Julio Valdeón: Sabina, sol y sombra

Atizar a Joaquín Sabina, como a Ramoncín o a algunos otros artistas que han formado parte, para bien o para mal, de la historia del rock en este país, se ha convertido en un deporte de moda. No tengo claro si es la persona, el personaje o su obra lo que provoca esos rechazos encendidos. Quizás sea una cuestión generacional. Si has dado tu primer beso en un coche con “Quién me ha robado el mes de abril”, “Princesa” o “Calle melancolía” de fondo, difícilmente vas a perder el contacto con esas canciones. En el peor de los casos, las recordarás con cariño toda tu vida; en el mejor, quizás te conviertas en un fan irreductible de su autor. Sea como sea, creo que hacía falta una biografía clara y detallada que indagara en la trayectoria vital y artística de Joaquín Sabina, con sus luces y sus sombras tal como explica el título. Con criterio, sin dejarse llevar por el histerismo fan. Creo que Julio Valdeón lo ha conseguido con este libro, Sabina Sol y Sombra, de cuyo lanzamiento de la mano de la editorial de la web Efe Eme ya te informamos la pasada primavera.

Portada del libro Sabina Sol y Sombra

Ahora ya ha llegado el otoño. Tras el verano muchas veces toca hacer balance. Y el balance de este libro es sumamente positivo. Es extenso, detallado, no se deja apenas nada en el tintero. Desde sus días de estudiante en Granada hasta su etapa post-marichalazo, pasando por supuesto por todos y cada uno de los discos que ha publicado, todo lo que necesitas saber de Joaquín Sabina está aquí. Su vida en Londres, sus amoríos, su relación con Krahe y La Mandrágora… Sus filias y fobias, los discos que más aprecia de su trayectoria, y también aquellos de los que reniega categóricamente. Multitud de anécdotas y chismes, pero también un análisis pormenorizado y profesional de sus álbumes y de las circunstancias en que fueron concebidos, grabados y editados. Sus casi 500 páginas nos llevan a ser testigos de que no siempre es fácil ser un artista, y mucho menos un artista de éxito. Nos hablan de las expectativas, del triunfo y del fracaso, también de ser fiel a uno mismo, de la inspiración y el trabajo. Nos cuentan que el arte no es una ciencia exacta.

Otro punto a favor del libro es que, pese a tratarse básicamente de una historia coral relatada a partir de declaraciones de protagonistas cercanos a Joaquín Sabina (él mismo aparece solo al final, en forma de entrevista actual), Valdeón es capaz de construir un relato fluido. Además, algo bastante complicado en estos casos, en orden cronológico. Se agradece, porque muchas veces uno se pierde entre tal maraña de declaraciones, referencias internas y saltos en el tiempo. Aquí no sucede esto, ya que en todo momento tenemos claro en qué época de la vida de Sabina nos encontramos y qué obras estamos destripando. Las declaraciones están siempre al servicio de la narración. El libro alcanza, por supuesto, hasta la génesis de su reciente Lo Niego Todo (Sony, 2017), un disco del que ya te hablamos en Muzikalia, y los detalles de su, para algunos controvertida, colaboración con Leiva.

Gracias a Sabina Sol y Sombra asistimos no solo a sus peripecias vitales, sino también a los pucheros del compositor, al laboratorio del alquimista. Vemos la magia casi en directo, pero también se nos muestran los fallos, las inseguridades, los desechos de la imaginación. Creo que lo menos importante es que uno sea seguidor o no de Sabina, puesto que se trata de un personaje que, lo ames o lo odies, ha vivido una vida en la que cualquiera encontrará momentos interesantes e incluso alguna enseñanza. Pero aunque sea por simple impulso cotilla, por morbo o curiosidad malsana, creo que vale la pena leer esta biografía.

En mi opinión, se trata de un libro que humaniza a su protagonista, lo desmitifica; si eso es bueno, malo o irrelevante, lo dejo a la del lector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.