FIB 2017: Foals o como volver completamente locos a los fans

El cabeza indiscutible para la jornada de hoy, sobre todo para el público foráneo eran Foals.

Solo ha hecho falta prestar atención a las horas con mayor afluencia de público al recinto del FIB. El manager o managers de los británicos decidió que solo se iban a poder sacar fotos en los últimos tres temas del set, motivando el desconcierto entre los fotógrafos. Después de entrar al foso se ha aplicado la manera tan típica en el Reino Unido de no poder sacar fotos de frente, esto es creando una especie de pasillo en el que no se puede entrar.


Técnicas de marketing (no hay quien me convenza de que sea otra cosa) aparte, Foals tenían la partida ganada de antemano ante un público rendido a sus pies desde el minuto cero.

El set ha comenzado con: “Mountain” y “Snake Oil” para continuar con: “Night Swimmers” y “Olympic”. El aguerrido Post Punk que la banda solía practicar más a menudo, da concesiones en directo a una música más comercial, relegando su vena más oscura a favor de su lado más amable.

Ya en la parte final del concierto han atacado con temas como: “Red Socks”, “Late Night”, “AKIO” o “Bloom”. Para los bises han dejado: “What Went Down” y “Two Steps”. En los que en algún momento el cantante y frontman, Yannis Philippakis ha hecho el paripé de bajarse del escenario para saludar al respetable, paripé porque solo se ha acercado un momento y rodeado de seguridad. Iggy Pop no hubiera aprobado esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.