Junk Son – Beginning, Ending, Pretending ([PIAS])

Junk Son es el pseudónimo de John Dunk y su banda de cuatro miembros con el que el británico formado en la prestigiosa escuela de Goldsmiths (cantera de James Blake y bandas como Blur) crea sonidos y atmósferas, al mismo tiempo que narra la muerte y agonía de una relación amorosa en este Beginning, Ending, Pretending. Su primer LP tiene todo lo que prometían sus primeros adelantos y más. Ve dándole al play para entender mejor este fenómeno…

Pocas cosas hay tan bellas en esta vida como la música electrónica de alta sensibilidad, pero si además alguien como Junk Son consigue ejecutarla a la perfección y editarla en un CD de once canciones, el resultado es más que notable. Se presentan las dos voces principales de forma simultánea en “Crawl” antes de que la voz femenina de Amy Spencer tome las riendas en “Over”, una gema que proyecta sombras de trip hop mientras que el siguiente tema, “What I Want”, saca los agudos de la cantante para seguir narrando la versión de los hechos de la mujer de una relación que irá dando tumbos según nos vamos adentrando en el LP.

La instrumental “Pace By Pace” saca a relucir la formación clásica de John Dunk con un suave despliegue de instrumentos de viento que crean una atmósfera lujosa y relajante para demostrar que esta banda es mucho más orgánica de lo que puede parecer en la primera escucha. Pero como queriendo evitar quedarse en un disco de ambient y chill-out, Junk Son se saca otra joya pulida en “Fool”, primer tema en el que escuchamos la voz de Dunk en un sensual electro-pop que sería merecedor de entrar en cualquier proyecto paralelo que saliera de una banda como Depeche Mode.

La palma de la mano tapa las cuerdas de la guitarra de “True” para que escuchemos mejor la voz de la cantante en un relato sobre la caída en picado de una relación que cada vez cosecha más dudas. En “Games” continúa narrando amaneceres inconclusos antes de bajar a la ultra sensibilidad de “Forget”, un tema que recuerda a aquellas suspensiones espacio-temporales que creaba Portishead a base de ecos en una percusión grave y unos teclados que generaban esa atmósfera bella pero sombría.

Los vientos vuelven a soplar para unir orillas con los sintetizadores de “Picture”, una de las canciones más poderosas de este álbum debut de Junk Son, antes de cerrar con la canción que le danombre al disco y que deja suspendida a la protagonista de esta historia en una relación finalizada en la que la pareja finge que todavía queda algo, “estoy atrapada entre dos mundos”.

Beginning, Ending, Pretending es un pop bien vestido de electrónica. Sexo con amor que narra la muerte y agonía de una relación que no termina de desvanecerse, de la misma manera que el primer LP del quinteto Junk Son se instala bajo la piel del oyente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.