Joe Goddard – Electric Lines (Domino)

Ocho años después de publicar su primer álbum en solitario (Harvest Festival), al margen de sus proyectos con Hot Chip y The 2 Bears, el polifacético músico británico Joe Goddard vuelve a la carga con Electric Lines. Diez canciones de pequeñas texturas y bits, sin baterías cuantizadas ni autotunes, con las que no solo rinde tributo a la música que ha inspirado su obra, sino también a los instrumentos que ha usado para componerla (Eurorack, Yamaha CS-80, Oberheim OBX-a, ARP 2600). Diez canciones, producidas por él mismo y publicadas por su propio sello (Greco-Roman / Domino Records), compuestas junto a una serie de artistas invitados.

Músicos como el baterista Igor Cavalera, el guitarrista Grovesnor, el teclista Sam Knowles y diversos vocalistas, como la británica SLO, que se pone al frente de un sofisticado tropical house de guitarras eléctricas (“Ordinary Madness”) y “Music Is The Answer”, una magnífica adaptación del rompepistas homónimo de Celeda y Daniel Tenaglia, con la que Goddard reivindica la música como nexo de unión de todos nosotros, en un contexto sociopolítico tan complejo cono el actual, y pone colofón al resto de canciones del álbum.

Temas como “Home” (un sample del clásico funk “We’re On Our Way Home”, de Brainstorm, de sintetizadores analógicos y cajas de ritmos al estilo tecno de Detroit, con la voz del cantante norteamericano Daniel Wilson al frente; “Human Heart”, una canción coescrita e interpretada por la artista italiana Valentina Pappalardo; “Electric Lines”, un reflexivo tema electropop, junto a su compañero de banda, Alexis Taylor, y cinco canciones que afronta él solo, como “Lose Your Love”, un sample de “I Don’t Wanna Lose Your Love”, de The Emotions; “Lasers” y “Children”, los dos únicos instrumentales del álbum, y un par de temas a los que pone voz (“Nothing Moves” y “Truth Is Light”, un dulce UKG que dedica a su mujer).

Dos canciones que, extrañamente, hacen perder un ápice de ritmo y consistencia a un disco que revitaliza la vieja escuela del house, el tecno y el soul. Un trabajo discográfico, rítmica, melódica y vocalmente atrayente, que nos muestra a un artista con una magnífica habilidad para concebir melodías pop de alta costura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.