KORT (Kurt Wagner & Cortney Tidwell) – Invariable heartache (Nuevos Medios)

KORT es el nombre que han elegido Kurt Wagner (Lambchop) y Cortney Tidwell para rescatar una docena de viejas (sesenta  y primeros setenta) canciones country del sello Chart Records, fundado por el abuelo de Cortney. Antiguos retazos del sonido Nashville casi completamente olvidados que fueron editados por entonces por el sello familiar (del abuelo pasó al padre de Cortney, y allí grabó Connie Easton, su madre). Una encomiable labor arqueológica, pero con resultados artísticos dudosos.

Nada que objetar a la banda de acompañamiento, ni al sonido ni a la atmósfera realmente Nashville, ni a la belleza de las canciones elegidas, salvo quizás eso: son simplemente bonitas. Suaves, aterciopeladas, planas. La voz de Cortney Tidwell no está todavía curtida para este tipo de cancionero, quedando muchos escalones por debajo de divas del género como Lucinda Williams o incluso Eilen Jewell, por no ir más allá. Canciones como “A special day” o “Yours forever” son agradables de escuchar, pero cuando terminan sólo se me ocurre esa palabra para definirlas: bonitas.

Las interpretaciones a dos voces funcionan bastante bien, aunque da la sensación de que se sostienen sobre todo por el líder de Lambchop (claramente es así en “Incredible lonely”, el tema que abre el disco), y por mucho que en algunas entrevistas salgan a relucir los nombres de parejas famosas como Johnny Cash / June Carter, Gram Parsons / Emmylou Harris o incluso Robert Plant / Alison Krauss, en mi opinión Kurt y Cortney ocuparían, en este imaginario ránking, un lugar más cercano al de Kenny Rogers y Dolly Parton, situando a Cortney Tidwell como intérprete de country a un nivel no muy superior al de la más almibarada Olivia Newton-John. La nota discordante, en el sentido positivo, es “She came around last night”, donde banda e intérpretes se dejan llevar algo más por el espíritu country y menos por el insulso country folk que domina la mayor parte del disco.

En fin, que aunque sea difícil habrá que intentar acudir a las canciones originales para ver si tienen ese “algo” que se echa en falta en este trabajo. Un trabajo cuyo fin último, como suele pasar en demasiadas ocasiones, parece ser el propio proceso de búsqueda, selección y grabación, deteniéndose y dándose por satisfechos sus promotores en el mismo momento del prensado del disco. Sin quitar importancia a la labor de divulgación, por supuesto, pero que aquí parece quedar en un discreto segundo plano teniendo en cuenta que estamos ante dos artistas que no pertenecen estrictamente al universo del country y que arrastran demasiado las canciones a sus respectivos terrenos. De todos modos no descarto que algunos queden atrapados y obnubilados por la belleza del disco y realmente lo gocen. No sería tan extraño, dado que el disco es realmente…bonito.

ESCUCHA en Spotify: Kurt Wagner & Cortney Tidwell Present KORT – Invariable Heartache

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.