Guns N’ Roses – Appetite for Destruction – Locked N’ Loaded (Universal)

Vamos a dejarlo claro desde el principio: En el mundo del rock and roll, Appetite for destruction es el mejor debut de todos los tiempos. Dentro del género, ninguna banda tiene un primer disco a la altura del de Guns n’ Roses. Sobra decir que se trata de un trabajo atemporal, en el que no sobra absolutamente ninguna de sus canciones (ni siquiera “Anything goes”, la más débil de todas). Se trata de una obra de doce canciones en las que todo es sencillamente perfecto. Los angelinos de adopción utilizaron versos sobre la sordidez y el amor para mezclarlos con un cocktail musical mucho más variado de lo que pueda parecer. Si a una literatura basada en instintos naturales como la supervivencia diaria, la sexualidad y -posiblemente- la autodestrucción se le añade un conglomerado instrumental tan tremendamente inteligente, el resultado es el que es: Un disco real, genuino y peligroso.

Si la ira nihilista del punk era evidente, el uso de estructuras complejas remitía a las grandes bandas de los setenta, pero destacaba evidentemente la influencia de ese rock duro que se inventaron los mencionados Aerosmith cuando mezclaron en su guiso a los también citados Led Zeppelin y The Rolling Stones, mezcla racial incluida. Pero la grandeza de Guns n’ Roses es que, durante años de rodaje previo a la grabación de su debut, fueron capaces de crear su propia identidad, de forma que aunque quedaba claro de dónde venía, también era evidente que lo que se traían entre manos era algo nuevo. Nadie sonaba como ellos.

La reedición de Appetite for destruction llega en múltiples versiones, siendo la más cara una caja de edición limitada y la más barata una simple versión remasterizada del disco. Lo mejor es quedarse con la versión de dos cedés o con la de cuatro. En líneas generales, la idea ha sido aglutinar caras B y maquetas de la época circundante a la creación del disco, y como celebración ha quedado francamente bien. Todas las maquetas suenan de lujo y es muy interesante apreciar visiones primigenias de canciones que al poco serían clásicas. A algunas les faltan detalles (“Nightrain”), a otras el empuje correcto (“Welcome to the jungle”), pero también las hay que ya echaban fuego desde los primeros días (“Out ta get me”). Además, es un acierto agregar canciones pertenecientes a Lies, segundo disco del grupo compuesto por temas de un epé grabado en falso directo previo a Appetite for destruction y canciones acústicas registradas inmediatamente después de este (como la hermosísima balada “Patience”), por lo que, efectivamente, toda una era queda encapsulada en la reedición. Entre las canciones editadas en singles y lanzamientos exclusivos para otros mercados, destacan la versión en vivo de “Knockin’ on heaven’s door” de Bob Dylan (que harían célebre cuando la grabaran en estudio para el álbum Use your illusion II) y la también versión de “Whole lotta Rosie” de AC/DC, otra importante influencia del combo, especialmente en la venenosa -y portentosa- voz del carismático Axl Rose.

Escucha Guns N’ Roses – Appetite for destruction -Reedición-

2 comentarios sobre “Guns N’ Roses – Appetite for Destruction – Locked N’ Loaded (Universal)

  • el 3 Julio, 2018 a las 10:17 am
    Permalink

    Una buena noticia lo de la reedición deluxe del mítico “Appetite” de los Guns.
    Fabuloso y convincente texto de Juanjo Ordás, por cierto.
    Saludos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.