Jeff Buckley – You & I (Columbia)

Oficialmente, Jeff Buckley solamente lanzó un LP en vida pero ha emocionado e influido a miles de artistas por todo el mundo y bandas como Muse, Radiohead o Coldplay quisieron sonar como él en sus inicios. No es fácil editar nuevos discos de un artista fallecido en 1997 a la edad de 30 años cuya mayor actividad musical se generaba en los bares que frecuentaba para deleitar al publico neoyorquino a diario durante semanas y semanas. En esa época de los cafe days es cuando se ganó más que nunca el apodo de ‘jukebox humano’ porque era capaz de sacar cualquier tema que le pidiera el público, desde los temas más populares de aquella década, pasando por canciones de Broadway, clásicos del rock, jazz, pop, hasta que se animaba a cantar como el paquistaní Nusrat Fateh Ali Khan.

Pero aunque este don ya lo exhibió en el recopilatorio de Live at Sin-é, You & I ofrece grabaciones inéditas que Buckley registró cuando firmó su primer gran contrato discográfico. Hasta para los que ya creen haberlo escuchado todo de esta deidad musical se emocionarán con las versiones inéditas de “Just Like a Woman” de Bob Dylan (cuyo clímax te pondrá los pelos de punta), “Calling You” de Jevetta Steele, y una de las grandes favoritas: “I Know It’s Over” de The Smiths. A pesar del vaivén de melancolía de este CD, You & I es un encuentro privado entre el oyente y el artista en una habitación que en algunos instantes se llena de luz a través de ventanas como “Everyday People”, “Don’t Let the Sun Catch You Cryin” y “Night Flight”. Todo ello con un buen sonido, fruto del trabajo de la madre de Buckley y la discográfica Columbia, pero respetando ese sabor a maqueta y evitando cualquier edición o alteración de la fuente original, “estas grabaciones son los verdaderos restos mortales de Jeff, deberíamos tratarlas como si estuviéramos preparando su cuerpo para un entierro: nada de maquillaje, ni trajes de Armani, ni cortes de pelo o peinados”, afirma Mary Guibert sobre la forma en la que quería preparar este álbum antes de lanzarlo.

Impresiona en gran medida escuchar cómo un solo hombre se saca influencias de estilos tan diferentes y logra hacer suyas canciones de artistas que, como Leonard Cohen con Hallelujah, han llegado a confesar que Buckley ha superado sus propias creaciones. Aquí se puede ver una vez más que este norteamericano nacido en Anaheim (California) era un hombre al servicio absoluto de la música. Una bella criatura cuya muerte es tan insuperable como el legado que ha dejado en la música. You & I llega a hacer daño en temas como “Dream of You and I”, en la que el propio cantante relata cómo soñó con una canción al mismo tiempo que la interpreta con la guitarra acústica, “si estás grabando esto, mejor, así no se me olvidará“, se le oye decir al cantante al final de la grabación sobre un tema que nunca llegó a completarse.

Siempre nos quedaremos con la ganas de saber cómo habría evolucionado su música, su puesta en escena, la colaboraciones que habría realizado, si se habría animado a trabajar en una banda sonora o si habría cambiado la guitarra por el piano. Pero nos queda siempre su legado y una devoción hacia la música que se hace palpable cuando escuchamos cómo tiembla su voz al mismo tiempo que su famosa Fender Telecaster sesentera de color crema acompaña un momento realmente íntimo entre el oyente y el artista.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.