Mad Season – Above (Reedición) (Columbia Records)

La droga fue elemento común en la escena de Seattle, musa y perdición al mismo tiempo.

Un buen ejemplo de ello lo encontramos en Mad Season, formados en 1994 por Mike McCready (Pearl Jam) y John Baker Saunders (The Walkabouts) que hicieron migas en un centro de rehabilitación en Minneapolis. A ellos se les unieron el batería de los Screaming Trees, Barrett Martín y el vocalista de Alice In Chains, Layne Staley.

Dejaron un álbum Above (1995) y un puñado de conciertos, entre ellos el mítico Live at the Moore, pero sus compromisos con sus bandas madre y los problemas con las drogas de algunos de sus miembros impidieron que el proyecto tuviera una continuación. Eventualmente, esas adicciones acabarían con las vidas de Baker Saunders (1999) y Layne Staley (2002).

Ahora nos llega una reedición que incluye el debut original más cuatro canciones interpretadas por otro de los mitos malditos del grunge Mark Lanegan, una remasterización del Live at the Moore ( Audio y DVD) y algunas de las demás actuaciones en formato de audio.

Lo primero que hay que señalar es que Above sigue siendo hoy en día un fiel y sincero documento de lo que fueron las virtudes y defectos de la escena musical de Seattle. Aquí lo tenemos todo : ambientación oscura y letras depresivas que hablan de drogas y muerte pero también algunos temas de factura excelente y la personalísima voz de uno de los vocalistas más injustamente infravalorados de los 90, Layne Staley.

El trabajo adolece de cierta falta de dirección, pues los temas más experimentales, de blues-rock y jazz e incluso con influencias del ambient (como en “All Alone”) no acaban de encajar junto a los que se acercan más al típico sonido que podríamos esperar de componentes de Pearl Jam, Alice In Chains y Screaming Trees.

Sin embargo, es imposible no sentirse atraído por cortes tan notables como la enérgica “I´m Above”, el dueto de Staley y Lanegan en “Long Gone Day” o la balada “River of Deceit” que todavía hoy pone los pelos de punta con esa frase inicial que podría figurar en la lápida de todos y cada uno de los caídos por la maldita heroína, que no fueron pocos en aquella Seattle de los 90. “My pain is self chosen/at least I believe it to be”.

Como decíamos, en la reedición tenemos cuatro temas más, inicialmente pensados para un segundo disco, cuya letra y voz hay que atribuir a Mark Lanegan. “Interlude” es una instrumental que funciona como si fuera una cortinilla que separa las canciones del álbum original de las nuevas. “Locomotive”, “Black Book of Fear” y esa “Slip Away” que parece robada del repertorio de Pearl Jam, gracias a su magnífico solo a cargo de Mike McCready, indican que la química del grupo se mantiene intacta.

Los conciertos que tenemos muestran a unos Mad Season perfectamente conjuntados y a un ya frágil Layne Staley cuya poderosa voz todavía no se había debilitado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.