Imagine Dragons – Evolve (Interscope Records)

Tras el éxito de sus dos primeros discos Night Visions (2012) y Smoke & Mirrors (2015) con hits que arrasaron mundialmente como “Radioactive” o “Demons”, Imagine Dragons vuelve este año con su tercer trabajo Evolve y una imagen totalmente renovada. Si es verdad que los norteamericanos ha mantenido su esencia y marca personal, este nuevo disco trae un giro más luminoso como bien se muestra en la portada del álbum, (un elemento bien premeditado por el equipo creativo de los artistas) representando una nueva etapa para el vocalista principal de la banda, Dan Reynolds, el cual llevaba haciéndole frente a una depresión durante el último año. “Este disco aísla color”, declaraba él mismo, afirmando que la vida con depresión es un “estado gris” constante.

En cuanto al sonido, han mantenido su estilo único, el cual no se puede encasillar solamente en un solo género ya que toca estilos desde pop, rock alternativo, rock electrónico y power pop, no olvidándose nunca de la percusión y sintetizadores; pero esta vez más centrados y selectivos a la hora de elegir cada sonido. Parece que este tercer álbum mantiene la filosofía de que “menos es más”, rasgo del cual los otros dos álbumes pecaban. “Walking The Wire” es una canción que no tiene una gran complejidad musical pero que funciona muy bien gracias a que lo que se hace, se hace bien. Además, el cantante hace que su voz sea la estrella desde la primera pista hasta la última, con ese color de voz grave que hace que todas las canciones tengan ese toque especial.

“Believer” fue su carta de presentación al lanzarlo como primer single de Evolve, canción que tuvo mucho éxito gracias a su estilo pop-rock electrónico bien definido, una letra que transmite potencia y explica esta nueva etapa y un estribillo pegadizo. A su vez, la formación se ha decantado por un sonido más electrónico, fiel a lo que ahora mismo predomina en el mercado musical, con el tema “Thunder”, el segundo single de este disco que, a pesar de que Imagine Dragons tiene unos fans fieles y de un estilo concreto, hizo que la nueva música del grupo se expandiera a niveles altísimos (¿quién no ha escuchado esta canción en la radio y ha tenido ese “Thunder” del estribillo pegado durante varios días seguidos?) y así reclutar a nuevos dragons.

Fuera de toda la novedad electrónica del disco, “I’ll Make It Up To You” nos trae un solo de guitarra espectacular de la mano del guitarrista Wayne Sermon y un estilo más hip-hop con “Whatever It Takes”. Por último, cabe reseñar que Imagine Dragons románticos tienen poco, pero con “Walking the Wire” muestran su lado más pasteloso hablando de una relación en cierto modo “peligrosa”.

En conclusión, Imagine Dragons ha sabido mantener sus raíces añadiendo toques nuevos y frescos llenos de positivismo, quizás rozando lo mainstream, que están haciendo que cada vez se unan más y más personas a su ejército de seguidores y que los que llevan ahí desde el principio, no puedan despegarse de cada nuevo tema que sacan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.