Quintron & Miss Pussycat

El rock es mi música, puro, simple y físico rock and roll. Con Miss Pussycat hacemos eso pero siendo dos personas y con instrumentos raros


 
Quintron & Miss Pussycat son de otro mundo.
El dúo norteamericano nos visitaban hace algunos meses y ahora preparan nuevas canciones, en la sque vuelven a hacer gala de su peculiar estilo de entender el rock and roll en el sentido más peculiar de la palabra.
 
Hablamos con ellos y esto es lo que nos contaron:
 
 
Si tuviera que definir lo que haces en una palabra, sería “diferente”. Creo que la mejor forma de aproximarse a tu música (o mejor aún, a tus directos) es hacerlo sin ningún prejuicio o idea preconcebida de ningún tipo, simplemente dejarte llevar.
 
Es la mejor manera. Desgraciadamente mucha gente tiene prejuicios en cuanto a géneros, ya sabes, que si es rock, si es música electrónica, indie…y es difícil para nosotros, porque no somos fáciles de etiquetar, así que hay gente que no vendrá a los conciertos porque no puede decir fácilmente lo que hacemos, pero ese es su problema.
 
Pero eso es genial, no saber cómo definirte en tres o cuatro palabras es un desafío, y es fantástico. Creo que hay cierto componente “circense” en tus shows, en cuanto a las marionetas, las luces, la ropa, esas cosas que os hacen diferentes. ¿Te ves a ti mismo como un artista de fuerte contenido visual, o es éste el mejor – y tal vez el único – modo de llevar tu propuesta al directo?
 
No, yo soy músico y no creo que sea más importante el aspecto visual, no soy actor ni nada parecido. No es una representación, ni arte preformativo, es arte, es música. Aunque lógicamente cuando estás de gira hay noches más extremas que otras, pero mi objetivo es tocar y comunicar, no montar el show porque sí. Quiero decir, el show, la parte visual, es importante, creo que hay que darle al público ese extra cuando van a verte, pero nada que ver con un circo.
 
No era un insulto sino todo lo contrario, desde luego como músico eres increíble, impresiona ver cómo tocas varios instrumentos a la vez.
 
No, no lo he tomado así. Miss Pussycat sí que se consideraría más una artista visual. Aunque es muy buena como músico y su contribución es crucial, creo que sin ella no soy nada. Aparte de los títeres es pintora, diseña su propia ropa…
 
Así que quizá es esa mezcla entre los dos lo que os hace tan diferentes.
 
Sí, y es una lucha constante. Yo no me preocupo tanto del aspecto visual, pero ella sí, y la verdad es que es importante.
 
Viéndoos tocar he pensado en gente como The Sonios, The Cramps, B52´s… Sé que girasteis con The Cramps. ¿Te sientes cercano a alguna de éstas bandas, tienes alguna influencia clara?
 
El rock and roll. El rock es mi música, puro, simple y físico rock and roll. Con Miss Pussycat hacemos eso pero siendo dos personas y con instrumentos raros. No nos interesa parecer una banda anticuada ni sonar o parecer retro ni nada por el estilo, simplemente hay algo en el rock and roll más básico que trasciende el estilo, que va más allá de los clichés de pantalones de cuero y lentejuelas, estampados de leopardo, tetas y culos…hay algo religioso. Es simple y estúpido, de estar mal de la cabeza, de ser un inmaduro, que es lo que amamos. Musicalmente ese es nuestro background común.
 
¿Crees que hay también un aspecto peligroso? Pienso en Jerry Lee Lewis o Screamin´Jay Hawkins.
 
¡Tío, Jerry Lee es el jefe!
 

 
Verte tocar es un espectáculo. ¿Tienes formación clásica al respecto, estudiaste algún instrumento, o fue todo siguiendo la filosofía del “Hazlo tú mismo”?
 
Es todo práctica. Quiero decir que no hay mucha diferencia entre un chaval tomando lecciones de piano y otro tocando riffs de guitarra en su habitación, simplemente ves lo que te gusta y practicas.
 
Supongo que practicaste mucho…
 
No mucho, hay otras cosas que te influyen: la vida, las amistades, las relaciones…pero vamos, sigues necesitando práctica y habilidad.
 
¿Qué vino antes, la música o tus inventos?
 
En realidad fue todo al mismo tiempo. Suena a cliché pero empecé en mi garaje construyéndome una batería porque no tenía dinero para comprar una. Era de madera, tapas de cubo de basura y cosas así, fabricando mis instrumentos.
 
Luego vinieron cosas como el Drum Buddy o The Singing House…
 
Oh, ya no se llama así, ahora se llama The Weather Warlock, próximamente habrá novedades, y tendrá su propio tour. (The Singing House es su casa, equipada con sensores de luz, lluvia, viento, etc, que generan sonido, distinto cada día. ¿Sacará su casa de gira? Quién sabe…)
 
Tienes tu propio club en Nueva Orleans. ¿Cómo es allí la escena musical?
 
Mejor cada día, claro que Nueva Orleans es una ciudad musical, hay mucho jazz, brass bands, hip-hop, pero también hay una fuerte escena rock y heavy metal. La música corre por las venas de la ciudad, es lo que le da la vida en todos los sentidos imaginables. Quizá no lleguen a Europa muchas cosas pero hay gran cantidad de grupos.
 
Claro, te pregunto esto porque creo que fuera se tiene una visión muy tópica de Nueva Orleáns. ¿Sóis también allí una rara avis?
 
No, somos normales, o casi. Algo diferentes, vale, pero la gente no se preocupa por clasificarnos, somos una banda que quieren ir a ver, son muy abiertos. Todo el mundo va a los conciertos de los otros. Por ejemplo, fui a ver y toqué con miembros de Eye Hate God y ellos vinieron a vernos. Quizá en otra ciudad ambos grupos nunca se mezclarían en la misma habitación (risas), lo que es una gilipollez.
 
Desde luego, sólo pensaba que si tuviera una tienda de discos, dónde debería poner los de Quintron?
 
¡En la Q! (Aquí la carcajada fue gorda).
 
Se os ha llamado “la banda más rara del mundo”. ¿Estás de acuerdo?
No sé, no es algo que yo deba decir. Yo no lo creo. No tratamos de epatar ni asustar a nadie. Yo tampoco lo creo, desde luego.
 
Aparecisteis en Treme…
 
Sí, mucha gente cree que da una visión falsa de la ciudad, pero fue muy importante y ayudó mucho a la ciudad tras la desolación del Katrina. Dio empleo a mucha gente, técnicos y demás. Fue muy positivo y un honor participar.
 
Miss Pussycat, creo que quiero vivir en uno de tus espectáculos de marionetas. ¿De dónde sacas la inspiración?
 
De muchas cosas, cosas que te pasan. El de hoy, por ejemplo, estaba inspirado en los goblins; así llamamos a la gente que va a visitarte de empalme, de improviso. Es muy divertido, pero te la pueden liar, ¿sabes a lo que me refiero? ¡Desde luego! Me es familiar. (risas)
 
La respuesta a tu show ha sido entusiasta, como en vuestra anterior visita a Madrid. ¿Es siempre así?
 
No, yo siempre me lo paso muy bien haciéndolo pero no sabes si a la gente le va a gustar.
 
Es muy divertido, es brillante. Te hago la misma pregunta que a Quintron, os han llamado “la banda más rara del mundo”. ¿Qué opinas?
¡No, aunque es algo genial que te llamen así! Hay mucha gente por ahí bastante más “raros” que nosotros…
 
Desde luego, no suscribo esa opinión ni esa etiqueta, aunque creo que sóis muy diferentes – para bien – de la mayoría. Al veros hoy he pensado en gente como Cramps, B52´s o grupos de Girl Power, del tipo de Kathleen Hanna. ¿Son influencias para ti?
 
Son grandes grupos, pero no los veo como influencias claras. ¡Lo mío son canciones de amor! (risas).
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.