Orlando

Un disco es un trozo del que lo hace

Songs Before Sunrise es el nuevo trabajo de Orlando, una formación madrileña surgida de las cenizas de Usura. Intercambiamos impresiones con ellos sobre esta nueva entrega y sus futuros proyectos

Os encontramos ahora en Astro, lo que sin duda va a ayudar a que este trabajo, Songs Before Sunrise, logre una mayor distribución que publicaciones vuestras anteriores, como Grand Silence que me da la impresión que apenas se promocionó, lamentablemente. ¿Cómo está percibiendo la gente el nuevo álbum?

Estamos recibiendo muy buenas críticas. La opinión generalizada es que hemos sabido encontrar el estilo propio que más nos favorece ya que hemos conseguido pulir nuestro lado más agreste, resaltando las melodías con arreglos que las destacan. También dicen que es un trabajo más maduro.

Es sorprendente cómo se inicia, con ese piano jazzy tan calmado, transmitiendo ya desde las primeras notas, y con mucha elegancia, toda la tranquilidad y la paz vigentes hasta el final. ¿Puede ser el reflejo de un momento especialmente apaciguado en la carrera del grupo?

Es curioso porque la época durante la concepción y producción del disco no ha sido especialmente tranquila en nuestras vidas, en todo caso puede ser que estemos pasando por una fase de más seguridad en nosotros mismos, en saber lo que queremos a nivel personal. Creo que esta vez hemos dotado a nuestra música de esa calma intencionadamente, como contrapunto al ajetreo de nuestra vida, al fin y al cabo la música es un mundo que inventamos y en esta ocasión lo hemos convertido en un espacio sosegado y de recogimiento.

La voz de Ana, tan cautivadora desde tiempos de Usura, y sumamente sólida, se convierte más que nunca en la gran protagonista. La melodía y los arreglos se adaptan totalmente a lo que es su timbre y su papel. ¿Habéis trabajado con especial empeño en esta forma de enfocar las texturas?

Mi voz ha ido cobrando protagonismo a medida que hemos depurado nuestro estilo, que aunque seguimos dando un papel muy importante a los arreglos, ya no son tan densos como antes. Quizá en anteriores discos mi voz “luchaba” un poco por salir entre las guitarras, ahora son canciones más íntimas y cercanas e intento expresar esa sensación de estar cerca del que me escucha, que la voz esté lo más viva posible.

Otra característica que resaltaría de este trabajo es la compactación, todo en su sitio, no sobra nada, incluso la duración de las canciones parece calculada de forma que nunca sea excesiva, ¿son más elementos que apoyan un encuentro con el equilibrio?

Es una apreciación muy acertada. En esta ocasión nuestro ejercicio de “menos es más” ha dado esa homogeneidad de la que hablas. Jesús Martínez, el productor del disco, nos ha ayudado a separar la paja del grano, evitando lo gratuito, sometiendo las canciones a una lógica de la necesidad. Quizá ese balance tan perfecto, donde nada sobra ni falta, da a las canciones un aire como contenido, ahogado, es esa contención la cualidad principal de nuestro disco.

¿Habéis tenido en este disco, a priori, una inquietud por abrir vuestra música a otras tendencias musicales, canción evocadora y pausada, jazz, country, folk americano?

Un disco es un trozo del que lo hace, de su vida, en él se reflejan tus inquietudes, lo que te interesa artísticamente, lo que admiras…, no hay premeditación, es lo que respiras. Cuando compones te llega éso con lo que te encuentras bien en ese momento, éso que estás buscando y con lo que te peleas para darle vida. La premeditación se da en la fase de producción del disco, es ahí donde se diseccionan las canciones y donde se moldean con alevosía, para contar las cosas como quieres contarlas.

Los tres cortes adicionales del cd en formato no-bolsillo son versiones de grandes canciones de Tim Hardin, Gene Clark y Spirit, ¿se puede decir que son músicos que os han influido particularmente en los últimos tiempos o se trata de canciones que llevan acompañandoos toda la vida?

Siempre nos han gustado. Hemos elegido estas canciones porque desde el punto de vista emocional se podían ubicar perfectamente con el resto de nuestras canciones del disco. Además son tan buenas que piano y voz bastaban y yo me sentía muy cómoda a la hora de interpretarlas, como mías (más quisiera yo!). Nunca hacemos versiones si no les podemos imprimir nuestro estilo, no tendría interés ninguno.

De “Nature’s Way” conocía la emotiva versión que grabaron This Mortal Coil. ¿Os sedujeron en igual medida las palabras y la melodía en esta canción?

Esta canción se convirtió en un himno en los años sesenta que expresaba los lazos tan fuertes que unen al hombre con la naturaleza. Yo sin embargo la he interpretado como si una canción de amor se tratase, de amor y de odio.

¿Dónde ha sido tomada esa foto, vibrante y espectacular, tan llena de vida de la portada?

Es una foto antigua que conservábamos y que estaba esperando una buena ocasión para ser mostrada. Creo que tiene el alma del disco.

Se ve un álbum muy maduro. Felicidades. ¿Podemos esperar veros en los escenarios de algún festival este año?

Muchas gracias. Es pronto todavía y estamos esperando confirmación de los festivales, espero que podamos tocar mucho, mucho………….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.