Night Beats – Who sold my generation (PIAS/ Heavently Recordings)

Disco a disco, Night Beats se han convertido en todo un referente como revitalizadores del garage y la psicodelia sesentera. Su nuevo disco, tercero ya, Who sold my generation (16), lejos de ofrecer grandes novedades, lo que hace es consolidar su saber hacer estiloso, si bien logra escorarse un palmo más hacia la inquietud sonora experimental (ahí está “Last train to Jordan”, por ejemplo).

Por sus surcos corre la sangre de The 13th Floor Elevators, The Electric Prunes o The Seeds, incluso de bandas mucho más cercanas en el tiempo como BRMC (“No cops” suena completamente al combo de San Francisco). A su favor cabe decir que más allá de un ejercicio revivalista lacio y aséptico, el tratamiento huraño de su sonido nos consigue retrotraer con honestidad al peligro incisivo de una época.

Superando la manida discusión -sin conclusión determinante clara- sobre si el fin de la música debe ser el de innovar siempre o bien el de crear obras de calidad con independencia de recrear o no el sonido de una época, Night Beats convencen con el reverb de sus guitarras echando humo a través de temas como “Sangri lah”, la vacilada medio en castellano a las formas de Jonathan Richman de “Porque mañana” o el toque soul de “Bad love”, que suena como si The Black Keys se hubieran tomado un ácido antes de componer.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.