Russian Circles + Cloackroom (Sala Shoko) Madrid 09/03/17

Poco importa que Guidance (16), el último trabajo publicado por Russian Circles el pasado año, sea con diferencia el que menos aporta a su carrera; la pasada noche del jueves en Madrid una nutrida parroquia de fieles –esperanzadoramente joven en gran parte, por cierto- estábamos dispuestos de nuevo a asistir a un recital en vivo de la que es, sin lugar a dudas, una de las mejores formaciones de post-rock -o post-metal, si lo prefieren- que existe a día de hoy sobre las tablas, con el permiso, quizás, de Explosions in the Sky, Mono o Mogwai.

Abrieron la velada los también norteamericanos Cloackroom. El trío mostró solvencia y oficio, pero su propuesta shoegaze de elevado octanaje adoleció de cierta monotonía, previsibilidad y estilo algo derivativo, lo que facilitó en parte cierta dispersión entre el respetable.

Russian Circles hicieron su aparición en escena atesorando las virtudes que les hacen inmensos: solemnidad espartana y contundencia sutil. Estos elementos, unidos a una elogiable carencia de pirotecnia efectista innecesaria, fueron los mimbres sobre los que cuajar un impresionante show.

Abrieron con la bonita “Asa”, seguida de ese refrito de temas que es “Vorel”; poco importa que estas canciones, al igual que otras de Guidance no lucieran tanto. Russian Circles fueron inteligentes y jugaron bazas ganadoras, en especial dos de Memorial (13) ese disco que con el tiempo se ha visto como una cima absoluta en el transitar del trío. Brutal sonó “Deficit” y celestial “1777”. Otros instantes muy álgidos fueron los que nos brindaron la inapelable “Mládek” y un bis preciso y exultante con “Youngblood”.

Curioso fue que obviaran por completo Geneva (09), detalle que poco importa ante la plausible evidencia de estar ante el que será uno de los mejores conciertos del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.