Rolling Blackouts CF – The French Press (SubPop)

La simpleza de bandas como Arctic Monkeys ha dividido a los amantes de la buena música entre
los que ‘romantizan’ este tipo de propuestas y los que no le encuentran gran mérito a unos chavales que se juntan en un garaje para machacar sus guitarras y pegar cuatro voces. Algo por el estilo proponen Rolling Blackouts C. F. con su segundo EP, titulado The French Press y compuesto por seis canciones de ‘aquí te pillo, aquí te mato’ con las que buscan meter hocico en una industria plagada de bandas de proyección sencilla y poco ambiciosa.

Son las guitarras las que mueven el motor del primer arranque de esas escaleras mecánicas que
vemos en la portada del CD con “French Press”, un tema de escrupuloso indie británico que nos
vuelve a recordar que Australia es una cuna de grupos que poco tienen que envidiar al mercado
inglés. A pesar de que hacen un rock más consciente que en su primer EP, dan un giro radical en su estilo hacia el pop de “Julie’s Place”, retoman su estilo de garaje húmero en “Sick Bug” y “Colours Run”, y finalmente se cuelgan la guitarra acústica para visitar las zonas más agudas del mástil con “Dig Up”.

Como buenos músicos criados en la tierra de los canguros, los Rolling Blackouts permiten que influencias como la que han recibido de The Go-Betweens se cuelen en temas pop como “Julie’s Place” y “Fountain of Good Fortune”, tema con el que cierran un EP en el que llegamos a oír las voces de tres músicos, algo propio de una banda que se juntó más con la pretensión de divertirse que de llenar grandes salas con su sonido.

Este quinteto de Melbourne es un grupo aún infante compuesto por músicos de la clase obrera que
después de girar por Europa probando sus canciones en diferentes territorios volverán a sus trabajos normales pensando en dar algún día el paso de componer un LP y sacar los dientes para morder la medalla que se cuelgan los grupos influyentes, pero de momento son poco más que unos amiguetes que se reúnen para divertirse e intentar que lo que salga de sus amplificadores no suene demasiado mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.