Entrevista: Ringo Deathstarr

“Jeff Schroeder de Smashing Pumpkins oyó hablar del solo que copié de su otra banda, nos escuchó ¡y llamó a nuestro sello para que saliéramos con ellos de gira! Fue tan surrealista…”

Los amantes del shoegaze, tanto del que se remonta a My Bloody Valantine como del nuevo revival de los últimos años, hace tiempo que tienen a Ringo Deathstarr en su radar. Los tejanos aún no gozan de la popularidad de otras bandas del género, pero sus tres discos demuestran que manejan la combinación del sonido brumoso y la melodía como pocos.

El pasado año lanzaban su tercer largo, Pure Mood, y este mes de marzo estarán presentándolo en directo en nuestro país (el 18 en Zaragoza, el 19 en Barcelona y el 20 en Madrid). Aprovechamos para charlar con ellos y que nos cuenten, entre otras cosas, por qué su disco suena más duro y rabioso de lo que el género nos tiene acostumbrados.

En Pure Mood habéis llevado vuestro sonido típicamente shoegaze a una senda más grunge. Las canciones parecen más crudas y enérgicas, e incluso en las letras hay esa especie de angustia existencial (eso que llaman angst) tan típica del movimiento grunge. ¿Es así? Y ¿a qué se debe?

Sí, es así. Creo que simplemente nos sentimos más seguros con nosotros mismos y no tenemos miedo de sonar más duros.

¿Podemos decir que la energía de vuestros directos se ha colado directamente en el estudio?

Sí, exacto. Pero creo que se trata, como te decía, de que nos sentimos más cómodos con nosotros mismos.

En algunos temas, como “Heavy metal suicide” incluso parece que flirteáis con el powerpop. ¿Cuáles han sido vuestras influencias musicales a la hora de escribir este disco? ¿Estabais escuchando bandas de powerpop?

En realidad estaba escuchando “Betty” de Helmet , “Copper Blue” de Sugar y ese tipo de cosas.

Pero luego hay temas como “Dream Again” en el que encontramos un poco más de experimentación. Como si quisierais salir de vuestra zona de confort.

Sí, supongo que sí. Cuando Alex me dio la demo de ese tema, quería mantenerlo exactamente como sonaba originalmente. Normalmente cojo sus demos y escribo la parte de la batería o el bajo. Pero esta vez quisimos mantener solo las guitarras y la voz. Y bajamos el tempo de la canción para que tuviera un sonido más raro. Por eso suena más experimental.

En la nota de prensa del disco dice que Pure Mood es el trabajo que más tiempo os ha llevado acabar. ¿A qué se ha debido?

Esta vez no grabamos en un estudio, así que no teníamos que preocuparnos por el tiempo y el dinero. Me tomé mi tiempo para las voces y las guitarras. Además, seguimos teniendo nuestros trabajos diarios, así que durante algunas temporadas solo pude trabajar en el disco un par de días a las semanas. Pero en general todo el proceso fue mucho menos estresante, así que creo que a partir de ahora vamos a trabajar siempre así.

Jeff Schroeder de Smashing Pumpkins aparece en uno de los temas del disco, “Guilt”. Girasteis con Smahing Pumpkins en 2011 pero, ¿ya os conocíais de antes o fue en esa gira?

Nos conocimos el primer día de esa gira. Aunque Jeff había estado en un grupo que se llamaba Lassie Foundation y ya entonces me encantaba el estilo de su guitarra. De hecho me copié un solo de Lassie Foundation en nuestra canción “Do it every time” del disco Colour Trip. Él oyó hablar de ese solo, nos escuchó ¡y llamó a nuestro sello para que saliéramos con ellos de gira! Fue tan surrealista…

¿Cómo fue la colaboración con Schroeder? ¿Estuvo involucrado en el proceso de escribir y grabar “Guilt”?

De hecho, no. Le envié el tema y él nos envió el solo. Igual que hicimos para el tema “Chainsaw Morning”, de nuestro disco God’s Dream, en el que también participó.

Sois una banda que pasáis mucho tiempo de gira. ¿De dónde sacáis el tiempo para escribir nuevas canciones?

Es difícil encontrar ese tiempo, sí. Intentamos escribir mientras estamos de gira, si podemos. Aunque para Pure Mood la mayoría de los temas llegaron dos meses antes de empezar a grabar.

Y con estas giras mastodónticas que hacéis con montones de fechas, ¿todavía disfrutáis encima del escenario?

¡Sí, por supuesto! Para mí es como el parque de atracciones definitivo.

Tenéis una historia de amor con Japón, donde habéis tocado muchas veces y adoran vuestra música. ¿Por qué crees que conectáis tan bien con el público japonés?

¡Todavía estoy tratando de adivinarlo yo mismo! La verdad es que no tengo ni la más remota idea de por qué pasa precisamente ahí.

¿Qué opinas de los regresos que ha habido en los últimos años de bandas seminales del shoegaze como Ride, Slowdive…?

Me parece bien por ellos. Aunque vi a Ride y fue al aire libre, en un festival… Y creo que hubiera sido mejor verles en una sala. No acabé de disfrutarlo.

Ringo Deathstarr estarán tocando en directo en nuestro país y estas son las fechas:

Viernes 18 de marzo – Zaragoza (La Lata de Bombillas)
Sábado 19 de marzo – Barcelona (Sidecar)
Domingo 20 de marzo – Madrid (Siroco)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.