Entrevistamos a The Gift

The Gift regresan a nuestro país para un concierto más. La banda portuguesa arrancaba la primera parte de su tour en Galicia en el mes de julio para pasar después por el Festival Gigante de Guadalajara a principios de septiembre y continuar en octubre por ciudades como Vigo, Santander, Pamplona y Barcelona. El cierre llega mañana mismo a Madrid, al Teatro Nuevo Apolo. Allí estarán presentando las canciones de Altar, su obra más ambiciosa que han creado con la complicidad de un grande como Brian Eno (U2, Coldplay).

Aprovechando el cierre de esta primera etapa de su gira, hemos aprovechado para charlar con uno de sus fundadores, el locuaz Nuno Gonçalves que nos habla de cómo The Gift han llegado hasta aquí después de más de dos décadas de exitosa carrera, que les ha convertido en la formación lusa más internacional.

¿Qué es lo que lleva a una banda con más de dos décadas a sus espaldas a seguir sorprendiendo con su música?
Pues básicamente disfrutar mucho de ella. Tener la suerte de continuar manteniendo la inspiración a la hora de componer y sobre todo, la libertad para continuar haciendo siempre lo que nos da la gana.

¿Sois un grupo muy diferente de cuando empezasteis?
Me encantaría decirte que sí, pero en la verdad creo que seguimos siendo los mimos. Todo ha cambiado este tiempo, somos una banda con una estructura fuerte, pero en la esencia somos los mismos y seguimos soñando con seguir haciendo buena música.

“A pesar de llevar más de 20 años nada ha cambiado y seguimos siendo los mismos y soñando con hacer buena música”

¿Qué queda de aquellos grandes fans de The Cure o The Sisters Of Mercy? ¿Siguen siendo una influencia para vuestras nuevas canciones?
Seguimos siendo fans de todos ellos, pero nunca creímos que ser fan de una banda tenga que ser obligatoriamente una influencia. Influencias las mínimas, porque siempre nos ha gustado tener nuestro proprio estilo, nuestra identidad. Algo que teniendo una vocalista como Sonia te ayuda mucho. Aún así, si nos pones “Push” de The Cure en una pista de baile vas a vernos saltar como locos (risas).

Altar ha sido toda una sorpresa tras cinco años de silencio. ¿Cómo ha sido su proceso de creación?
En esos cinco años estuvimos celebrando en Portugal nuestros 20 años como banda con una serie de ediciones, compilaciones, conciertos conmemorativos, documentales… Y empezamos a trabar con Brian Eno. Dividimos el trabajo en 2 años, con 14 sesiones de 12 días cada una. Fue un proceso algo largo, pero muy placentero.

Brian Eno, Flood… habéis confiado en algunos de los más grandes
Grandes y buenos… Son eso mismo, unos artistas muy grandes, lo que nos hizo tener mucha humildad para escucharles y para disfrutar más del proceso. El gran secreto de este disco fue siempre pasarlo bien. En él se nota ese espíritu de celebración.

¿Brian Eno tanto con U2 como con Coldplay es un músico que se implica mucho en sus producciones, se ha convertido en un miembro más de The Gift?
Sin duda. Si lees los créditos no solamente ha sido el encargado de la producción, también ha compartido la autoría de algunas canciones conmigo y con Sonia. Producir no es producir para él, le gusta tocar e implicarse y es lo que a mi me estimulaba como compositor, ver cómo hacía llegar las canciones hacia lugares no tan obvios.

¿Qué ha aportado a vuestra música? ¿Tenéis pensado repetir la experiencia con él?
Creo que el amor por esta experiencia ha sido recíproco. Por eso, el futuro quizá podría traer mas colaboraciones con él. La experiencia fue lo mejor, para que os hagáis una idea el proceso de creación cuando estás cerca de Brian es como si volvieras al parque infantil. Todo se descubre de nuevo, todo se puede hacer, todo se puede soñar. Esa actitud fue la que nos enamoró desde el comienzo.

Viendo que sois capaces de todo y puestos a soñar, ¿Con quién os gustaría colaborar en un futuro?
Con Brian Eno de nuevo.

Introducís nuevos elementos electrónicos en Altar, ¿hacia dónde irá vuestro sonido en un futuro?
Gran pregunta, pero no tengo la respuesta. The Gift nunca planificarán el sonido de sus próximos discos. Siempre nos ha gustado seguir caminos nuevos, pero verdaderos. Hay muchas bandas y artistas que siguen caminos porque sí, a nosotros no nos gusta eso, preferimos dejarnos llevar. En un futuro espero que hagamos un gran disco, podrá ser piano y voz, podrá ser con acordeón, podrá  tener mil cajas de ritmos, más voces… es una incógnita, pero ahí está la gran belleza de la música, en no saber donde ir…

The Gift es una de las bandas más internacionales de Portugal ¿Os queda ampliar fronteras?
Nos gustaría de tener una gira organizada como la que hicimos en España por todos los países del mundo. Tocar en teatros bonitos y con unas buenas condiciones. Todavía nos queda mucho por conquistar.

¿Algún país en el que aún no hayáis tocado y os gustaría?
Argentina y México.

“La gran belleza de la música está en no saber dónde ir en tu próximo paso”

Hablando de Portugal, aquí no nos llega demasiado de vuestra escena, a pesar de que me consta que se hacen cosas muy interesantes ¿Qué tal son las nuevas bandas que surgen, alguna recomendación?
Grandes nuevas bandas existen algunas, con una carrera a sus espaldas muy pocas. En Portugal hay mucho hype, la novedad es lo que vende y se descarta a los veteranos. Es un país raro en ese sentido. Se habla mucho de la creatividad pero después tienes siete discos de fado en el Top 10. Es como un tío conservador que se viste de naranja para ser moderno, pero en realidad no lo es.

¿Se escucha música española allí?
La verdad que no, solo nos invaden con mierdas latinas.

Para terminar ¿Cómo están siendo los conciertos de la nueva gira?
Fenomenales. Vamos terminar con un gran concierto en Madrid. De esos que no te olvidarás en tu vida. Palabra de The Gift.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.