Entrevista: The Parrots

“La forma de escuchar música ha cambiado y es muy difícil hoy día que alguien se fije en ti y así de repente, sin tener referencias, escuchen diez o trece canciones tuyas de golpe”.

Los madrileños The Parrots han editado recientemente su álbum debut, Los niños sin miedo, en el sello discográfico Heavenly. Un estreno discográfico a la altura; Garage Rock de toda la vida y cachondeo, sin dar la espalda a nuevos sonidos, dentro siempre de los parámetros que han ido mostrando en sus anteriores grabaciones. The Guardian se hace eco de ellos, son fichados por un importante sello británico, si buscas al grupo en Google; gran parte de la primeras entradas son de Inglaterra o Estados Unidos y les llaman para tocar en todo tipo de festivales por ahí fuera (a la hora de terminar de transcribir esta entrevista se iban al Mirrors Festival en Londres). Sin embargo por aquí su propuesta no acaba de cuajar en términos de conciertos y presencia en festivales. Hablamos con ellos antes de que partieran para Londres para tratar de dilucidar los porqués de este fenómeno internacional.

Me reúno con ellos en las oficinas de [PIAS Spain], donde están haciendo parte de la promoción del lanzamiento del mencionado disco. Allí me reciben: Diego (guitarra y voces), Alex (bajo/voces) y Larry (batería).

Hola amigos. He estado escuchando vuestro disco y me han sorprendido gratamente ciertos cambios, pero de eso hablaremos luego. Empecemos por los comienzos. Es inevitable que os comparen con grupos como: The Black Lips y aquí en España con: Los Nastys o Hinds, ambos grupos amigos. Lleváis siete años tocando y casi siempre centrados en un rollo muy “garajero”. ¿En qué momento decidís cual es el estilo musical que ibais a hacer?

Diego: Es que al principio no éramos tan “Garage”. Cuando empezamos no sabíamos tocar, nosotros escuchábamos música que pretendíamos imitar o hacer igual y nos salía otra cosa y estaba guay, molaba un montón pero luego nos fueron saliendo otro tipo de canciones, más simples pero que funcionaban mejor.

Si bueno, pero la influencia 60´s llegaría en algún momento porque está claro que la tenéis a pesar de vuestra juventud.

Alex: Sí, ahora sí pero en ningún momento nos planteamos el sonido ni el tipo de música, ni si íbamos a hacer Garage o no. Quizás fue a raíz de Aden Arabie (2013) donde salió ese sonido, lo que tú conoces ahora como The Parrots. Antes habíamos empezado siendo cinco, luego cuatro… o sea, todo lo que viene a ser The Parrots con el concepto actual se puede decir que comienza en realidad hace 3 años y medio con esa maqueta que te digo.

Diego: Si es que supongo que será el caso de otros grupos, pero nosotros cuando empezamos no nos planteamos como queríamos sonar, porque lo que queríamos era aprender a tocar.

Larry: Sí, al principio hubiera sido imposible pretender sonar a algo concreto.

Parece mentira que acabéis de editar vuestro primer L.P cuando lleváis en boca de todos ya algún tiempo. Contadme un poco como despertasteis tanto interés por parte de medios y público y como os lo habéis tomado.

Diego: Cuando grabamos la primera maqueta lo hacíamos nosotros todo. No había manager ni nada parecido. La empezamos a mover como lo hace cualquier grupo, mandándola por ahí…

Larry: A concursos también…

Diego: Y de repente nos damos cuenta de que tiene más aceptación de lo que pensábamos y nos salen un montón de cosas a raíz de eso. Ya después ha ido todo cogiendo como una inercia y han ido saliendo así las cosas hasta llegar al disco. Pero vamos siempre hemos sido un grupo más de maquetas… ¿te imaginas que no quieres nunca que te tomen muy en serio? Y dices “no saco un disco nunca” y hay 800 canciones tuyas ahí… (Risas)

Pero también a lo que me refiero es que parece que habéis medido muy bien los tiempos y las canciones que habéis ido mostrando, hasta sacar Los Niños sin miedo. No sé si asesorados por alguien o vosotros mismos o igual me estoy equivocando y es todo fruto de la casualidad.

Larry: Lo que pasa es que no queríamos precipitarnos y sacar el disco… o un disco que la gente esperara. Queríamos sorprender.

Diego: Es que a mí una cosa que me ha parecido siempre un poco triste es, cuando veo un grupo que han dado pocos conciertos y de repente lo primero que hacen es sacar un disco. Que supongo que lo harán con toda la buena intención del mundo. La forma de escuchar música ha cambiado y es muy difícil hoy día que alguien se fije en ti, así de repente sin tener referencias, que escuchen diez o trece canciones tuyas de golpe. Y nosotros sabíamos que podíamos ir soltando cositas, hacer una maqueta… y sacar nuestro primer disco. Que no se quedase ahí en la nada, que la gente lo escuchase, no sé…que tuviera todo como un sentido.

Hablando un poco del tema de la aceptación que tenéis fuera y la que tenéis aquí. Un poco fue también a raíz del contacto que tuvisteis con Sean de Burger Records ¿no? Y del split que grabasteis con Hinds. Contadme un poco como empezasteis vuestra andadura internacional.

Alex: La primera vez que tocamos fuera fue en Austin en el SXSW en el 2014. Ahí nos enteramos ya un poco como funcionaba todo el tema de los conciertos en Estados Unidos. Nos inscribimos, nos dieron la plaza para ir, nos pagamos el viaje nosotros y una vez allí dimos tres conciertos. Esa fue la primera vez que conocimos a Sean y vimos cómo funcionaba un poco Burger Records. Un año más tarde él vino por el Monkey Week y nos vio en directo tanto a nosotros como a Hinds, le gustamos ambas bandas y habló de editarnos casetes en su sello y todo esto. Al siguiente año que volvimos a Estados Unidos ya tocamos en las fiestas de Burger Records. Ese año, por cierto, por ahora hará dos años, fue el primero que fuimos a Londres y fue también donde empezó la andadura por Europa.

En el Reino Unido fue por un promotor al que le gustamos la primera vez que nos vio y a raíz de eso; nos fueron montado más conciertos, más gente se empezó a fijar en nosotros, nos comenzaron a llamar de festivales y así ha sido como ha ido creciendo la cosa.

Y hablando de festivales ¿qué diferencias veis a la hora de tocar en uno de aquí y otro de Estados Unidos o Reino Unido?

Alex: A ver, lo primero es que el festival del que hemos estado hablando, el SXSW, no es un festival al uso, es como una feria de la música. Es toda la ciudad entera, participan las tiendas, los bares… La gente que va, sobre todo es de discográficas o gente que está metida en el negocio. También hay gente que va de público pero los menos. Por ejemplo, si tú te quieres comprar la entrada como público para asistir; te cuesta unos 2500 dólares. Entonces no hay público normal por así decirlo, son todo gente de la industria. Ahí es donde nosotros hemos pillado muchos contactos, ahí es donde contactamos con Heavenly Records. Y luego no tiene nada que ver con un festival con una carpa y escenario grande con zona de bares, etc.

Diego: Pero lo que realmente mola es lo que se monta alrededor, los locales y garitos que se quedan fuera y montan su propia historia. Nosotros en el local que más veces hemos tocado, montaron un concierto con: Ty Segall, The Oh Sees y muchos más y costaba la entrada cinco dólares todo el día. O sea que es gente de la industria pero lo que hay alrededor es lo que de verdad mola.

Alex: y luego lo interesante del festival este es que cuanto más toques más gente te ve y más cosas surgirán. La primera vez tocamos tres veces, la segunda siete y la tercera 15 veces.

Larry: Están los conciertos oficiales del festival, por así decirlo, y los que te tienes que ir buscando tú y que van surgiendo según vas conociendo gente.

Ahora entiendo, según me estáis contando esto, porque las entradas de The Parrots que aparecen en Google son en un tanto por ciento muy elevadas de webs anglosajonas.

Alex: También tú ten en cuenta que la discográfica que hemos firmado es inglesa y que han hecho una labor muy buena de promo. Un mes antes de que saliera el disco hemos estado haciendo entrevistas y demás para medios de fuera.

Entonces el contacto final con Heavenly para la edición del disco ¿Cómo fue?

Alex: Nosotros con nuestro manager hablamos de lo que queríamos hacer, de donde queríamos estar, etc… Mandábamos nuestras canciones a sellos, había algunos que contestaban otros que ni siquiera decían nada y Heavenly fueron unos de los que dijeron que el grupo les gustaba. Nos vieron en un concierto y la verdad es que no fue muy bien, pero durante todo un año fuimos hablando y mantuvimos la relación. Luego también nos vieron en Inglaterra otro par de veces y ahí ya se ilusionaron.

Es el mismo sello de King Gizzard, entre otros muchos. Habéis estado con ellos de gira ¿qué tal fue?

Larry: Bien bien, muy bien.

Diego: Además de que allí lo petan, los tíos son muy majos que al final es lo importante.

Supongo que habréis leído la crítica de The Guardian. Debe ser un subidón leer una crítica tuya en un medio así. Pero no sé si os habrá quedado una sensación agridulce.

Alex: Está todo bien hasta la frase final (risas)

Bueno tampoco es para tanto. La crítica es graciosa, al menos al principio. Lo único que creo es que el que lo escribe no tiene mucha idea, que es normal porque no vive aquí, de que el tipo de música que hacéis no es precisamente lo que se lleva en España.

Diego: A lo que yo creo que se refiere es que los grupos que exporta España son mayoritariamente de este tipo de rollo, que no significa necesariamente que sea lo que luego se escucha dentro del país. Y de lo que no tiene mucha idea es que nosotros no estamos fuera, precisamente, por el ruido que estemos metiendo en España. Lo que está claro es que no tiene nada que ver aquí con Inglaterra o Estados Unidos, la repercusión que tiene este tipo de música. Nosotros salimos allí porque gustamos allí, no porque estemos triunfando aquí.

Supongo que lo notareis a la hora de tocar en sitios mucho más grandes que aquí ¿no?

Diego: Si es que no es una cuestión de que los sitios sean más grandes, es que fuera tocamos y nos salen cosas y aquí muy pocas.

Alex: Y no porque no queramos o no lo intentemos.

Diego: A mí, la verdad, me pone un poco triste hablar de todo esto porque nosotros querríamos tocar mucho más aquí.

Pues pasemos a algo que sea menos triste y más divertido. Habéis grabado de nuevo a las órdenes del gran Paco Loco.

Alex: El primer contacto que tuvimos con él fue por unas canciones que nos mezcló por un concurso de Converse y la verdad es que nos flipó el sonido que sacó y fue a raíz de eso cuando descubrimos el “Mundo Paco Loco”: la casa de Paco, el estudio, como es él, nos cautivó.

Larry: Es una persona muy especial.

Diego: Realmente es “coach” que flipas.

Alex: Claro, eso es, no es el típico productor al uso, él se calla, escucha lo que nosotros decimos y luego te da ideas.

Diego: Y te anima, que eso es muy importante, si tienes una idea la escucha y él te dice “venga vamos”.

Larry: Normalmente él coge tú idea y la graba y luego él, también sobre eso, va aportando sus ideas.

Alex: Con paco trabajamos mucho la improvisación, de hecho cinco canciones del disco están hechas en el propio estudio, cuando ya traíamos canciones de atrás, pero al final la espontaneidad es lo que prima y lo que nos sale más fresco, creo yo.

Entonces puede ser por eso que me contáis por lo que el disco tiene más matices de lo que me esperaba, como más canciones variadas. Me esperaba la práctica totalidad del disco con temas muy “Parrots”, pero luego veo otras influencias y otros sonidos.

Alex: Bueno, teníamos un poco claro también que queríamos que cada canción fuera una historia diferente y que juntas montaran como un todo, como una película que se llama: “Los niños sin miedo” y nosotros somos los directores (risas). Y que luego las canciones por sí solas tengan un matiz: Surfero o un poco más oscuro, borracho, fumado, de pastillas, desnudo, vestido… (Risas)

Diego: Antes hacíamos tres canciones y las sacábamos y así no daba tiempo a hacer algo diferente. Aquí sí teníamos el tiempo necesario para no hacer lo de siempre y sobre todo que es bueno no hacer lo que la gente se espera.

Oye, ahora que habéis mencionado que el disco era como una película. No sé dónde leí que queríais hacer una. ¿Es eso cierto o es una coña?

Alex: A ver… algo hay de cierto.

Diego: Hay brutos grabados, eso es verdad.

Yo supongo entonces que estamos hablando de un documental.

Larry: No, vamos a pillar actores(Risas)

Bueno vacilones, sabéis a lo que me refiero.

Alex: Va a ser un rollo falso documental, cuenta una historia nuestra que no se sabrá si es verdad o no. Vamos sin prisa, igual se estrena dentro de 15 años

Vamos terminando. La pregunta que todo el mundo está esperando que contestéis: ¿Vivís de la música? ¿Se puede vivir de la música?

Alex: Sí, a mí me han dicho que hay gente que vive de la música (risas) Estuve con Leiva el otro día (risas).

Diego: Eso depende de cómo quieras vivir, claro, pero sí se puede vivir.

Larry: Acabamos de estar con Kase.O, el sí vive de la música, creo yo.

Alex: A ver, ya en serio; un grupo como nosotros pues igual no, porque todo lo que sacas al final lo acabas invirtiendo. Quiero decir es como una continua reinversión para poder salir fuera. Sí que es verdad que si en España tocásemos tanto como por ahí, pues podríamos quedarnos más tiempo aquí y acabar viviendo de la música. Pero bueno, al final lo hacemos porque queremos movernos. Por ejemplo; ahora queremos ir a Méjico, conquistar el Mundo. Que no es que nos tomemos esto como el juego de mesa Risk, pero es nuestra opción la de movernos por ahí fuera. Resumiendo: sí se puede vivir pero puede ser que a veces se pasa un poco mal.

Larry: Es que eso depende de las expectativas que tengas en tu vida. Está claro que si lo que quieres tener es un Ferrari en la puerta de casa, pues este no es el camino, pero vivir de ello sí se puede.

Diego: Yo llevo dos años sin trabajar, en dos años he currado un mes nada más.

Pero bueno, curras de músico.

Diego: Pero es que yo esto no lo veo como un trabajo ni lo quiero ver como tal. Esto es la vida.

Venga, ya por último y os dejo en paz. ¿Qué pensáis que tendríais que hacer para tener más predicamento en España? O al menos el mismo o cerca del que tenéis en otros sitios.

Alex: Yo creo que el primer paso grande ya lo hemos dado, que es sacar el disco. A partir de aquí lo que tiene que pasar es que la gente nos escuche y movernos. De momento; ya vamos a tocar en sitios que antes no lo habíamos hecho, como: Albacete o Zaragoza.

Diego: Estamos intentando hacer la canción del próximo año de la Vuelta Ciclista a España, a partir de ahí ira todo rodado (risas) Incluso nos llamaran del festival ese de Marbella.

¡El Starlite! Pues nos vemos en el 2017 por allí (risas).

 

¿Te apetece comentar?