Los Ilegales – Sala Penélope (Madrid)

Entrábamos en la sala con una sensación rara en el estómago y no era a consecuencia del alcohol ni mucho menos. Estábamos ante el último concierto de la historia de Ilegales en Madrid y eso son palabras mayores.

Después de un año en el que no han parado de tocar con su gira de despedida, Adiós Amiguitos y con el reconocimiento absoluto por parte de crítica y público, los Ilegales se presentaban el pasado 11 de diciembre por última vez en la capital con una sala Penélope hasta los topes y con muchas ganas de despedirles como se merecen. Como novedad, la banda recuperaba en directo el formato de quinteto, tras varios años funcionando como trío.

Vivimos un concierto para no olvidar que comenzó con “Yo soy quien espía los juegos de los niños” y continuó con una sucesión de clásicos de los últimos 30 años en los que todas las etapas de la banda asturiana se vieron representados: “Hacer mucho ruido”, “Odio los pasodobles”, “Hola mamoncete”, una atropellada “Regreso al Sexo Químicamente puro”… una sucesión de canciones de prácticamente toda su discografía donde ningún fan que se precie debimos echar nada de menos.

Desde la mítica “Agotados de esperar el fin” a “Baila idiota”, de “Heil Hitler” a “Ángel Exterminador” de clásicos como “El Paracaídas” o “Soy un macarra” a las menos habituales “La chica del club de golf”, “Algo prepara una emboscada” o “Cara al peligro”, definida por Jorge Martínez como una de sus canciones favoritas.

La noche terminó y nos fuimos con la pena de saber que asistíamos a su despedida, pero contentos de haber presenciado un concierto trepidante y directo a la yugular, tal y como son ellos: únicos, eternos y canallas. Por los siglos de los siglos. ¡Hasta siempre amiguitos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.