertos.

¿Tuvieron mucho que ver en la decisión los relativos fracasos de I Ka Kené y Complications? Fueron discos muy incomprendidos en general, y sobre todo el último era una colección de temas bastante notable.

La decisión la tomó Cris, y creo que aunque Complications hubiera tenido más éxito, se habría marchado del grupo de igual manera porque se sentía cansada de la música.

En una primera escucha la cosa suena bastante diferente a lo anterior.

Es verdad, a mí me sienta muy bien creativamente romper con el pasado y empezar de cero. Desde la primera canción que compuse, que fue Say Yeah, noté que estaba en racha.

Aquella introducción en el mundo de la música electrónica con Follow The City Lights pudo anticipar una nueva vía que acabó perdiéndose por el camino, y tal vez con New Day muchos esperaban que pudiéseis recuperarla.

Cuando me pongo a hacer canciones en lo último que pienso es en lo que los demás esperan. Componer es un juego de uno, además como nadie sabía que había hecho un grupo con Samuel daba por sentado que nadie esperaba nada.

Por si alguien piensa que Dover terminó por malos rollos entre sus componentes, los que asistieron a vuestra presentación en Madrid en noviembre, en la sala Wurlitzer, pudieron ver a Cristina entre el público y además cantando todas vuestras nuevas canciones. ¿Fueron su cansancio y sus ganas de apartarse de la música por un tiempo los detonantes de la separación?

Sí, fueron su cansancio y sus ganas de apartarse de la música lo que hizo que nos separáramos; Cris es nuestra fan número uno y yo la pido su opinión en muchas cosas.

En directo también difiere el sonido respecto al disco, al prescindir de la producción y de los arreglos de estudio la potencia del sonido original de guitarra, bajo y batería os hace tocar las canciones desde otra óptica, o al menos esa es la impresión después de los primeros conciertos.

Pues espero que solo haya sido una impresión porque yo soy muy maniática para eso, los directos me gusta que suenen lo más parecido posible al disco; aun así en directo todo es más… directo.

Lo de New Day es mucho más folk, más variado en influencias. ¿Fue premeditado este giro?

Es cierto que el disco tiene un aire clásico que a mí me gusta mucho y me resulta tremendamente evocador y del que era consciente cuando estaba componiendo y después cuando Samu y yo estábamos maquetando las canciones. Las influencias imagino que son el cajón de sastre que yo soy por dentro.

En “Love chains” o “Jupiter and the farmer”, por citar dos ejemplos, se puede rastrear claramente la huella de Dover en las melodías y los arreglos, como un compendio de todo lo que hicisteis a lo largo de los años.

¡Ah, qué curioso! A mí esas dos canciones no me parecen Dover, quizá “Free” es la canción más Dover del disco… creo; normal por otro lado, porque yo fui la mitad del tándem compositivo C. LLanos /A. Llanos.

“Stay”, el tema elegido para presentar el disco, es bastante minimalista comparado con la mayoría de los que integran el álbum.

Es verdad. Nos pareció un buen primer single.

¿Por qué fue Brian Hunt el elegido como productor?

Brian no ha producido el disco, lo hemos producido nosotros. Brian nos grabó en su estudio, en el que estuvimos tan calentitos y tan ricamente.

Sabemos que el trío está comandado por Amparo, secundado por Samuel Titos, el ya ex bajista de Dover, y que a la batería está Jota Armijos, que viene de Fuckaine e incluso de algunas giras con Sex Museum. ¿Ha intervenido alguien más en la grabación?

Solo nosotros, íbamos con prisa y no ha habido tiempo de colaboraciones.

¿Va a ser New Day un proyecto con visos de perdurar o actuaréis en función de las circunstancias del mercado, por así decirlo, o de las necesidades artísticas de cada uno?

Eso es imposible de saber. Puede que duremos mucho o un café, pero tanto una cosa como la otra dependerán de la cohesión y el entendimiento que haya entre nosotros; las necesidades del mercado y el propio mercado nos la soplan bastante, prueba de ello es el disco que hemos hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.