Entrevista: Peter Hook (Joy Division, New Order)

Peter Hook nos visita esta semana -23 de noviembre Sala Moon (Valencia), 24 en Sala Arena (Madrid) y 25 en Sala Apolo (Barcelona)- para presentar las canciones de los dos Substance que lanzó con sus bandas, el primero que recoge temas de Joy Division (1978-1980) y publicado en 1988 y Substance 1987 publicado ese mismo año por Factory Records registrando algunos de los temas más conocidos de New Order.

El bajista vendrá acompañado de The Light, banda que creó tras dejar New Order y que forma junto a su hijo Jack Bates (bajo), Andy Poole (teclados), Paul Kehoe (batería) y David Potts (guitarra).

Aprovechamos su visita para hablar con él de su carrera, de sus bandas y del presente y futuro.

Substance (tanto el de Joy Division como el de New Order) son dos magníficos recopilatorios de dos de las bandas más respetadas e influyentes de todos los tiempos. Nos muestran a ambos grupos en un registro diferente al de los álbumes, dándonos pistas que completan la imagen global al incluir singles que no se incluyeron en los LPs, y de necesaria escucha para cualquiera. Tocar los dos seguidos en un solo concierto debe ser un tour de force total, física y emocionalmente. ¿Cómo te enfrentas a ello?

Desde luego es todo un tour de force, tocamos casi 3 horas cada noche en esta gira. Puede ser bastante duro cuando estás de gira haciendo estos conciertos tan largos pero debo admitir que lo estoy disfrutando. Tocamos los dos Substance enteros y todos los singles y caras B, son más de 30 canciones en el setlist. Es todo un viaje emocional para el grupo y para el público.

¿Cómo responde el público? Y, ¿disfrutas más tocando en directo canciones de JD o de NO? Antes de empezar a girar como Peter Hook and the Light, no cantabas desde los tiempos de Monaco. ¿Cómo te encuentras en el papel de cantante?

Bueno, al principio estaba muy nervioso, especialmente con el material de Joy Division, porque, naturalmente, no iba a ser fácil tratar de asumir el papel de Ian, y no ha sido fácil, pero ahora siento que después de varios años de giras he podido desarrollarme en el papel de cantante y creo que incluso Ian estaría de acuerdo en que hago un buen trabajo. Intento ser respetuoso con las grabaciones pero obviamente es imposible hacer lo que hizo Ian. Con el material de New Order no estaba tan nervioso porque hemos estado de gira mucho tiempo y la transición del material de JD al de NO era lo natural. Ahora me siento muy seguro de mí mismo como frontman.

Una de las cosas que siempre me han descolocado es el hecho de que ambos grupos tenían canciones increíbles que no se incluyeron en los álbumes; quiero decir, ¿qué grupo en su sano juicio dejaría fuera “Love will tear us apart”, “Transmission” o “She’s lost control”? Lo mismo para New Order (“Temptation”, “Bizarre Love Triangle”, “Blue Monday”…)

Bueno, en aquel momento nos tomábamos muy en serio editar singles, desde luego mucho más que ahora. Dejabas los singles fuera de los álbumes para así poderlos sacar aparte y tener un hit en las listas. Ahora, las cosas han cambiado y no se pone mucho énfasis en los singles, así que es más importante hacer el álbum lo más grande posible. Substance es interesante por eso, por ser una colección que aúna todos nuestros singles.

Cuéntanos algo sobre la banda que te acompaña en directo.

Llevamos de gira más de 7 años y creo que nos hemos convertido en una banda muy fuerte y potente. Además de mí, que obviamente canto y toco el bajo, está mi hijo Jack, que también toca el bajo, y funciona muy bien tener dos bajos. El guitarrista es mi viejo camarada David Potts, con el que toqué en Monaco, que también canta algunas canciones en directo. Y además están Paul Kehoe a la batería y Martin Rebelsky a los teclados.

“He podido desarrollarme en el papel de cantante y creo que incluso Ian estaría de acuerdo en que hago un buen trabajo”

Me había jurado a mí mismo no hacer mención a la (tristemente) famosa actuación en Top of the Pops tocando “Blue Monday”…(lo que podría llamarse el BlueMondayGate) pero no puedo. Solía odiarla pero, con cierta perspectiva, me parece que lo clavasteis; ética Punk, un me-la-suda-todo, un lo tomas o lo dejas medio en broma que es, en sí mismo, parte de la historia del grupo, no importa si fue consciente o accidental. Situacionismo puro. (No me extraña que a Tony Wilson le encantara, incluso cuando después de esa actuación, las ventas del single cayeron, o tal vez precisamente por eso).

Sí, bueno, el programa quería que hiciéramos playback pero insistimos en tocar en directo, nos salió nuestra vena punk. Fuimos la única banda cuyo single no solo no subió, sino que bajó en las listas tras el paso por Top of the Pops, pero no nos importó, seguíamos pensando que habíamos hecho lo correcto.

¿Te sorprende que “Blue Monday” siga siendo el 12” más vendido de la historia? La historia que hay detrás, de cómo perdíais dinero con cada copia vendida, es tremenda, 100% Factory. Paul Weller dijo en cierta ocasión que una vez has tocado la misma canción mil veces ya no es tu canción y puedes incluso llegar a odiarla. ¿La odias?

No, no la odio, ¡en absoluto! Creo que tenemos canciones mejores, por ejemplo, creo que “Thieves Like Us” es mejor, pero “Blue Monday” es sin duda una de las mejores cosas que sacamos. Disfruto tocándola en directo incluso ahora, más de 30 años después de que saliera. La historia de cómo perdíamos dinero con cada copia vendida solo hace la historia de la canción aún mejor, ¿no es así?

En mi adolescencia, Joy Division y New Order fueron para mí – y muchos más – más que un grupo; era casi un asunto de vida o muerte. ¿Es esa clase de compromiso, de seguimiento casi fanático, posible hoy en día, en la era de Internet? ¿Crees que los millennials o los fans más jóvenes lo perciben del mismo modo en que lo hizo mi generación (tengo 42 años) o los que eran adolescentes cuando se formaron Joy Division? Y, ¿crees que música así de relevante puede salir ahora? Quiero decir, ¿qué escucharán los jóvenes de hoy en 25 años, los putos Mumford & Sons o qué?

¡Bueno, espero que en 25 años la gente siga escuchando nuestra música! Siempre me sorprende ver lo joven que es el público en la gira – pensé que serían viejos como yo pero siempre hay un montón de gente joven en los conciertos. Es un cumplido muy agradable y demuestra que la música sigue llegando a gente nueva y que el legado continuará.

Ya habías escrito libros sobre Joy Division y sobre The Haçienda pero el último, Substance (Simon & Schuster, 2016) es el más íntimo y completo hasta ahora. ¿Ha sido difícil escribirlo, y revelar detalles muy duros que cuentas en él?

Sí, ha sido difícil mirar atrás y escribir sobre ciertas cosas, pero por encima de todo diría que escribir el libro ha sido una experiencia muy positiva porque me ha recordado lo buenos que eran New Order, especialmente durante esos 10 primeros años, y he disfrutado reviviendo eso para el libro. Quería ser honesto y creo que con este libro lo he conseguido.

Cuesta pensar en New Order como fiesteros redomados pero parece que también tuvisteis vuestra época salvaje…

¡Sí, verdaderamente tuvimos nuestros momentos! ¡En el libro está todo! Éramos algo así como los Led Zeppelin del indie.

Curiosamente, la otra GRAN banda de Manchester en los 80, The Smiths (sí, vale, furibundo lector, están tb The Fall, ¿podemos seguir ya? Bien;) también tuvieron problemas de juicios; qué desagradable, ¿no? Supongo que es un entorno complicado… ¿Había competitividad entre vosotros y el resto de grupos de Manchester en los 80, o había cierta unidad norteña?

Ciertamente había rivalidad entre algunos grupos de Manchester, sobre todo en los 70 y los 80 pero creo que eso está bien, porque al final es lo que te mantiene vivo y centrado en hacer mejor música.

La escena de Manchester y en particular la historia de Joy Division se han mostrado en dos películas, 24 Hour Party People (Michael Winterbottom, 2002) y Control (Anton Corbijn, 2007). ¿Qué te parecen? ¿Os consultaron en algo para las mismas?

Las dos me parecen grandes películas. Obviamente 24 Hour Party People tiene más de comedia, Control es mucho más seria. 24 Hour… no es tan precisa en algunas partes, creo que cambiaron algunas historias para hacerlas más divertidas. Sin embargo, Control es muy precisa y no fue ninguna sorpresa porque Anton es un buen amigo que nos conoce muy bien, así que sabía que su película sería muy fiel.

Joy Division, por razones tan conocidas como manidas, y New Order tienen un estatus mítico que llega incluso a eclipsar lo inmaculado de su legado musical. De hecho todo lo que tiene la etiqueta Factory parece tener, si bien en menor medida, ese aura a su alrededor. Siendo una figura clave en todo esto, ¿qué piensas al respecto?

¡Pienso que la idea de dejar un legado es algo maravilloso y espero que perdure siempre!

“Control es un film muy preciso y no fue ninguna sorpresa porque Anton es un buen amigo que nos conoce muy bien, así que sabía que su película sería muy fiel”

¿Cómo te sientes cuando ves camisetas con la portada del Unknown Pleasures (Factory, 1979) hasta en la sopa? (¡Yo mismo tengo 3!) Cuando vi a uno de los One Direction con una casi me da algo…Me pregunto si te llevas 1 penique por cada camiseta vendida, ¡debes ser asquerosamente rico! Puede que Peter Saville lea esto en su yate de 200 metros de eslora…

No estoy muy seguro de por qué la gente se cabrea tanto por estas cosas…al fin y al cabo, es una camiseta muy chula y siempre pienso que es un cumplido para todos los del grupo cuando veo a alguien con ella.

 

 

3 comentarios sobre “Entrevista: Peter Hook (Joy Division, New Order)

  • el 21 Noviembre, 2017 a las 1:38 pm
    Permalink

    Me cae mejor el tío Bernard, pero Hooky es un hoolingan entrañable

    Respuesta
    • el 22 Noviembre, 2017 a las 7:28 pm
      Permalink

      Gracias, me alegro de que te guste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.