L.A. Salami – The City Of Bootmakers (Sunday Best/[PIAS])

Prepárense porque Lookman Adekunle Salami -aka L.A. Salami– presenta este año candidatura definitiva para petarlo, gracias a un disco jugosísimo con el que pretende arrasar y cazar seguidores de cien en cien. El londinense va a estar cerca de conseguir el objetivo con la continuación de “Dancing With Bad Grammar” (2016), después de concretar un álbum tan atractivo, variado y, en definitiva, inspirado como sin duda es el presente “The City Of Bootmakers” (2018).

Una introducción, doce canciones como doce soles, y una bonus track -que no sólo mantiene el nivel sino que ha sido elegida como sencillo-, sirven como incontestables referencias del músico a la hora de ofertar su particular versión (o versiones) del pop. Con un descaro poco habitual, el autor se pasea por el indie noventero o la new wave, trabaja el aspecto clásico de los 60, y también deja un agradable regusto a la Costa Oeste. La referencia se abre con el trío formado por una “Sunrise (Intro)” que recuerda a Talking Heads, un éxito instantáneo y brillante como “Generation L(ost)”, y una “Who’s Cursing Us Now” que bien podría haber sido firmada por Alabama Shakes. Por su parte “Terrorism! (The Isis Crisis)” o “I’ll Tell You Why” se acercan más a las enseñanzas de Hefner, mientras que “Brick Lane” apunta a Bob Dylan y “England Is Unwell” es puro Burt Bacharach o Neil Hannon. También destaca el medio tiempo “I Need Answers”, la juguetona “Jean Is Gone”, “The Talisman On The Age Of Glass”, o los seis minutos de “What Is This?”. Por el camino quedan además recordatorios a otros artistas diversos como Conor Oberst (de Bright Eyes), Pavement, Finley Quaye o The Band.

El británico parece no dar puntada sin hilo en una referencia coloreada en su justa medida, ante la que resulta complicado resistirse y no claudicar. La ristra de influencias (bien entendidas y transformadas en adictivos temas propios) resulta interminable, y supone un atractivo añadido al propio brillo desprendido por un álbum que, en sí mismo, ya viene cargado de virtudes embaucadoras. Un trabajo que, por calidad y cantidad, muestra a un artista inmerso en un gran momento creativo, aprovechándolo éste para dar un importantísimo paso al frente.

Escucha L.A. Salami – The City Of Bootmakers

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.