Octubre + Los Desconocidos (Summer In The City) – Sala Ramdall (Madrid)

Regresábamos al penúltimo de los conciertos ofrecidos por Rock Indiana y Lucinda Records dentro del Summer in the City Festival. Por una parte teníamos el Pop con regusto “nuevaolero” de Desconocidos, y por otra la presentación del tercer larga duración de los murcianos Octubre.

Desconocidos es una banda de Madrid, compuesta por veteranos amantes del Pop de corte clásico. Eso se nota en las composiciones propias y en las versiones que hacen en directo. La verdad es que no se les puede negar oficio y sapiencia a la hora de manejar los instrumentos y las armonías vocales.  Aunque su concierto fue corto, brillaron temas de cosecha propia como “El Arroyo de la media legua”, “Vuelvo a estar mejor” o la versión de Los Pistones, “Nadie”. Habrá que seguirles la pista a estos madrileños, aprovechando además que acaban de publicar su primer trabajo en Rock Indiana, titulado “No hables con…”

Su concierto fue el preludio perfecto para ver a la banda que venía a continuación. Unos auténticos supervivientes de toda una hornada de (entonces) nuevos grupos pop que por aquellos mediados de los noventa afloraban por la zona de Murcia; Art School, Ross, Yellow Melodies, por solo citar unos cuantos.

Tan solo tres discos grandes en su haber en todos estos años, siempre nos han hecho querer más de Octubre. Por eso había expectación entre la “parroquia” congregada en la sala Ramdall. No sería mucho más tarde de las 10 cuando salió la banda el escenario, y…la primera sorpresa de la noche; Las filas de Octubre se han visto engrosadas para sus directos con Jose Maria Ross. Si, el líder y compositor de los anteriormente mencionados Ross. Aquella banda de Powerpop que en los noventa logro rozar el cielo, llegando a actuar en casi todos los festivales españoles y en el prestigioso festival de powerpop de Los Angeles (U.S.A) International Pop Overtrow. Pero que se separaron quien sabe si engullidos o agobiados por ese éxito quizás algo inesperado, aunque eso son elucubraciones mías, conste. No sería esta la única novedad agradable dentro del concierto, además el grupo cuenta ahora con una sección de vientos para algunos temas, muy hábilmente seleccionados.

Antes de que quisiéramos darnos cuenta, la banda estaba a pleno rendimiento con ese “cover” de Los Ángeles, “No sé qué hacer”, con la cual quedo patente el porqué de esa sección de vientos. Para continuar con un par de temas clásicos de extraídos de su primer y segundo L.P respectivamente; “Fácil dices que es fácil”, con la cual se vislumbraba que íbamos a ser testigos de algo muy importante, y “Ludivine”, una canción capaz de poner los pelos de punta al más insensible.

“Expreso de medianoche”  fue la primera de la noche de su nuevo disco “Todo se lo lleva el viento”, con la que volvieron a hacer gala de la versatilidad que se gastan, y en la que la voz de Jose Esteban y los coros del resto sonaban tan perfectos, que otras bandas hubieran matado por esgrimir algo así en directo.

Y es que Octubre tocan todos los palos llevándolos a su terreno, sin parecer una mezcla de todo sin sabor a nada, como he visto en tantos otros casos. Son capaces de homenajear a sus queridos Teenage Fanclub con ese Powerpop delicioso que da título a su último álbum, para inmediatamente después hacernos pensar que estábamos en la época dorada del “Soul Sixtie ibérico” con “La vida es sueño”. Con “Something in the Air” de Thunderclap Newman´s Band, volvieron a demostrar el buen gusto a la hora de escoger las versiones, y con “Nada es imposible”, y “Todo es mentira”, algunos (yo incluido) se sintieron transportados de repente a los tiempos del “Swinging London”.

Como no era cuestión de parar y el tiempo apremiaba; llego el momento adecuado para atacar otro de sus hits, “Déjame en paz”. Canción esta que en su día les valió la “enemistad” en ciertos círculos mods , quien sabe si porque alguien se vio reflejado en la letra de la canción. Os aconsejo encarecidamente que escuchéis el tema y veáis el videoclip.

A pesar de que la hora se echaba encima y de las exigencias de la sala (muy duros en cuanto a tiempo de escenario se refiere) la banda murciana todavía nos pudo presentar cuatro temas del nuevo disco; “En mi mente”,  “Despertar contigo”,  “Desaparecer” y “Nada que perder”, canción en la que  se narra la historia de unos buenos amigos amantes de la música.

Porque al fin y al cabo eso es lo que hacen Octubre, narrar historias. Una necesidad vital inherente al ser humano, comunicarse y ser entendido. Y ellos no encontraron otro vehículo mejor que su increíble orfebrería pop para transmitirnos sus ideas. Es la hora de un grupo independiente de verdad, la hora de una banda sincera, es la hora de Octubre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.