Fernando Alfaro (Dark Folk Trio) Palacio De La Prensa (Madrid) 12/04/18

Jueves doce de abril, noche lluviosa en la capital, pero propicia para una velada repleta de canciones inapelables de Fernando Alfaro. Un concierto englobado dentro del ciclo de directos de SON Estrella Galicia. Esta vez en un “nuevo” rincón de conciertos de aforo medio, tan escasos últimamente en Madrid; una sala 0 del Palacio de la Prensa que lo tiene todo para albergar un aforo de entre 300/350 personas, buen sonido y buenas vistas desde casi todos los rincones del local. Esperemos pues asistir a muchos bolos en esta ubicación.

Fernando Alfaro (Dark Folk Trio) es el traje que ha escogido el artista para sacar a pasear el repertorio presentado en su ultima entrega discográfica, Sangre en los surcos (Virgin/Universal/Intromúsica). Un álbum que recorre los treinta años de carrera del Surfin’ Bichos, huyendo de los clásicos “grandes éxitos” o los engañosos “remasterizados” y recuperando temas de todas sus etapas. Este combo perfecto y semi-acústico lo componen, además de Alfaro: Eloy Bernal, batería y algunas teclas, y Joel García, bajo y otras teclas, y se ajusta perfectamente a todo el cancionero y el imaginario del genio albaceteño.

“Dominó” fue la que abrió el recital de canciones cuasi desnudas, únicamente apuntaladas por los arreglos sonoros en directo de Joel y Eloy. “Ricardo Ardiendo” y “Sangre en los surcos”, serían las siguientes en confirmar, que este formato es el ideal para tales letras oscuras y sangrantes. “Camisa Hawaiana de fuerza” y “Saariselkä stroll”, en la que no pudo faltar la introducción de la historia del tema, ideada en el parque finés que le da título, continuarían lo que sería práctica totalidad del disco, variando el orden, y adaptándolas a la situación.

Así, “Fuerte”, “Siempre lo mismo”, con la que me fue imposible no acabar relacionando el sonido de Dark Folk Trio con bandas del género, como: Blood Axis o Death in June o “Mi anestesia”, enlazaron hacia la recta final del concierto. Aún quedarían: “Qué clase de animal” o “Un alud de septiembre”, antes de los bises, capitaneados por la imprescindible y cambiada: “Gente abollada”.

No sé si por cosas inevitables de la edad pero (a título personal), me parece mucho más interesante este formato que las reuniones de antiguas bandas. Por muchos años, señor Alfaro.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.