Ornamento y Delito

Hoy por hoy un disco no sirve para generar beneficios directos, sino como trampolín de cara a los directos


 
Ornamento y Delito amplían campo de acción y depuran sonido en El Espíritu Objetivo (Limbo Starr, 14), mientras que las influencias de los 80 y la rabia característica de los madrileños continúan igualmente vigentes.
 
El tercer disco oficial del cuarteto demuestra una evolución creativa que tiene como resultado su obra más compensada y convincente hasta la fecha, donde una lírica agresiva luce en primer plano junto a la férrea instrumentación.
 
A lo largo de la siguiente entrevista charlamos con la banda al completo acerca del presente lanzamiento y otras interesantes cuestiones.
 
 
“El Espíritu Objetivo” mantiene la rabia, pero depura sensiblemente el sonido con respecto a anteriores entregas… ¿Por qué tomasteis la decisión de limpiar el sonido y ceder más protagonismo a los detalles? ¿Cómo conseguisteis ese efecto?
 
Gari: Lo del sonido más controlado y limpio, más producido e incluso ochentero, es algo que teníamos más o menos claro desde que grabamos las maquetas previas al disco, porque era un tipo de sonoridad que le pegaba mucho a estas canciones. Pero, desde luego, el trabajo del productor, Iñaki Llarena, ha sido fundamental en el resultado final.
 
David: Aparte de la producción de Iñaki, creo que el retorno a la banda de Ricardo, nuestro primer bajista, ha sido un factor clave para el sonido final del disco.
 
Rober: Nuestro primer disco para Limbo Starr, “Rompecabezas de moda y perfección moral”, ya supuso una primera aproximación a la idea de depuración del sonido respecto a nuestros primeros trabajos auto-producidos, y ello debido, en gran parte, al genial trabajo en la producción de Abél Hernández (El Hijo). Es ahora, después de varios discos a nuestras espaldas, cuando el grupo ha participado más activamente en la producción, partiendo de una idea bastante nítida y clara de cómo quería que sonase el álbum antes de grabarlo.
 
En mi opinión la decisión aporta más recorrido y variedad estilística al conjunto ¿Es éste el disco más plural y con mayor riqueza de Ornamento y Delito?
 
Gari: No lo sé, tal vez sí, aunque a nivel compositivo “Adorno” tocaba muchos palos, sin embargo, desde el punto de vista de la producción es posible que este sea más heterogéneo.
 
Rober: Totalmente de acuerdo. “El espíritu objetivo” es un disco mucho más rico y cultivado,  aunque explora un terreno sonoro más concreto y específico que “Adorno”.
 
De hecho creo que una de las mejores noticias del disco es precisamente que, manteniéndose la personalidad de la banda, se percibe al mismo tiempo una evolución artística… ¿Teníais claro que con este tercer álbum “oficial” era el momento de evitar la linealidad a toda costa? ¿Buscabais incluir ese elemento novedoso en el conjunto?
 
Gari: No era algo decidido a priori, pero el paso del tiempo, lógicamente, te obliga probar cosas nuevas. Te acabas aburriendo de hacer lo mismo y necesitas novedades que te estimulen. Lo de las secuencias y las programaciones son algo que teníamos en mente desde hace tiempo y que incluso habíamos probado en algún directo pero no nos acabábamos de decidir; el componer una serie de canciones a partir de los teclados invitaba a profundizar en algo que, de cualquier modo, nos resulta bastante natural en nosotros.
 
Rober: Hemos tratado de cuidar más que nunca los juegos melódicos y rítmicos de las canciones. Por un lado, y aunque en este disco cada uno de nosotros se ha dedicado a explorar a fondo su instrumento, también hemos trabajado como grupo como nunca, dándole muchas vueltas a las canciones y probando a incluir elementos que no habíamos introducido en trabajos anteriores. La presencia de secuenciadores en algunos temas puede representar una evolución, e incluso una manera de aproximarnos a un público no tan familiarizado con nuestros anteriores discos. Del mismo modo, la producción técnica, ha cumplido un papel importantísimo, enriqueciendo y dando coherencia a un repertorio bastante heterogéneo de por sí.
 
De nuevo bajo mi punto de vista, “El Espíritu Objetivo” es el álbum más compensado y convincente firmado hasta la fecha por el grupo ¿Estáis de acuerdo? ¿Diríais que es vuestro mejor disco hasta la fecha?
 
Gari: Me alegra mucho que nos digas esto. Yo particularmente estoy muy contento con el resultado, creo que resume muy bien el espíritu “Ornamento y delito”. De ahí a decir que es el mejor… los quiero mucho a todos.
 
David: Yo creo que es un paso adelante. En lo sonoro y en lo compositivo también. Quizá “Adorno” considero que es un disco más complejo a nivel compositivo, pero no por más complejo va a ser mejor, o dicho de otra manera, creo que “El Espíritu objetivo” concreta más lo que es el grupo en esencia.
 
Rober: Esta vez nos hemos preocupado bastante de cómo queríamos que sonase el disco antes incluso de  entrar a grabarlo. Lo teníamos ya sonando en nuestras cabezas y eso creemos que se nota en el resultado final. De momento parece que es el trabajo con el que la banda se encuentra más identificada.
 
La lírica luce siempre tremendamente agresiva en un primer plano ¿De dónde ha venido inspiración para componer las letras de vuestras canciones? ¿Qué os motiva en la actualidad a la hora de escribir canciones?
 
Gari: Las letras en mi caso nacen de la necesidad, escribo sencillamente las cosas que creo que debo decir en cada momento. Cuando una letra no me inquieta, no me parece sincera, no me parece verdadera, la deshecho.
 

 
Las referencias a los 80 y el post-punk siempre han resultado evidentes en vuestra obra, pero quizá en este disco resulten aún más marcadas, implícita y explícitamente… ¿Qué ha motivado ese efecto?
 
Gari: Como te decía antes, la mayor parte de las canciones las compusimos a partir del sintetizador y eso creo que ha determinado mucho el sonido desde el principio.
 
David: A nivel rítmico quisimos orientarlo más hacia el post-punk más electrónico o bailable, incorporando secuenciadores, bajos con chorus, baterías eighties… Grabando con Iñaki en el estudio le comentamos la idea de orientar el groso del disco hacia esa idea general y él mismo lo potenció en la mezcla. Es evidente que el grupo está influenciado por los grupos de los 80. Cuando eclosionaron los Pet Shop Boys teníamos 13 o 14 años. A esa edad absorbes todo y además se queda a fuego, de por vida.

También hay un bonito y equilibrado contraste (y creo que esa es otra de las virtudes del disco) entre un fondo oscuro y crudo y ese amplio cuidado de los elementos, las formas y el sonido que mencionaba antes… ¿Cómo enfocasteis y manejasteis esa disparidad a la hora de componer y grabar las canciones?

Ricardo: La crudeza forma parte de las canciones, que en directo suenan muy potentes, y como dices oscuras. El detallismo, el hecho de que se aprecien los matices, quizá venga dado más por el tipo de producción, que permite que se abran paso. Es posible que en el fragor de la batalla del concierto algunos se vuelvan a transformar en algo menos matizado y más agresivo.
 
David: Casi siempre que hemos grabado un disco hacemos una demo previa, entiendo que como muchos otros grupos, claro… En esta ocasión la demo fue especialmente cuidada y bien tratada, en el sentido de que intentamos que fuera lo más fiel a lo que queríamos plantearle a Iñaki Llarena como idea del disco. Después, en el estudio se incorporaron más cosas… y bueno, estamos muy contentos con el resultado.
 
Rober: Como bien apunta David, este disco está precedido de una maqueta preparatoria que grabamos a finales de 2012. Este trabajo previo nos ayudó mucho a la hora de trabajar determinadas texturas, ambientes y efectos, y poder así plasmarlo en el momento de grabar y producir. Aquí todo está pensado al milímetro, y fue todo un reto trabajar en la búsqueda de los matices y los detalles más adecuados para las canciones del álbum.
 
Tengo entendido que el disco se publicará en vinilo y formato digital, pero no en CD. Parece que definitivamente la industria está cambiando… ¿Cómo creéis que está mutando el negocio de la música y hacia dónde va?
 
Ornamento y Delito: Bueno, sí que está editado en CD, de hecho viene dentro del LP. Solo hay 300 unidades de esta tirada, así que quien quiera hacerse con él, que no se lo piense, ya lo puede encontrar en la Web de Limbo Starr. Respecto al negocio de la música y su mutación es un debate sobre el que se han vertido muchos ríos de tinta, y la verdad es que todo eso daría para un capítulo aparte. De momento discográfica y grupo estamos muy orgullosos de este nuevo trabajo y queremos que tenga el mayor calado posible, que no pase desapercibido. 
 
Y atendiendo a esa industria y al estado de la actual escena nacional… ¿Qué perspectivas reales tenéis con la publicación de “El Espíritu Objetivo”?
 
Gari: Desde un punto de vista económico y profesional hoy por hoy un disco no sirve para generar beneficios directos, sino como trampolín de cara a los directos. No quiero decir que el disco no tenga un valor intrínseco pero, desde luego, no hace ganar dinero a los grupos, por tanto el éxito o fracaso lo mediremos en términos de capacidad de convocatoria a nuestros conciertos.

¿Cómo o dónde creéis que encaja Ornamento y Delito en la actual escena musical?
 
David: Nos gustaría llegar a gente que no tengan porqué ser consumidores natos de música. Hace poco nos reseñaron en una Web de música latina, compartiendo tal honor con grupos de electro latino y de reguetón y para nosotros fue un momentazo. Pero reconocemos que la cultura está tan compartimentada que resulta difícil traspasar ciertas barreras, que no se ven, pero que están.
 
Rober: Yo creo que una de las principales señas de identidad del grupo han sido unas letras muy observadoras con la realidad que nos rodea. En lo sonoro, Ornamento y Delito suele partir de un sonido guitarrero y lleno de fiereza, combinando melodía y contundencia con las buenas dosis de electrónica ahora incorporadas. ¿Donde encajaríamos en la actual escena musical? Pues es difícil saberlo. Nosotros mismos tenemos serias dificultades para responder a esta cuestión, pero si te sirve de pista, nuestras influencias son, en gran medida, pasadas.
 
Lo decía porque, dado el reciente éxito de público de formaciones más o menos afines como pueden ser León Benavente, El Columpio Asesino, Nudozurdo o Triángulo de Amor Bizarro, quizá haya llegado el momento definitivo de Ornamento y Delito… ¿Os lo habéis planteado en algún momento de esa forma?
 
Gari: Yo siento que, desde el momento que una persona demuestra cariño hacia tu música, desde el momento en el que alguien te dice que tu música le ha conmovido, ya has triunfado. Claro que nos gustaría tocar ante audiencias mucho mayores pero sobre todo lo que queremos es conservar y ampliar nuestro público, aquel que nos necesita y nos lo hace saber, el que se compromete íntimamente con nuestra música.
 
He mencionado algunas bandas afines a vuestro sonido pero, en sentido contrario… ¿Qué dirías que os diferencia de otros grupos? ¿Cuál es, en vuestra opinión, el principal distintivo de Ornamento y Delito?
 
Gari: Ya sabes que esto es lo más difícil, hablar de uno mismo como si hablases de otro. Queremos hacer canciones como las que nos gustan, que aguantan el paso de los años y de las décadas, que no sean un artículo de usar y tirar, sino que uno pueda envejecer junto a ellas, que sean testimonio vivo de uno mismo.
 
Rober: El de un grupo mutante, con continuos cambios de dirección, pero que no sacrifica una identidad propia. Y sobre todo, una banda que intenta conmover con sus canciones.
 
¿Habéis presentado ya las nuevas canciones en directo? ¿Cómo son ahora los conciertos de Ornamento y Delito?
 
Gari: estaremos el jueves 19 de junio en el Moby Dick en Madrid y, a partir de aquí, esperaremos un poco a ver el interés de los promotores y las salas: donde haya público que quiera escucharnos, allí acudiremos. Y, como siempre, nuestros conciertos serán intensos y sinceros, buscamos que el concierto sea en un verdadero acontecimiento, que el público tenga la sensación que le ha pasado algo, que le ha conmovido algo (así es como me gustan a mí los conciertos). Y como novedad: una parte electrónica-bailable que hará saltar chispas.
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.