Jamiroquai – Automaton (Virgin EMI)

El batería Derrick McKenzie anunciaba en 2013 que Jamiroquai estaban trabajando en el que sería su octavo disco de estudio. Tres años más tarde se anunciaba que el disco estaba acabado y mezclado. Y desde entonces, continuos cambios en la fecha de publicación han atrasado la salida al mercado de Automaton hasta hoy. Siete años sin nueva música de los británicos.

Después de convertirse en una máquina de hits con sus primeros discos y de que los dos últimos trabajos se limitaran a un justito cumplir-con-la-papeleta, hay que irse hasta A Funk Odyssey para encontrar el nivel de consistencia de Automaton. Lejos de la brillantez de sus inicios, los de Jay Kay entregan sus temas más interesantes y sólidos desde “Feel So Good” y “Little L”.

Y como punto de partida, dando nombre al disco, la nueva obsesión de Jay Kay por la forma en que los humanos se están convirtiendo en robots obnubilados por la tecnología, olvidando, según sus propias palabras, las cosas más sencillas de la vida (esas que incluyen, pongamos, una mansión en el campo y un Lamborghini Diablo).

En Automaton, Jamiroquai se inspiran en su sonido más clásico para juguetear con la electrónica. En su vertiente más retrofuturista, cercana a los primeros Daft Punk. Temas como “Automaton” o “Something about you” incluyen voces distorsionadas, un elegante acabado electropop y beats que evocan directamente a los galos.

En su vertiente más setentera, “Superfresh” y “Nights out in the jungle” son un paseo por la música disco de brillantina y pantalones de campana. Naive y con ese toque horterilla de la época dorada de Gloria Gaynor, Diana Ross o los Bee Gees, Jamiroquai han hecho un hueco a los sintetizadores vintage en su propio y característico sonido.

Aunque sin duda lo mejor de Automaton son los temas sacados directamente del manual de cómo manufacturar un clásico Jamiroquai. Es decir, acid jazz bailable de estribillos pegadizos y ritmos funk. “Cloud 9” es como reencontrarte con viejo amigo y recordar cuánto lo echabas de menos. Y algo así pasa con “Shake it on” o “Dr. Buzz”. Jay Kay y los suyos parece que recuperan el mojo, aunque sea un poco haciendo trampa y tirando de nostalgia.

Porque no nos engañemos, Automaton es un buen disco gracias a los temas en los que Jamiroquai juegan con nuestro corazoncito y apelan a la añoranza de los tiempos en los que sus discos eran oro puro. Porque en realidad hay efectos por aquí, rimas por allá y ruiditos varios, que parecen metidos con calzador y a ratos rozan lo sonrojante. Pero suenan los primeros 20 segundos de “Cloud 9” y quedan perdonados todos sus pecados… O casi.

Un comentario sobre “Jamiroquai – Automaton (Virgin EMI)

  • el 2 Abril, 2017 a las 1:53 pm
    Permalink

    Trabajo brillante. Producción inmejorable.
    “Vitamin” es muy probablemente uno de sus mejores temas.
    Con calzador… tu crítica.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.